ESTÁS EN:

Aviso: comprar tus zapatos de novia no va a ser tarea fácil. Pero, antes de que te pongas a ello, queremos adelantarte algunos errores que suelen cometer las novias, para que tú no caigas en ellos. ¡Atenta!

 

Ya lo decía Marilyn Monroe: “Dale a una mujer los zapatos adecuados y podrá conquistar el mundo”. En tu caso, si consigues acertar con el par ideal para el día de tu boda, conquistarás (más aún) a tu futuro marido y, por supuesto, a todos y cada uno de tus invitados.

Comprar tus zapatos de novia no es tarea fácil, lo sabemos. Hay infinitas posibilidades y tener que escoger solamente un par es muy complicado. Pero, hay que hacerlo y, además, hay que hacerlo sin equivocarnos.

Estos complementos, aunque muchas veces no se vean por el largo del vestido, estilizan tu silueta, por lo que una buena elección es imprescindible.

Errores a evitar al comprar tus zapatos de novia:

Comprar los zapatos antes que el vestido. Lo primero es lo primero. El vestido siempre es la gran preocupación de toda novia, ¡y es normal! Al fin y al cabo, es el elemento protagonista del look. Así que, si no quieres que nada condicione su elección, no compres los zapatos antes que el vestido. ¡Te ahorrarás muchas comeduras de cabeza!

Caer en los excesos.  Los zapatos y el vestido deben formar una balanza exacta. ¿Esto que quiere decir? Si tu vestido de novia es sencillo, puedes optar por un par de zapatos con algún detalle joya o, incluso, de color. Pero, si el vestido ya es llamativo, no debes añadirle más. Hay que evitar caer en los excesos. Recuerda: menos, (casi siempre) es más.

Comprar tus zapatos de novia

Fuente: Pinterest

Estética antes que comodidad. Este suele ser uno de los errores más comunes y, también, uno de los que más factura pasan. Tus zapatos de novia, además de ser bonitos, deben ser cómodos. Básicamente porque el día de tu boda, aunque se te pasará volando, va a ser un día largo. Y, si quieres disfrutar de él al 100%, es mejor que te preocupes antes por la comodidad que por la estética.

No tener en cuenta el lugar de la celebración. El último error es, sin duda, no tener en cuenta el lugar de la celebración de la boda. Este punto debe condicionar plenamente la elección. Por ejemplo, si vas a celebrar tu boda en unos jardines al aire libre, es mejor que descartes los tacones de aguja. De la misma forma que, si tu boda va a ser en la playa, deberás optar por unos zapatos planos. ¡Hay muchísimas posibilidades!

¡No caigas en estos 4 errores!

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X