ESTÁS EN:

shares

Rocío y Raúl son amigos desde siempre y ahora la vida los ha unido en matrimonio. Se casaron el 22 de junio de 2019 y hoy os contamos su historia de amor.

 

Rocío y Raúl se conocían desde niños. Fueron muy buenos amigos durante toda la vida, mantuvieron el contacto a pesar de que ambos vivieron fuera de Madrid y en el extranjero por largos periodos de tiempo. Siempre hubo algo especial entre ellos, eran el amor platónico el uno del otro hasta que en 2016 comenzaron una bonita historia de amor. Finalmente, en 2018, se prometieron en Sóller, Mallorca.

Fotografía: cedida por Cruz Campa

Hoy os contamos todos los detalles de su gran día.

Rocío y Raúl: los novios

  • El vestido de novia

El vestido de novia era de la tienda Eva Novias, de la marca Cosmobella. Un diseño con sobrecola de tul desmontable y encaje de guipur.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Las joyas

Rocío quiso ir sencilla en cuanto a joyas. La novia destaca el tocado personalizado, hecho a mano por El taller de Bagatela con un diseño que realizó Isabel, la dueña, tras las indicaciones de nuestra protagonista. Rocío quería una peineta de inspiración flamenca con un toque años 20 acorde con su peinado.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

Rocío llevó el adorno a un lado del pelo, con el cabello suelto y con ondas al agua. Por cierto, ¿os habéis fijado cómo mira Rocío a Raúl? A través de sus ojos vemos todo su amor hacia el novio.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Los zapatos

Los zapatos eran de la marca Unique Shoes. Rocío no quiso tener problemas con el calzado el día de su boda por lo que sus zapatos ya iban bastante usados. Los utilizó durante meses en la práctica del baile de novios. Como detalle, el «algo azul» de la novia fue la uña meñique del pie pintada de azul.

  • Maquillaje y peinado

Del maquillaje se encargó Alba Nieto que, además, es amiga íntima de la novia. El peinado corrió a cargo del Centro de Belleza Ungria. Es el peluquero de confianza de la novia de toda la vida y, como curiosidad, la primera persona que le cortó el pelo a Rocío. No podía confiar más en él para este día tan especial.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Las flores

El ramo de novia lo preparó una amiga de la novia con mucho talento, Lara Romero. El ramo vino con ella en avión desde La Coruña.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • El novio

Raúl llevó un traje de Scalpers y sus accesorios eran de Massimo Dutti. La corbata con banderas de España era obligatoria por su profesión. Para él este detalle fue lo más importante de su look.

Rocío y Raúl: la ceremonia y la celebración

La ceremonia se celebró en la finca El Colladito de Miraflores. Rocío nos cuenta que no es una finca para bodas pero que con mucho trabajo consiguieron adaptarla para ese día. «Buscábamos un sitio especial, en la montaña, en medio de la naturaleza y con capacidad para alojar a casi 200 personas». Parte de la familia venía desde Cádiz y necesitaban alojamiento para la noche del sábado. El domingo la fiesta continuaba con una celebración por el día, con una fiesta flamenca . Actuó el grupo flamenco Disonante mientras todas las invitadas iban vestidas de flamenca o con detalles de atrezo flamenco. Después todos disfrutaron de una comida al aire libre.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

Tanto la ceremonia como la celebración se llevaron a cabo en este lugar. El catering corrió a cargo de Artigot.

  • Las invitaciones y el regalo de las invitadas

Las invitaciones eran de una tienda online, Felizia. El regalo que hicieron a los invitados no fue un regalo como tal. Los novios decidieron hacer dos donaciones: una a la Asociación Española Contra el Cáncer y la otra a la Asociación de Huérfanos de la Guardia Civil. Como marcador de mesa, nuestros novios hicieron artesanalmente unas láminas de tronco con una foto suya transferida y el nombre de cada invitado grabado con calor en la madera, a modo de llavero.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • El momento más emotivo

Hubo muchos momentos emotivos. La entrada de la novia con el padrino, los discursos de los amigos y los familiares, la actuación de una comparsa gaditana al finalizar la ceremonia que hizo llorar a todos los invitados, la entrega del ramo a la esposa del padrino de la novia, que murió hace unos años de forma repentina… Una prima de 10 años cantó una canción muy emotiva al inicio del baile delante de todos los invitados como regalo a los novios. El baile de los novios, el pasodoble Suspiros de España fue todo un éxito.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Fotógrafo

La encargada de captar los momentos más mágicos de la boda de Rocío y Raúl fue Cruz Campa.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Wedding planners

No hizo falta wedding planner. Toda la organización la prepararon los novios junto con una amiga de la familia, Miriam Gallego, que se ocupó de coordinar y supervisar todo lo necesario para el día de la celebración. Toda la decoración, el seating plan, la iluminación, la decoración de la ceremonia, las flores… Excepto el banquete, todo lo hicieron nuestros novios con ayuda de amigos y familiares.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Reposteros

No hubo reposteros, los dulces eran los propios del catering y el candy bar lo organizaron ellos mismos.

Rocío y Raúl

Fotografía: cedida por Cruz Campa

  • Luna de miel

Nuestros novios se fueron de viaje de luna de miel a Indonesia e hicieron una ruta por diferentes islas y ciudades.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X