fbpx
Oscuro Claro

Mª Carmen y Bernardo se conocieron cuando menos lo esperaban. Hoy en nuestra boda de la semana, una celebración con tintes portugueses. ¡Impregnaos de amor con esta historia!

 

Mª Carmen Palacios y Bernardo Augusto forman la pareja perfecta. Su amor fue pura magia inesperada. Tras haber vivido diez años en Madrid, Mª Carmen decidió salir a celebrar su última noche por la capital con sus mejores amigas. En tan solo dos semanas se marchaba a su tierra natal, Badajoz, por cuestiones de trabajo. Fue esa misma noche cuando lo conoció, ¿Destino? ¿Casualidad? Aún en la distancia, y siendo Bernardo de Lisboa, lucharon por su amor hasta llegar a este gran día.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Mª Carmen y Bernardo, una boda con tintes portugueses

Como no podía ser de otra forma, la boda se celebró en el pueblo de Mª Carmen, en Almendralejo (Extremadura), concretamente en la Iglesia de la Purificación. Una ceremonia muy bonita, emotiva y sobre todo, verdadera. Se celebró con cuatro sacerdotes, todos de la familia que conocían la historia de los novios de primera mano. El portugués y el español se utilizó de manera indistinta, de manera que todos los invitados se sintieran incluidos y atentos al enlace.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Para acompañar la ceremonia, la música creó un ambiente aún más mágico. Una formación compuesta por un cuarteto de cuerda y una soprano (algunos eran integrantes de la Orquesta de Extremadura), puso el toque melódico a uno de los momentos más especiales del día. No pudo faltar el Ave María de Caccini, que hizo que la novia no contuviera las lágrimas.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

De la decoración floral se encargó Marqués de la Vaca. Los novios prescindieron de wedding planner y toda la organización y planificación fue llevada por ellos y, la verdad, no pudo salir mejor. Por otro lado, Marta Ussia fue la encargada de vestir a los angelitos que acompañaron a la novia en su gran día.

¿Y el vestido y los complementos?

Llegamos a nuestra parte favorita: el vestido de novia, una creación de Fernando Claro que nos ha dejado sin palabras. Original, elegante y sofisticado. Un vestido de corte imperial, con escote en caja, de manga larga y abullonada en los hombros (hombreras). Una creación que se decora con apliques de brillantes y con falda abotonada, dejando la parte inferior abierta, para dejar ver los zapatos de Magrit.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Pero si hay algo que nos gustó de este vestido fue su espalda en U de la que florecía la cola.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño
  • Las joyas

Las joyas que utilizó Mª Carmen eran de diferentes firmas. Por un lado, una pulsera de Suarez y unos sencillos pendientes de Castellanos, adquiridos en Badajoz. Ambas piezas fueron un regalo de sus padres. Y por supuesto, el anillo de pedida que Bernardo trajo desde Londres.

  • El ramo
Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Al igual que la decoración, el ramo lo creó Marqués de la Vaca. Un ramo tipo domo que mezcla verdes, azules y un toque coral.

  • El look beauty

El maquillaje de la novia lo realizó Mati Reynolds y del peinado se encargó Peluquería Claudio con un semirecogido.

  • Las invitaciones 

Las invitaciones siguieron un estilo clásico. Para ellas confiaron en la imprenta Rayego. E hicieron dos versiones, una en portugués y otras en español.

  • La madrina y la madre de la novia

La madre de la novia también cogió un vestido de Fernando Claro, zapatos de Louboutin y tocado de Plume.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

La figura de la madrina es diferente en Portugal que en España. En su boda querían respetar todas las tradiciones, por lo que la madrina no llevó mantilla. Optó por un vestido de un diseñador portugués.

  • Invitada o invitadas más elegantes…

Para la novia, su hermana Elena era la más elegante. Con un vestido de Fernando Claro, zapatos de Custom &Chic y un tocado de Mimoki. También su amiga Bea, con un look de Panambi.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

El momento más emotivo

Durante la ceremonia, los votos matrimoniales fue uno de los momentos más especiales. Los invitados pudieron disfrutarlos en español y en portugués. La entrega del ramo a su hermana, también emocionó mucho a la novia. Y, sin duda, el baile con su padre mientras sonaba la canción de The Scientist, de Coldplay.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

La celebración posterior tuvo lugar en las Bodegas Viña Santa Marina y la comida fue llevada a cabo por Catering Miguel Ángel de Sevilla. Gracias a ellos, los invitados pudieron degustar una gran variedad de platos.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño
Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño
Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Moderno

Para tener recuerdos de todos estos momentos, los novios contrataron a la empresa de fotografía Arte Extremeño. Un día que supieron captar a la perfección.

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Izone Events fue la voz cantante de esta boda. Se encargó de todo el sonido, DJ y del fotomatón. Hizo de una boda, todo un festival. ¡Animación asegurada!

La luna de miel

Mª Carmen y Bernardo
Fotografía: Arte Extremeño

Los novios eligieron Australia para descansar después de toda la organización y el fiestón que fue la boda. Un destino que seguro disfrutarán mucho. ¡Sed felices hoy y siempre, pareja!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas