fbpx
baile nupcial cortada
Búsqueda Menú

BODAS / María del Mar y Leandro, una romántica boda en Sevilla

Tips para encontrar tu vestido de novia perfecto

Novias eternas: parejas famosas que aún no han pasado por el altar

Oscuro Claro

Leandro  y María del Mar se conocieron en 2018, durante su etapa en Madrid, donde estuvieron viviendo durante 10 años. Carlos, el compañero de piso de Leandro, era amigo de María y fue él quién los presentó en una reunión de amigos en el madrileño parque de El Retiro.

Para esta pareja, lo que unió un zumo de melocotón al día siguiente de conocerse ha sido lo más bonito que les ha ocurrido hasta ahora. El 23 de abril de 2022 celebraron su boda.

novios en la iglesia
Fotografía: Javi & Clo

Meses antes, los novios habían enviado invitaciones diseñadas por Leti, de Papiro Studio, a todos los asistentes. En ellas plasmó a pluma una pita almeriense, un patio de Córdoba y la sevillana Torre del Oro. Querían que en cada una de ellas se pudiese palpar un trocito de cada uno, lo que la diseñadora logró al primer intento.

El vestido y los complementos

María del Mar lució un vestido de la diseñadora sevillana Pol Núñez. Un diseño sencillo, de escotes delantero y trasero en uve, ceñido a la cintura con un cinturón del que salía tableada la falda, mangas transparentes y botones joya dorados en frente y puños. Lo acompañaba un velo prendido del recogido del pelo.

preparativos novia
Fotografía: Javi & Clo

Además, para su gran día María del Mar eligió unas sandalias de Jimmy Choo en color blanco roto atadas al tobillo, regalo de su mejor amiga, Rocío. Fueron amor a primera vista, tanto que las tenía antes incluso de elegir el vestido.

zapatos de novia
Fotografía: Javi & Clo

Respecto a las joyas, María lo tuvo claro desde el principio. Quería algo antiguo, una joya que fuese única, y sus pendientes, de Numinsa, fueron un flechazo. Cuando supo que se casaba, tenía claro de dónde serían.

preparativos novia
Fotografía: Javi & Clo
novia vistiéndose
Fotografía: Javi & Clo

También llevó su anillo de pedida, un solitario que Leandro pidió confeccionar a medida en oro blanco con brillantes y una gema de aguamarina engarzada en el centro simulando el color del agua de la cala Des Coll Baix, en Mallorca, donde Leandro tenía claro que le pediría matrimonio desde su primer viaje a Mallorca cuatro años atrás.

amigas de la novia
Fotografía: Javi & Clo

Además, la madre de Leandro le regaló a María una sortija que había sido de su abuela, en oro y con una piedra de aguamarina, para que la pudiese llevar el día de la boda. Fue su “algo azul”.

ramo de novia
Fotografía: Javi & Clo

Respecto al ramo, fue una composición de Rocío, de la floristería sevillana Ramos & Eventos Campo de Fiori. Estaba compuesto por catorce rosas inglesas en color crema y hojas de camelia. En el lazo del tallo llevaba prendido un detalle muy especial, una medalla del Cristo de Medinaceli, una tradición creada por sus amigas Mara y María Angeles para la boda de María, con el propósito de seguir con ella en sus respectivas bodas. Cada una de ellas grabará por detrás de la medalla el día de su celebración y se la pasará a la siguiente. María estrenó la medalla con mucha ilusión en su ramo. Fue su “algo prestado”.

ramo de novia coche clásico
Fotografía: Javi & Clo

Tanto el maquillaje como el peinado de la novia fueron realizados por Julia Hidalgo. María del Mar lució una cola de caballo sencilla y un make up muy natural. Durante sus preparativos, la novia apostó por una favorecedora bata estampada en azul de Diseño2 Lencería.

bata de novia
Fotografía: Javi & Clo

El vestido reposaba en una percha realizada para la ocasión por el taller artesano de Bordados Demihermana.

percha de vestido de novia
Fotografía: Javi & Clo
vestido de novia, preparativos de boda
Fotografía: Javi & Clo

El novio, la madrina y la madre de la novia

Leandro, el novio, lució un chaqué gris marengo de la sastrería cordobesa Ruíz Jiménez, zapatos de Boss y una corbata verde con topitos blancos que le regaló María las semanas de antes de la boda.

novio celebrando
Fotografía: Javi & Clo

Por su parte Carmen, la madre de la novia, llevó un vestido de color azul empolvado confeccionado a medida por Rosa Martín, una modista Sevillana. Lo acompañó con unos pendientes de esmeraldas. Nela, la madre del novio, lució un vestido de crespón de seda azul confeccionado por una modista de Córdoba y mantilla negra.

preparativos novia
Fotografía: Javi & Clo

La ceremonia y la celebración

María del Mar y Leandro se casaron en la Parroquia sevillana de San Jacinto, en el barrio de Triana.

Fotografía: Javi & Clo
novios en la iglesia
Fotografía: Javi & Clo
invitadas de boda en la iglesia
Fotografía: Javi & Clo

La celebración fue en la Hacienda la Soledad, una antiguo caserío barroco de 1542 rodeado de un olivar. La idea inicial era realizar toda la celebración al aire libre, pero la lluvia les impidió disfrutar de los espacios exteriores y fue necesario recurrir al plan B.

coche clásico boda
Fotografía: Javi & Clo

Hasta allí llegaron los novios en el coche clásico que había llevado a la novia a la iglesia, acompañada de su padre.

coche clásico boda
Fotografía: Javi & Clo

El catering lo llevó a cabo Campuzano y, al igual que sucedió con otros detalles, fue un flechazo desde la primera conversación que mantuvieron los novios con Gabriel, el dueño de la empresa. Sin duda, fue un acierto.

El postre fue una petición especial de María, tarta árabe, su postre favorito. Lo realizó la repostera Sole Terry. A ella se sumó el postre favorito de Landro, una Cheese Cake con frutos rojos y galleta crujiente de chocolate del obrador de Campuzano.

novios cantando
Fotografía: Javi & Clo

La fiesta de la Hora Loca fue el colofón perfecto para una boda súper divertida.

fiesta de boda
Fotografía: Javi & Clo
novia con tocado rojo en la fiesta
Fotografía: Javi & Clo

El momento más emotivo

Para Leandro el momento más emotivo fue ver a María entrar en la iglesia. No pudo contener las lágrimas de felicidad cogido de la mano de su madre.

pajes de boda
Fotografía: Javi & Clo

María, por su parte, no podría parar de contar momentos emotivos, pero si tuviese que decantarse por uno, este sería, sin duda cuando llegó a la puerta de la iglesia del brazo de su padre y vio a Leandro al final del pasillo.

novia y padrino en el coche nupcial
Fotografía: Javi & Clo

La entrega del ramo a su mejor amiga fue otro momento muy especial. “Creo que no había llorado tanto no recuerdo desde cuándo”, asegura la novia.

novia abrazando a una invitada
Fotografía: Javi & Clo

Invitada o invitadas más elegantes

Carmen, hermana de la novia, estaba elegantísima con un vestido de Adolfo Domínguez que destacaba en color naranja. Alejandra, amiga de la novia, también estaba espectacular con un vestido rosa de Pertegaz.

preparativos de la novia
Fotografía: Javi & Clo
amigas de la novia
Fotografía: Javi & Clo

Fotógrafo

De captar todos los momentos del gran día se ocupó el fotógrafo Javier Martínez Bueno, de Javi & Clo, (@javi_and_clo), que acompañó a los novios en todo momento durante el gran día. Fue un acierto contar con él tanto por la experiencia de contar con su presencia como por el excepcional resultado de su trabajo. Los novios volverían a elegirlo sin dudarlo una y otra vez.

novios besándose coche clásico
Fotografía: Javi & Clo

Luna de miel

Los novios disfrutaron de diecisiete días en África durante los que visitaron Ciudad del Cabo, realizaron safaris en Zimbabwe (Hwange y Zambezi) y se relajaron en la Isla de Bazaruto (Mozambique).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas