ESTÁS EN:

shares

Cuando el amor habla lo único que se puede hacer es homenajearlo. Y así lo hicieron Cris y Raquel con su ‘sí, quiero’. Una boda de lo más especial cargada de magia, ilusión y por supuesto, mucho amor.

 

Raquel es monitora deportiva e impartía clases en el mismo centro en el que Cris entrenaba. Lo que comenzó como una bonita amistad se convirtió en una historia de amor preciosa que puso su broche de oro el 7 de septiembre de 2019.

Fotografía: Carlos Lance

Así fue la boda de Raquel y Cris

  • La novia

Para su gran día, Raquel se mantuvo fiel a su estilo y lejos de ser una novia tradicional, se enfundó en un original mono de Valerio Luna. Respetando siempre el riguroso blanco, el diseño tenía un profundo escote en forma de ‘V’ sin mangas poniendo en relieve el exquisito tejido en plumeti que se fundía en otro escote en la parte trasera. Unas plumas adornaban los hombros de Raquel y desde esa altura, nacía una preciosa y larga capa que se deslizaba a lo largo de su traje de novia.

Fotografía: Carlos Lance

– Los complementos

Raquel optó por no robar protagonismo a su outfit y apostó por complementos discretos que dejaban al descubierto su encantadora naturalidad.

Fotografía: Carlos Lance

Fotografía: Carlos Lance

– Las flores

Floristería Portillo se encargó de diseñar el ramo de nuestra novia. Se trata de una maravillosa composición floral de aspecto salvaje en la que se combinan los tonos cálidos con un fondo verde creando una armonía perfecta.

Fotografía: Carlos Lance // Floristería Portillo

Fotografía: Carlos Lance // Floristería Portillo

Sin embargo Raquel no fue la única afortunada que llevaría un ramo de flores aquel día: su clan de damas de honor también lo llevarían. A cada una de ellas le esperaba un ramo del mismo estilo que el de la novia pero con flores rojizas, a juego con sus vestidos. Tanto la novia como sus damas de honor sujetaron el ramo con una cinta de color granate: la de Raquel era de terciopelo mientras que las de las encargadas de salvaguardar a la novia eran de satén.

Fotografía: Carlos Lance // Floristería Portillo

Fotografía: Carlos Lance // Floristería Portillo

– Los zapatos de la novia

Para dar vida a sus pasos Raquel eligió unas sandalias plateadas con brillantes de Zara que combinaban a la perfección con su look.

Fotografía: Carlos Lance

Sin embargo, respetando su estilo casual y su comodidad, nuestra novia no olvidó sus Vans rosas para poder disfrutar de su gran día plenamente.

Fotografía: Carlos Lance

Fotografía: Carlos Lance

– Peinado y maquillaje

En cuanto al peinado y al make up, Raquel confió en Estíbaliz Márquez make up. Una coleta media cruzada en el agarre y rizada, dejó al descubierto el rostro de la novia que lució muy natural dando vida a sus ojos con un eyeliner dejando que todo el protagonismo lo recibiera su maravillosa sonrisa.

Fotografía: Carlos Lance

  • El novio

Cris lució un traje negro de Silbon espectacular con una corbata con estampado en color rojo, como el lazo del ramo de Raquel, de la firma Dandity.

Fotografía: Carlos Lance

Fotografía: Carlos Lance

Como complemento, un reloj de Tommy Hilfiger y unos zapatos oscuros de la misma marca que su traje.

Fotografía: Carlos Lance

  • La madrina y la madre de la novia

La madrina vistió un traje de Paqui Díaz rojo a juego con un tocado del mismo color. Por su parte, la madre de la novia lució un modelo de Ana Torres.

Fotografía: Carlos Lance

  • El lugar de la ceremonia

El ‘sí, quiero’ de Cris y Raquel tuvo lugar el 7 de septiembre de 2019 en el Jardín Botánico de Málaga, un lugar espectacular que convirtió la ceremonia de esta pareja en un cuento de hadas: el altar estaba decorado con flores de pampa y flores secas además de hojas verdes que tenían de fondo la inmensidad verde del bosque malagueño. Cris hizo su aparición con la canción de Mirrors de Justin Timberlake interpretada por su amigo, el vocalista Manu Ruiz.

Fotografía: Carlos Lance

Por su parte, Raquel llegó al altar del brazo de su padre y con una versión de la canción Wild Thoughts de Rihanna interpretada por J-Sol y Meron Addis.

Fotografía: Carlos Lance

  • El lugar de la celebración

La posterior celebración tuvo lugar en el mismo sitio en el que Raquel y Cris se juraron amor eterno.

Fotografía: Carlos Lance

En el gran día de Cris y Raquel no faltó detalle. La pareja organizó un juego musical: cada mesa tenía una canción de diferentes Djs de Tomorrowland y la mesa que mejor interpretara su tema, se llevaría una televisión de 55 pulgadas…¡Una pasada! Los ganadores, cuando abrieron emocionados la caja de la televisión, descubrieron que su interior estaba repleto de pelucas, caretas y disfraces. 

Fotografía: Carlos Lance

Y la fiesta no terminó. Los recién casados tenían una última sorpresa para todos sus invitados: un bingo en el que se sortearon un queso y un jamón. Todos los invitados pudieron contemplar el amor de Raquel y Cris y, además se fueron con regalos a casa.

Fotografía: Carlos Lance

  • Las invitaciones

Los invitados de Raquel y Cris recibieron la cita a su boda a través de invitaciones creadas personalmente por la novia con la ayuda de la imprenta Ochando. ¡Una manera muy original de anunciar el gran día!

Fotografía: Carlos Lance

  • El momento más emotivo

Cada momento de una boda es un recuerdo que se recordará por siempre pero, si estos novios tienen que escoger uno de ellos, es la entrada a la celebración del banquete. Un momento en el que ambos se mostraron tal y como son, lejos de los nervios previos al ‘sí, quiero’. Recién casados y con toda su felicidad, Raquel y Cris entraron la banquete con bombas de humo y al son de una canción de David Guetta.

Fotografía: Carlos Lance

  • Los invitados más elegantes

El invitado más elegante de aquel día fue el vocalista Manuel Ruíz Caballero, mientras que la invitada más elegante fue su esposa Araceli Cabrera Estepa.

Fotografía: Carlos Lance

  • Fotógrafo y videógrafo

Carlos Lance fue el fotógrafo cada momento del gran día de Raquel y Cris. Unas imágenes que hablar por sí solas del amor y la complicidad que tiene esta pareja y que reflejan la grandeza que se vivió aquel día de septiembre.

Fotografía: Carlos Lance

Además, la pareja contó con Sebastián Roldán Arenas como videógrafo para filmar cada uno de esos momentos mágicos.

Fotografía: Carlos Lance

  • Grupo musical

Nayru, un grupo indie, se encargó de amenizar la copa de bienvenida versionando canciones atemporales de Coldplay, U2, Izal, Supersubmarina…

Fotografía: Carlos Lance

Más tarde, fue el Dj Dejota Mai el encargado de animar la celebración del amor de los recién casados. Además, Cris y Raquel contaron con los profesionales de sonido e iluminación Soniluc en su gran día.

Fotografía: Carlos Lance

  • Wedding Planner

Olivia Maraca fue la wedding planner que  se encargó del diseño y los detalles del enlace, así como de organizar cada detalle de la boda de Raquel y Cris.

Fotografía: Carlos Lance

  • Reposteros

¡No pudo faltar el azúcar en una boda tan dulce! De todo ello se encargó Dulce Tres.

Fotografía: Carlos Lance

  • Luna de miel

Tras el ‘sí, quiero’ Raquel y Cris viajaron hasta Bali para realizar su primer viaje como recién casados. Unos días de ensueño en los que el matrimonio pudo confirmar que tomaron la mejor decisión de sus vidas.

Fotografía: Carlos Lance

Y, como dijo el escritor Theodor Seuss: »Sabes que estás enamorado cuando no quieres acostarte porque la realidad es por fin mejor que tus sueños», esperamos que esta pareja esté muy despierta para toda la vida. (Y feliz primer aniversario, por supuesto).

TAGS:

Comentarios

Relacionados

Comentarios

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X