fbpx
novios en la celebración
Sofía Palazuelo 
UZalacaín champán rosas
Búsqueda Menú

BODAS / Lidia y Alejandro: Ronda como testigo del amor verdadero

El look con transparencias de Sofía Palazuelo, ideal para una boda de otoño

UZalacaín: una boda exclusiva y a todo detalle en un espacio único en Madrid

Oscuro Claro

Las flechas de Cupido llegaron a Ronda en el año 2017. Lidia trabaja en una clínica, ejerciendo su profesión como dentista. Cuando su jornada había acabado, apareció un chico con un terrible dolor de muela. Lidia le atendió y, de repente, algo surgió entre ellos. 

Aquel primer día “me sudaron las manos, la voz me salía cortada… fue la consulta más nerviosa y tensa de mis 7 años de profesión en aquel entonces”, nos cuenta la novia.

Un 7 de julio, tras varias consultas, Alejandro le propuso una cita formal y, desde ese momento, no se han vuelto a separar. Es por eso que el 10 de julio de 2021, Lidia y Alejandro quisieron sellar su amor con una preciosa boda. Por supuesto, esta fecha no es al azar: el día 9 es el cumpleaños de Alejandro, mientras que el 7 de julio era su aniversario de novios. Por eso, el 7 de julio oficiaron su boda civil en el Palacio Mondragón de Ronda. Algo que solo podía terminar con una boda rodeados de sus seres queridos tres días más tarde.

La novia: el vestido y los complementos

Lidia se considera fan de lo antiguo y tenía muy claro que su vestido de novia tenía que seguir esa línea. Su primera cita la tuvo con María de Marucca, quién le recomendó reunirse con José Luis Zambonino. Cuando ambos se pusieron en contacto, la novia le contó cómo quería que fuera el diseño: corte recto, escote de espalda y una capa. El estilista aplaudió la idea e introdujeron algunos cambios: un body-falda para así poder cambiar el look para la fiesta; “partir” la capa en dos mitades para lucir un glamuroso escote en la espalda; cuello a la caja…

vestido de la novia
Fotografía: Silvia Sánchez

José Luis le propuso varias ideas y Lidia reconoció cuál sería su vestido en cuanto lo vio. Un diseño moderno y elegante, atractivo sin faltarle el toque vintage de los 80 en forma de hombreras. Todo ello en tela crepé francesa con tacto de ensueño y una caída espectacular.

novios en la celebración
Fotografía: Silvia Sánchez

Zambonino acompañó a Lidia durante todo el proceso. Tanto es así que el estilista fue en primera persona a Ronda para poder ayudar a la novia a vestirse. Además, le colocó la capa de forma perfecta para su camino al altar. “Es un detalle que nunca olvidaré”, confiesa Lidia.

Para el segundo look decidieron cambiar el concepto a un top con la espalda abierta en doble tela, donde la superior era un calado bordado mini floral precioso. ¿Lo mejor de este outfit? Lidia puede seguir luciendo el precioso top en su día a día.

  • Los complementos

En una de las pruebas del vestido, María de Marucca asistió para asesorar a la novia y mostrarle qué pendientes combinaban con su look así como el tocado del pelo. Lidia decidió que los pendientes y la diadema irían a conjunto: la diadema constaba de 5 flores de plata maciza con cristales de Swarovski y perla checa, al igual que los pendientes. Todo ello envejecido para darle un toque de lo más vintage.

la novia y su padre
Fotografía: Silvia Sánchez

En cuanto al resto de las joyas, el anillo de pedida tipo solitario con un diamante talla brillante de la casa Suárez y una pulsera de perlas de Tous, regalo de sus amigos. La alianza de los prometidos también era de Suárez, en oro blanco y 17 mini diamantes en su circunferencia.

  • Las flores

El ramo era de La Florería Huelva. Un ramo diseñado por los profesionales donde combinaban peonias, lavanda, olivo, mini margaritas y más flores silvestres en tonos rosados, blancos y lilas. Todo ello abrazado por un lazo blanco de terciopelo y puntillas característico de su marca.

Ramo de la novia
Fotografía: Silvia Sánchez

De la decoración floral se encargó Floristería Miriam de Antequera. Todo seguía una misma línea de tonos como el ramo y las invitaciones. Por ejemplo, los centros de mesa en los que decidieron colocar varios jarrones de cristal de distintos tamaños, velas y candelabros.

  • Los zapatos

Fueron un regalo de su amiga Ana. Ambas comparten una amistad desde pequeñas por lo que Ana pensó que su mejor regalo era acompañarla hasta el altar en forma de unos Jimmy Choo en color champagne y una tira de brillantes.

Zapatos de la novia
Fotografía: Silvia Sánchez

Para estar más cómoda, Lidia sustituyó sus tacones por unas alpargatas blancas de rado anudadas al Tobillo de Castañer para la fiesta.

  • El maquillaje y el peinado

Una coleta ondulada recogía el pelo de Lidia. María de María Fashion Look fue la encargada de crear este peinado que, para la hora de la fiesta, se transformaría en una coleta bubble para darle un toque más desenfadado. El maquillaje también fue algo sencillo y natural realizado por una maquilladora local de ronda, Mariam.

maquillaje y peinado
Fotografía: Silvia Sánchez

El novio

Alejandro tenía muy claro lo que quería. Acudió a la casa Derby en Sevilla para realizarse un chaqué a medida en tono azul con un chalequillo gris, combinado con unos zapatos Lottusse. Todo el look fue diseñado y elegido en la casa Derby. Como detalle, tanto la camisa como la chaqueta llevaban sus iniciales bordadas.

novio
Fotografía: Silvia Sánchez
  • La madrina y la madre de la novia

La madrina llevaba un vestido en color rosado y champagne de una boutique de Ronda. La madre de la novia llevaba un vestido de elaboración propia puesto que es costurera.

madrina
Fotografía: Silvia Sánchez

La ceremonia

Todo el evento fue en el mismo lugar, La Heredad de la Condesa en Ronda. Una finca histórica de 1900 siendo ésta la casa de verano de la condesa de Ronda. Cuenta con jardines realizados en la época por el arquitecto Forestier.

La ceremonia civil fue en uno de los jardínes de la finca. Contaba con árboles centenarios de más de 15 metros de altura y una escalera de piedra, la cual usaron como altar. Era un jardín abandonado que Alejandro se encargó de arreglar durante todo el 2021 plantando lavandas, flores, podando, labrando…

ceremonia
Fotografía: Silvia Sánchez

La ceremonia la dirigió Inma, una amiga de la pareja. Todos sus invitados comentaros lo emotiva y bien dirigida que estuvo la ceremonia. En la misma participaron amigos y familiares. Uno de los momentos más mágicos llegó cuando los novios realizaron el ritual de la arena, uniendo tierra tanto de Lebrija como de Ronda.

Fotografía: Silvia Sánchez

Todo ello fue amenizado por dos chicas de Málaga que tocaban el violín y la flauta travesera.

músicas
Fotografía: Silvia Sánchez

En cuanto a la decoración, todo giraba en torno a la misma sintonía: mesa, atril, banquetas y sillas de forja blanca envejecida… Y las grandes protagonistas, las lámparas de chandelier a ambos lados del altar. Como detalle, en la entrada colocaron protectores de tacón de varios tamaños, arroz y pai pai para combatir el calor. Además, contaban con un puesto de limonada fresquita.

La celebración

Tanto la recepción como la cena se celebró en otro de los jardines contiguos de la Heredad de la Condesa. Este es llamado El jardín de la Esfinge y es famoso por su escultura central y el puente sobre el agua.

decoración boda
Fotografía: Silvia Sánchez

Para el momento recepción/cóctel contaron con la actuación del grupo Entre Amigos y, para el momento cena, de nuevo con las chicas del Anillo de Venus con melodías de bandas sonoras y música actual versionada a sus instrumentos. Ellas se colocaron sobre un puente, a la vista de todos y convirtiendo aquel momento en una auténtica maravilla.

El catering fue servido por Catering La Serrana de Alcalá del Valle, al mando de Rafael Becerra y Francisca Serrano. En cuanto a la decoración todo giraba en torno a un estilo francés bucólico. Las grandes protagonistas fueron de nuevo las lámparas chandelier repartidas por todo el jardín. En cuanto al menaje, Alejandri y Lidia decidieron contar con una vajilla labrada color crema, bajo platos y copas con filo oro, sillas de forja blanca, mantel de lino y cubierto dorados.

vajilla
Fotografía: Silvia Sánchez

Las invitaciones y regalos

El olivo, la flor de la pasionaria y la lavanda fueron las grandes protagonistas y esto se reflejaba en toda la papelería.

Las invitaciones las pintó en acuarela Beatriz Arcelus de Granada. En ella se plasmaban las flores más significativas para los novios de su casa. “Todos los días durante el confinamiento (momento que decidimos casarnos) las cuidábamos y regábamos a cambio de alegrarnos  la vista por lo que ellas no podían faltar. Toda la papelería se realizó con dichas flores en distintas posiciones y formas”, nos cuenta Lidia.

invitaciones
Fotografía: Silvia Sánchez

Los sobres de las invitaciones eran verde oliva con un grabado en relieve de sus iniciales en la parte posterior además de un sello en lacre dorado.  Este sujetaba una rama de lavanda de nuestra casa y todos fueron personalizados con caligrafía a pluma.

coche bodas
Fotografía: Silvia Sánchez

Como regalo, no podía ser de otro modo: un kit dental de viaje efecto blanqueador  y una botellita de aceite de cosecha propia. Alejandro tiene pasión por sus olivos, de ahí que fuera el gran protagonista de la decoración floral. Para las recién mamás y futuras mamás hubo un regalo muy especial: un kit dental para bebé y primeros dientes.

El momento más emotivo

Lidia confiesa que tiene varios. “Primero,  El momento en el que mi padre me vio por primera vez vestida de novia y me trajo el ramo en casa. Lo pienso y me emociono.

padre emocionado
Fotografía: Silvia Sánchez

Otro, El momento bajar del coche y andar hacia el altar encontrándome con Ale. Lo recuerdo como si estuviera levitando. Otro momento emotivo fue la entrega de un ramo de flores a mi amiga Ana como despedida.  Tras la boda se iba a vivir a EE.UU y aquel día era nuestro último día juntas”. 

Invitada más elegante

Inma se coronó como la invitada más elegante con un vestido de Elisabetta Franchi lila y unos zapatos Jimmy Choo. La hermana de Lidia también brilló con un mono celeste de Vicky Martín Berrocal.

Fotografía: Silvia Sánchez
  • Fotógrafa

Silvia Sánchez de Huelva fue la encargada de inmortalizar los recuerdos de Lidia y Alejandro.

novios sesion
Fotografía: Silvia Sánchez
  • Reposteros

La mesa dulce fue diseñada y creada por Sueños de mi Marquesita de Ronda. Fue montada en un columpio de forja blanco en el momento fiesta.  Además, contaron con un puesto de palomitas realizadas en directo y un puesto de mojitos.

Fotografía: Silvia Sánchez

Nuestra novia no ha querido olvidar al equipo que se encargó de la fiesta: “Me gustaría mencionar al equipo de sonido Sonoplay de Lebrija. Ellos nos montaron un escenario espectacular de 10 m2 para el momento fiesta , cañones,  confeti, letras gigantes LOVE  y SI QUIERO.  Ellos se encargaron del sonido en todo momento durante todo el día y como guinda final montaron una fiesta espectacular”.

Fotografía: Silvia Sánchez

Luna de miel

En julio todavía permanecían ciertas restricciones a causa de la pandemia mundial por lo que Alejandro y Lidia tuvieron que modificar sus planes de luna de miel. Su primer viaje de novios lo realizaron a Maldivas y, aunque no estaba dentro de sus planes, aquel paraíso les enamoró y unió, aún más.

Fotografía: Silvia Sánchez

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas