ESTÁS EN:

shares

¿Te has estado cuidando durante todos estos meses para llegar a tu boda con la piel perfecta y ahora que te vas de viaje con tu media naranja vas a bajar la guardia? ¡De eso nada! Proteger la piel de tu rostro debe ser una de tus prioridades durante la luna de miel.

 

Comienza tu nueva vida al lado de tu pareja y ahora es cuando más guapa te tienes que ver y sentir. ¿O acaso era más importante la boda y lo que pensasen tus invitados el día B? Bromas aparte, no hay mejor manera de iniciar etapa que afrontarla con la mejor cara. Toma nota de nuestras recomendaciones para proteger la piel y volverás radiante del mejor viaje de tu vida.

proteger la piel

Claves para proteger la piel de tu rostro

1. Aplícate una crema protectora de día cada mañana antes de exponerte al sol
Una idea muy cómoda es recurrir a un producto dos en uno, que proteja la piel de tu rostro al tiempo que la trata. De esta forma, cada vez que renueves su aplicación, estarás dando un extra de cuidados a tu piel.

Un ejemplo es Olay Regenerist 3 Áreas con SPF 30. Esta crema de textura ligera y libre de grasa proporcionará rápidos resultados antiedad a tu rostro, cuello y escote. Además, dejará tu piel más luminosa, hidratada y protegida contra los efectos envejecedores del sol a partir del primer uso y notarás la piel más firme a partir del quinto día.

proteger la piel

Otra buena opción, también de textura ligera y no grasa, es Olay Total Effects SPF30 7 en 1. Esta crema hidratante anti-edad es una potente protectora y, al mismo tiempo, la manera más eficaz de afrontar el paso del tiempo, consiguiendo una piel con aspecto más joven y saludable. Además de sus ingredientes anti-edad, clínicamente probados, contiene un poderoso exfoliante, el complejo de VitaNiacina con vitaminas B3, C y E, que ayuda a la renovación natural de la piel.

proteger la piel

2. Ten en cuenta el índice SPF de tu crema
El factor de protección solar de las cremas (SPF en inglés) indica el factor de protección adicional que das a tu resistencia natural al sol. Por ejemplo, si por tu tipo de piel puedes exponerte diez minutos al sol sin dañar tu piel, un factor SPF10 multiplicará por diez esa protección: diez por diez es igual a cien, lo que te permitirá estar cien minutos al sol sin dañarla y sin necesidad de renovar el producto.

3. Repite aplicación tantas veces como sea necesario
Sin embargo, hay veces en que las cremas protectoras pierden efectividad: después de un baño, después de sudar, cuando te limpies la cara, por ejemplo, con un pañuelo, o te rozas la cara con la ropa (o con la toalla, o con la ropa de cama, a la hora de la siesta…). Lleva contigo tu crema protectora y no tengas problemas para aplicarla cada vez que creas que es necesario.

4. Incorpora un sombrero a tu maleta
O una gorra, o una visera… Lo que te resulte más cómodo. Hay sombreros plegables monísimos que apenas ocupan espacio, aunque también puedes aprovechar el viaje para comprarlo en el lugar de destino y volver a casa con un bonito recuerdo. Sea como sea, lleva tu rostro protegido todo el día. Piensa que vas a pasar muchas horas diarias al aire libre, haciendo excursiones o en la playa. En algunos casos, sobre todo durante los momentos de mayor exposición, la crema protectora podría ser insuficiente para proteger la piel.

proteger la piel

5. Abusa de la sombrilla
Sombrilla, sombrero y crema protectora son el tándem perfecto, sobre todo durante las horas de máxima protección. Si quieres coger colorcito en el cuerpo, deja que la sombrilla tape al menos la piel de tu rostro.

6. No te depiles antes de salir
Si te depilaste unos días antes de la boda, es posible que el vello facial comience a emerger de nuevo. Por la mañana es cuando mejor se ve, pero tienes que aprender a ser fuerte y a resistir la tentación de eliminar los pelitos de inmediato. Déjalo para la noche, antes de ducharte, o te saldrá una mancha feísima en el bigote.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X