fbpx
Oscuro Claro

Las cutículas son la parte olvidada de las manos, pero hay que protegerlas y cuidarlas para evitar infecciones en las uñas. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

 

Las cutículas no se deben cortar, pero eso no significa que no requieran de otros cuidados para tener buen aspecto y estar sanas. Es importante tenerlas siempre bien hidratadas para que se mantengan flexibles y así evitar los molestos padrastros. También es recomendable usar guantes al realizar tareas domésticas o utilizar productos químicos, para mantener así la dermis de las manos y el esmalte en buen estado. Si sigues nuestras recomendaciones lucirás unas cutículas perfectas.

Pasos para conseguir unas cutículas perfectas

Paso1: Aprovecha la ducha para ablandar tus cutículas. También puedes sumergir los dedos en cuencos de agua caliente durante unos diez minutos. Otra opción es comprar gel quitacutículas o pastillas efervescentes para echarlas en el agua y ablandarlas de la misma manera.

manicura de novia
Fotografía: Pixabay

Paso 2: Después, con la parte angulada de un palo de naranjo empuja de manera suave la cutícula hacia atrás. Desde el punto de vista médico no se recomienda hacerlo, pero se puede llevar a cabo sin excederse, ya que se pueden provocar heridas y una posible infección. En las zonas más difíciles puedes utilizar la parte más afilada.

Paso 3: Una vez que hayas terminado con todas, tan solo hay que hidratarlas bien. Para ello, utiliza una crema de manos aplicada mediante un masaje en la base de la uña. También puedes encontrar en tiendas especializadas cremas hidratantes que actúan directamente en las cutículas. Este último paso repítelo cada noche antes de dormir: aplica crema y extiéndela en los dedos haciendo hincapié en las uñas y en las cutículas. Tus manos serán pura seda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas