ESTÁS EN:

Si bien celebrar una boda en cualquier momento del año requiere cuidados de la piel, para las bodas veraniegas debes tomar aún más precauciones. Te damos todas las claves.

 

El maquillaje puede tapar muchas de las imperfecciones que aparezcan en la piel a último momento, pero si cuidas tu rostro antes del gran día, tienes menos posibilidades de que esto suceda. A continuación, te daremos algunos consejos para que luzcas radiante el día más importante de tu vida. ¿Cómo cuidar tu piel para una boda de verano?

Cuidar la piel en verano

Preparar la piel

Cuidado del rostro

El rostro es la zona más visible del cuerpo y, por lo tanto, querrás que luzca impecable el día de tu boda. Muchas personas eligen realizar algún tratamiento intensivo una o dos semanas antes del gran día, pero lo cierto es que cuidarás mejor el rostro si mantienes una rutina de belleza constante. Si no tienes el hábito de seguir una rutina, al menos un mes antes de la boda, comienza a preparar tu piel con una limpieza de cutis profunda. Para que la piel del rostro luzca radiante lo mejor es hacer una limpieza, exfoliación, tonificación e hidratación.

Cuidado del cuerpo

La piel del cuerpo es menos propensa a sufrir daños, ya que suele estar cubierta de exposición solar y otras inclemencias. Sin embargo, durante el verano el cuerpo está expuesto a ciertas condiciones que podrían ocasionar daños visibles, como las altas temperaturas y las duchas prolongadas. Para evitar estos daños, debes seguir una rutina similar a la del rostro. La limpieza, la exfoliación, la tonificación y la hidratación son clave para mantener la elasticidad natural de la piel. Por otro lado, antes de la boda puedes aprovechar para recibir algún tratamiento profesional y masajes para cuidarla aún más.

Evitar el estrés, la exposición solar y los alimentos poco saludables

El estrés, el sol y los alimentos poco saludables son los principales enemigos de la piel, en especial, durante el verano. Los daños que ocasiona el sol son bastante conocidos e incluyen manchas, arrugas y quemaduras. Evita la exposición solar prolongada y, en caso de que tengas que estar al sol, utiliza un factor de protección alto. Para extremar los cuidados en el rostro, puedes usar maquillaje con protector solar para el cuerpo, elige telas que sean transpirables, de modo que la transpiración no quede atrapada en ellas, causando daños adicionales.

En cuanto al estrés, este puede ocasionar sudor, manchas, pérdida de luminosidad y sequedad en la piel. Si quieres que tu piel no luzca opaca y sin brillo, deberás realizar actividades que te ayuden a liberar estrés y relajarte. Comenzar una rutina de ejercicios antes de la boda es una buena idea.

Con respecto a los alimentos poco saludables, evita la comida frita, los picantes y el chocolate para evitar un exceso de grasa en el rostro. Reemplaza estos alimentos por frutas y verduras frescas.

Una boda de verano requiere de cuidados de la piel adicionales. Cuidar el rostro y el cuerpo y evitar el estrés, la exposición solar y los alimentos poco saludables te ayudarán a prepararte mejor para el gran día.

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X