ESTÁS EN:

shares

El eyeliner cat ha vuelto (si es que alguna vez se había ido). Si tú también eres una entusiasta de este delineado pero se te resiste, te tramos las claves infalibles para conseguir los aclamados “ojos de gato”.

 

Sabemos que el eyeliner cat es una dura batalla en la que todas hemos salido derrotadas alguna vez. Pero es el momento de conseguir una victoria clara y te enseñamos cómo. Así, podrás incluirlo en tu make up nupcial.

Úrsula Corberó

Eyeliner cat paso a paso

Paso 1. Las pestañas son nuestras guías. Al comenzar el trazado, debemos tomar las pestañas como punto de referencia para apoyar el eyeliner. ¿Por qué es importante? Para tener cuidado de no manchar nuestras pestañas de eyeliner ya que, al aplicar después el rímel, pueden quedar grumos.

Paso 2. Las líneas. Para que el eyeliner cat tome forma, lo más recomendable es dibujar primero las líneas. ¿Cómo? Desde las pestañas inferiores dibujar una línea (todo lo larga que se desee) hasta el final de la ceja. En el último trazo en el que finaliza el dibujo, realizar otra línea descendente que se unirá al párpado. Un buen truco al dibujar el rabillo es utilizar un lápiz más suave como por ejemplo el lápiz de cejas, para que podamos borrar fácilmente cualquier desperfecto.

Instagram Melissa Pinto

Paso 3. Antes de terminar el make up del primer ojo, es recomendable seguir los mismos pasos para realizar el rabillo del otro ojo. Así podremos contemplar si realmente nos están quedando iguales.

Paso 4. Ahora sí, el relleno. Una vez tengamos los dos ojos con nuestros rabillos, tan solo tendremos que rellenar su interior y dibujar el trazo en el párpado con el grosor que deseemos. ¡Cuidado! ¿Eres de las que se estiran el párpado con la mano para poder trazar más fácilmente? ¡Error! Aunque tú pienses que esto favorece tu delineado, en realidad te dificulta, porque nadie tiene una simetría perfecta en sus dos ojos, lo que hará que el grosor de un delineado a otro cambie.

Kylie Jenner

Estos son los pasos clave para realizar el eyeliner cat. Sin embargo, siempre es conveniente tener un bastoncillo a mano para corregir o afilar la línea de tu ojo. Con práctica todo se consigue. ¡Suerte!

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X