fbpx
Oscuro Claro

La sonrisa será tu mejor aliada en tu boda. Sonreír te hará sentir bien y hará sentir bien a quien se encuentre a tu lado. Y es que está demostrado que lucir una sonrisa real contribuye a mejorar el ambiente, aumenta el buen rollo. Y esto es muy importante en un día tan especial.

El 7 de octubre se celebra el Día Mundial de la Sonrisa, y desde LucíaSeCasa queremos aprovechar la oportunidad para animarte a lucir tu mejor sonrisa el día de tu boda. Mucho se habla de los innumerables beneficios de la risa, que es capaz de estimular el corazón, los pulmones y los músculos, de reducir el estrés y de aumentar las endorfinas que se liberan en el cerebro, conocidas como las hormonas de la felicidad. La risa es, además, contagiosa, con lo que es un vehículo que transporta felicidad hacia los demás.

Pero, más allá de la carcajada, sonreír es todavía más sencillo, es parte del lenguaje universal del ser humano, y es muy gratificante. “Quien sonríe regala bienestar”, afirman desde la Fundación Lealtad. Con una sonrisa transmitimos nuestro apoyo a otra persona, le damos confianza y mejoramos su autoestima. Regalar una sonrisa puede alegrar el día a alguien. Ni que decir tiene que si el día de tu boda sonríes, contagiarás tu felicidad a tus invitados y también a tu pareja.

novios mirándose riendo
Image by Lensure Video from Pixabay

Tips para lucir tu mejor sonrisa

Es normal referirse al día de la boda como el día más feliz. Si en tu caso es así, será fácil reflejarlo en tu sonrisa. Un truco que siempre funciona es relajarse y dedicarse a disfrutar. 

Pero, ¿cómo debe ser la sonrisa de una novia? Según la Doctora Irene Esteve, odontóloga y experta en estética dentofacial, lo más importante en la sonrisa de una novia es que sea real, tranquila, confiada y sobre todo feliz. Pero, además, tiene que ser una sonrisa cuidada. “Es muy importante que en un día tan especial como ese, en ningún momento la novia tenga que pensar en un defecto o avergonzarse por alguna característica de sus dientes, esto no quiere decir que tenga que ser perfecta como las sonrisas de televisión, tiene que ser perfecta para ella. Hay muchas personas que tienen los dientes en posiciones particulares, lo que les aporta un sentido a sus rasgos, hay sonrisas más blancas, más amarillas, pero lo más importante es que esté limpia, cuidada y sana”.

“Nos olvidamos muchas veces del factor “rosa” es decir , del estado de las encías. Si no prestamos atención al cuidado de nuestra higiene oral los días previos, porque vamos con prisas, agobiadas y estresadas, podemos encontrarnos con la sorpresa de encías inflamadas o sangrantes en este día tan esperado, así que debemos recordar mimar mucho también nuestra cavidad oral”.

Consejos de cuidado bucal para el gran día

Es muy recomendable acudir al dentista al menos un mes antes de la boda para confirmar que no tenemos ninguna patología, hacernos quizás una limpieza y prepararnos para el gran día. “Me encuentro en muchos casos con novias y novios a los que se les presentan problemas que hay que solucionar corriendo, y las prisas no son buenas. Mi consejo para las novias es que acudan a la consulta con tiempo. A parte de esto, por supuesto, continuar con una higiene perfecta, cepillado después de cada comida y empleo de hilo de dental o irrigadores”, explica la doctora Esteve.

Respecto al diseño de la sonrisa para novias que quieran mejorar su aspecto estético de cara a la boda, hay diferentes opciones.  “Muchas novias no quieren cambiar la forma de sus dientes y solo requieren un poco de blanqueamiento para aportar luz a su sonrisa o un tratamiento de ortodoncia invisible para perfeccionar ciertas cositas. Otras recurren a las carillas de porcelana sin tallado, que es un tratamiento muy rápido que puede estar listo en dos semanas.

Sin embargo, siempre recomiendo anticiparse, ya que pueden darse imprevistos que nos pueden dejar fuera de plazo. Por ejemplo, en muchas ocasiones el paciente tiene algún tipo de maloclusión o apiñamiento, con lo que se requiere tratamiento con ortodoncia, lo que puede retrasar tres meses el proceso. Mi recomendación es que, si quieres lucir una sonrisa de diez, independientemente de tu estado, acudas a tu dentista unos ocho meses antes de la boda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas