ESTÁS EN:

shares

Si te casas pronto, debes saber cuáles son los errores de belleza más comunes que se cometen al realizar el maquillaje de novia. ¡Toma nota y evítalos!

 

Si te casas pronto, es probable que ya hayas elegido y organizado todo lo relacionado con tu look. El día de tu boda tú serás la protagonista, por lo que todo el mundo estará pendiente de ti. Por eso es necesario tener claro hasta el último detalle algunos meses antes de la boda. Y no solo hablamos del vestido de novia y los complementos, también del peinado y del maquillaje.

Para esta última parte conviene dejar un tiempo suficiente de margen que te permita corregir posibles errores y realizar los cambios que necesites hasta estar completamente satisfecha con tu aspecto general. Y es que es muy importante elegir bien el peinado y el maquillaje, si no quieres arrepentirte del resultado cuando veas tus fotografías de boda. Te aconsejamos que unas semanas antes del gran día hagas varias pruebas de peinado y make up. ¿Estás segura de que el pintalabios rosa es el que más te favorece? Prueba con otros tonos distintos y no te quedes con la primera opción.

Y ahora… ¡toma nota de los errores de belleza más comunes para intentar evitarlos en tu día «B»!

8 errores de belleza que hay que evitar el día de la boda

1. No elegir a profesionales 

Este es uno de los 8 errores de belleza más comunes. Tu prima o hermana maquilla y peina muy bien y decides recurrir a ella. Sin embargo, a causa de los nervios y emociones del gran día, puede que no le salga el maquillaje correcto o puede cometer algún error en el peinado. Sabemos que lo que pretendes al tomar esta decisión es ahorrar en los gastos de la boda, pero esta idea no es buena. Incluso tú misma puedes tener destreza para maquillarte y peinarte, pero ese día es muy probable que no te salga bien ni el maquillaje ni el peinado.

No podemos permitir que el día de nuestra boda nuestro moño se baje, se suelte algún mechón o un ojo se vea diferente al otro. Lo mejor es contratar a un profesional de confianza, seguro que disfrutarás más de tus preparativos y sentirás menos agobio.

Fotografía: Click 10 Fotografía

2. No hacer pruebas previas al día de la boda

Quizás en tu imaginación una coleta con labios rojos queda genial, pero puede que a la hora de hacerlo no te guste tanto. Es muy importante que hagáis pruebas antes del día de la boda. Es distinto lo que te imaginas a cómo te puedes ver en realidad. Evita los sustos e intenta hacer dos o tres pruebas antes del día «B». Como hemos dicho antes, ¡nunca te quedes con la primera opción!

3. No tener en cuenta el vestido

Según el vestido de novia, pegará más un peinado y un maquillaje que otro. Tanto uno como otro dependerán del estilo del vestido, del corte, del escote o del color, si es que lo tiene. ¿Tiene muchos detalles o es sencillo? Esta pregunta seguro que te la hará el profesional que contrates para el peinado y el maquillaje. Si tu vestido es recargado y tiene muchos detalles, lo mejor será que elijas un peinado sencillo, poco ornamentado. Si es un vestido de novia más simple, puedes optar por un peinado más excesivo e, incluso, puedes añadir detalles como perlas o algún tocado especial.

Fotografía: Mónica Carrera

 

4. Nuevos cambios de look

Evita cambiar tu melena antes del día de la boda. Muchas novias dejan los retoques de peluquería para el último momento y es muy mala idea. Imagina que luego no te gusta el resultado y tienes que casarte así. Te arrepentirás mucho cuando dentro de un tiempo veas las fotos de tu boda. Si quieres innovar con tu look, hazlo con varias semanas de antelación. Evita, sobre todo, los cambios de color o un gran corte de pelo o flequillo. ¡No te arrepientas!

5. Elegir peinados que no te favorezcan 

Para elegir el peinado de la boda, intenta llevar a la prueba a personas de confianza que sepas que van a querer que te veas deslumbrante, como tu madre o hermana. Evita los peinados que no te favorezcan y los que sean incómodos para llevar durante todo el día. Déjate aconsejar por la peluquera y por tus seres queridos, respetando siempre tus gustos.

Fotografía: Instantánea & Tomaprimera

6. Ir demasiado neutras

¿Cómo sueles maquillarte habitualmente? Si normalmente utilizas un maquillaje intenso, intenta seguir con este estilo, aunque dándole un toque más natural. Si sueles maquillarte mucho y el día de tu boda eliges un maquillaje demasiado natural, no parecerás la misma persona. Y lo mismo sucederá a la inversa. Si normalmente no te maquillas, el día de la boda no deberías aparecer súper maquillada. Sobre todo, cuidado con utilizar sombras muy intensas. Sigue la misma línea de tu día a día. El día de tu boda no hagas grandes cambios en tu look.

7. Cambiar de imagen 

Es muy importante que el día de tu boda no sientas que vas disfrazada. Para conseguirlo, sé fiel a tu estilo en todo momento. No trates de sorprender con un vestido diferente a tu estilo, con un peinado nuevo o con un maquillaje súper innovador. Recuerda que la idea es que, cuando pase el tiempo y veas las fotos, te reconozcas y te gustes.

Fotografía: Cristina Cañibano

8. Pasarse con el bronceado

Parece que estar bronceada es una obligación en cada evento y es uno de los errores de belleza más comunes. Muchas novias pasan por la cabina de rayos uva semanas antes de la boda, se pasan con los rayos y el día del enlace no parecen las mismas. Si te pasas con los rayos, el color no queda nada natural. Ten en cuenta que lo ideal es lucir una piel saludable y con un tono que resulte natural en ti. Que no parezca que vienes de dormir en la arena del Caribe.

¿Estás de acuerdo con la elección de nuestros errores más comunes? Seguro que has visto alguna que otra novia más ‘tostada’ de la cuenta. ¿Has visto algún error más que suelan cometer las novias? ¡Te leemos!

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X