fbpx
Oscuro Claro
¡Apunta!

Te han pedido que hables en su gran día, y eso es que creen mucho en ti. Pero, ¡no te confíes! Estos son los 10 errores a evitar en el discurso de boda que debes conocer antes de lanzarte al vacío.

 

Según varios expertos (y nuestra experiencia) existen algunos errores a evitar en el discurso de boda. Así que, si quieres triunfar, sorpreder a los novios y hacerlo de 10… ¡Toma nota!

10 errores a evitar en el discurso de boda

Intentar impartir sabiduría. Si los novios han confiado en ti para que hables el día más importante de su vida es exactamente por eso, porque eres tú y quieren escuchar tus palabras más sinceras. No abuses de las citas e intentes impartir sabiduría a lo Martin Luther King (aunque sus frases sean top).  

No conocer a tu “audiencia”. Puede ser la boda de tu mejor amiga de la universidad, pero no sólo estáis los de la universidad. En la boda habrá familiares y amigos de todas las edades que no conocerás, así que intenta ser lo más inocua posible.

Alargarte demasiado. Según los profesionales, el tiempo adecuado de un discurso se encuentra entre los 3 y los 5 minutos. Alargarlo más es abusar. Mientras más hablas, más pierdes la atención del público. Brevedad, claridad y concisión son las claves para triunfar. ¡Ojo!: trata de evitar, también, las oraciones kilométricas.

Errores a evitar en el discurso de boda
Giphy

Hacer referencia a sus ex. Absolutamente no. Probablemente conozcas todos sus amores del pasado, pero hacer referencia a ellos el día que se casa con otra persona no es lo más adecuado. Puede que quieras hacerlo sin mala intención y de forma humorística, pero dudamos que al novio/a le haga gracia. Será incómodo.

Hacer referencia a una broma interna. De acuerdo, hacer bromas está muy bien. El humor siempre es un gran recurso. Pero, no olvides que delante de ti habrá más de 100 personas y si haces una broma que sólo entendéis tú y alguno de los novios, nadie la comprenderá y dejarán de prestar atención. 

Errores a evitar en el discurso de boda
Giphy

Improvisar. Al menos que tengas confianza plena en tus habilidades para hablar en público, ¡no improvises! Nunca sabes cuándo te vas a quedar en blanco o si los nervios te van a jugar una mala pesada. Tener un discurso preparado y un escrito en el que apoyarte te será de gran ayuda.

Leer todo el tiempo. En relación al punto anterior, si tienes un escrito en el que vas a apoyarte, ten cuidado con no leer demasiado. Tener contacto visual con el público es esencial para dar un buen discurso. 

Beber demasiado. Sí, es posible que te sientas nervioso/a y, como es natural, quieras aliviar ese estrés tomando unas copas antes de alzar el micrófono. Pero, debes ser consciente de que si te pasas de la raya con la bebida tal vez pueda jugarte una mala pasada en el gran momento, por ejemplo, vocalizando mal.

Errores a evitar en el discurso de boda
Giphy

Olvidar dar la bienvenida y los agradecimientos. Esto es fácil, si lo haces quedas bien, si no lo haces quedas mal. Incluir agradecimientos a amigos, familias y, por supuesto, a los novios, es tan importante como saludar antes de comenzar.

La jerga. Podemos utilizar alguna que otra palabra coloquial, sobre todo si esta entraña complicidad con los novios. Pero, no debemos sonar vulgares.

Estos son los 10 errores a evitar en el discurso de boda. Pero, no te preocupes, ahora que los conoces, ¡todo irá rodado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas