ESTÁS EN:

Realidad, autenticidad, naturalidad, sentimientos… ¿Te has planteado lo qué debes buscar en tus fotografías de boda para que sean el mejor recuerdo posible de tu gran día? Te damos algunas pistas.

 

Elegir bien a la persona o al equipo encargado de realizar vuestras fotografías de boda es muy importante. Porque será quien se ocupe de contar y de inmortalizar vuestra historia, de dar luz y color a los recuerdos del gran día que atesoraréis para siempre.

Tener claros los elementos que no querríais que faltasen en estas fotos tan especiales os puede ayudar a elegir. Y es que no todos los fotógrafos trabajan de la misma manera, ni tienen el mismo estilo, ni la calidad de su trabajo es la misma. Tampoco todos dan prioridad a los mismos aspectos.

Novios humo

Fotografía: Caleidoscopia

Hemos consultado a Sara y Car, fotógrafas de Caleidoscopia, qué es lo que según ellas no debería faltar en las fotos de boda, y esto es lo que nos han respondido:

Tres elementos que no pueden faltar en tus fotos de boda

Lo único que permanecerá del gran día al cabo del tiempo serán las fotos de vuestra boda. Por eso, Sara y Car os invitan a haceros la siguiente reflexión: ¿qué os gustaría sentir cuando, al cabo de un tiempo, volváis a ver las fotos de vuestra boda?

Novios abrazados sonriendo

Fotografía: Caleidoscopia

Como cada pareja es un mundo, ellas nos indican cuáles son sus esenciales desde el punto de vista profesional.

– Realidad

Las fotos de vuestra boda deben contener emociones: sonrisas, abrazos, lágrimas, miradas cómplices… Tienen que ser capaces de atrapar instantes cargados de sentimientos, vuestros y de quienes hayáis decidido que os acompañen en un día tan importante.

Novia besando emocionada a invitada mayor, abuela

Fotografía: Caleidoscopia

No basta con los típicos posados ni con obtener fotos de pareja estupendas. El resultado tiene que ir más allá, las fotos tienen que ser capaces de mostrar amor del bueno. Entre vosotros, pero también hacia y a través de vuestros seres queridos: padres, hermanos, amigos, sobrinos… Tienen que ser capaces de plasmar el cariño y la felicidad del momento.

Novia en el balcón

Fotografía: Caleidoscopia

Novios sentados en la iglesia mirando para atrás

Fotografía: Caleidoscopia

“Nuestro estilo documental aporta calidez, cercanía, cosquillas en la barriga… -explican las fotógrafas de Caleidoscopia-. hace que las fotos hablen por si mismas. El objetivo es que sobren las palabras, que la propia imagen cuente. Nuestro deseo es que cuando la pareja vuelva a verlas, esas fotos les saquen una sonrisa y les provoquen un viaje a ese momento en concreto”. 

Invitada llorando con servilleta en la mano

Fotografía: Caleidoscopia

“Lo que diferencia nuestro estilo de hacer fotografía es la confianza, los vínculos que generamos con las parejas y sus familias. Cuando las personas están a gusto se olvidan de las cámaras o nos miran con cariño, nunca con recelo, y eso se nota en el resultado”.

Novia vistiéndose

Fotografía: Caleidoscopia

Novia en casa con su padre

Fotografía: Caleidoscopia

– Amor

El día de vuestra boda no solo celebráis vuestra unión, también compartís un momento clave en vuestras vidas con las personas que os han acompañado y que han influido de una forma u otra en vuestro camino.

Selfie invitados con mascarilla

Fotografía: Caleidoscopia

Por eso vuestras fotos tienen que ser capaces de plasmar ese cariño hacia quienes os rodean, la felicidad que unos y otros desprenderéis ese día.

Novia besando a su madre

Fotografía: Caleidoscopia

– Autenticidad

Las fotos de vuestra boda tienen que mostraros tal y como sois. A vosotros y a quienes os acompañen. No es cuestión de no posar, sino de mostrar espontaneidad, de atrapar momentos únicos, divertidos, especiales, que reflejen cómo sois, que al cabo del tiempo os recuerden lo bien que lo pasasteis, lo bien que os sentisteis el día de vuestra boda y os permitan revivir las mismas emociones e identificar a cada uno de los protagonistas.

Novios en el coche con globos

Fotografía: Caleidoscopia

Novios de espaldas besándose en la iglesia

Fotografía: Caleidoscopia

“Cada foto es única, no existe una receta concreta para considerarla ‘auténtica’, -explican Car y Sara-. Pero lo que no puede faltar es una historia, un instante de realidad que quede para siempre en nuestras memorias y en la foto, claro: el momento en que mi sobrino sopló las velas de cumpleaños, el momento en que mi amiga Laura se emocionó, el momento en que nos descalzamos y bailamos un rock&roll…».

Momento gracioso en la iglesia, bebé con biberón

Fotografía: Caleidoscopia

«Para conseguirla hay que dejar que las cosas sucedan y estar siempre alertas, observando a las personas pero sin interrumpir. Hay que ser rápidas para ver la foto y disparar a tiempo. A veces, es cuestión de sentir para poder adelantarse al momento, para anticiparse”.

invitada con servilleta en la mano

Fotografía: Caleidoscopia

La mejor manera de salir naturales en las fotos es, según estas fotógrafas, «queriéndose mucho y queriendo mucho a su gente».

novia y padrino en la iglesia

Fotografía: Caleidoscopia

«Cuando las parejas se centran en las personas que están a su alrededor y en pasarlo bien es cuando más naturales salen, porque nos dan la oportunidad de captar sus emociones. El truco es que sean ellos y ellas mismas y se permitan relajarse y disfrutar de su día. Lo que mejor funciona es que se olviden de que estamos allí, esto parece difícil a priori, pero en cuanto cogen confianza, lo hacen».

Novio vistiéndose con sus padres, madrina con mantilla

Fotografía: Caleidoscopia

«Lo que recomendamos siempre es hacer una sesión preboda, es una manera de romper el hielo con las cámaras y tomar consciencia de que no hace falta posar para tener unas fotos preciosas», añaden.

Entrada novios bailando al salón

Fotografía: Caleidoscopia

Respecto a su papel en la boda, aseguran que se convierten en unas más. «Nos enorgullece que las parejas quieran compartir con nosotras uno de los días más especiales de su vida, así que pasamos a formar parte de su familia, de sus amigos… Les acompañamos durante todo el día, desde el momento de los preparativos de boda hasta la fiesta y tratamos de no perdernos nada: preparativos, llegadas, esperas, salida de la ceremonia, banquete, baile…»

Novio vistiéndose

Fotografía: Caleidoscopia

Novia maquillaje ojos

Fotografía: Caleidoscopia

Primer plano novia maquillaje ojos

Fotografía: Caleidoscopia

«Además, siempre recomendamos hacer una pequeñita sesión de pareja en las horas en que la luz está más bonita. No más de 20 minutos, no nos gusta robarles tiempo de su día. Pero creemos que es fundamental, pues es el único día que podrán hacerse esas fotos vestidos de novios, preparados y con esa felicidad en las caras. Siempre vamos dos fotógrafas, ¡nuestro estilo exige al menos cuatro ojos para poder captar todos los momentos!».

Si queréis conocer más detalles acerca del estilo fotográfico de Caleidoscopia, no dudéis en visitar su página web o en quedar con ellas para tomar un café. Nos os defraudarán.

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X