ESTÁS EN:

Cada vez son más las parejas que se dejan seducir por los meses más fríos del año para celebrar su boda, y es que, si hay una estación mágica y romántica para festejar el amor, esa es, sin duda, el invierno.

 

En El Cigarral del Ángel, uno de los espacios para bodas más bellos y con más experiencia de la provincia de Toledo, lo tienen claro, y durante estos meses transforman sus extraordinarios jardines y sus salones interiores para ofrecer las celebraciones más especiales.

El encanto del Cigarral en esta época del año se intuye ya al llegar a su fachada, la célebre portada renacentista típicamente toledana del Palacio de Rodrigo Niño Lasso, uno de los grandes tesoros históricos que atesora esta finca única.

El Cigarral del Ángel, fachada

El Cigarral del Ángel, fachada

Tu boda de invierno en El Cigarral del Ángel

Al contrario de lo que en un primer momento pueda parecer, y sobre todo en las fechas más próximas a la Navidad, cuando los días son más cortos y el frío en el exterior arrecia, las bodas de invierno son especialmente acogedoras y cálidas en El Cigarral del Ángel, ya que combinan un espíritu entrañablemente hogareño con decorados de cuento.

En esta época del año sus numerosos jardines adquieren una coloración tremendamente fotogénica, con las hojas rojas, anaranjadas y ocres a punto de caer primero, y con las ramas de los árboles desnudas después, destacando las tonalidades invernales de las cortezas, que contrastan con el verdor imperturbable de la hierba y de las especies perennifolias. Deleitarse con su belleza al tiempo que se disfruta de las exclusivas vistas de la ciudad de Toledo que ofrece esta finca, es un regalo para los sentidos.

Por su parte, las celebraciones en interior se engrandecen, arropadas por la calidez de las luces y las velas y apoyadas por la gama cromática más cálida. Y es que las tonalidades propias de la naturaleza en esta época del año y también de los cielos invernales al atardecer, se trasladan al interior de los salones del Cigarral y a la decoración nupcial como contrapunto del frío exterior.

También se juega con los elementos naturales propios de la época para conseguir la decoración más entrañable. Piñas, nueces, acebo, muérdago, granada, pino o pinsapo se conjugan con la calidez de las luces y las velas y los dorados y metalizados de cuberterías y otros elementos decorativos.

Paseo de los Cipreses, El Cigarral del Ángel

El Cigarral del Ángel, Paseo de los Cipreses

Aunque las bodas de invierno tienen la ventaja de organizarse sin pensar en el tiempo que pueda hacer, y no cuentan ni con la impredecibilidad propia de los meses de primavera y otoño, ni con el calor aplastante del verano, El Cigarral del Ángel pone a disposición de sus clientes diferentes tipos de espacios tanto en exterior, por si el día de la boda hace solecito; como semi cubiertos, por si los novios deciden celebrar un cóctel al aire libre pero estar un poco cobijados; como en interior.

El complemento perfecto a la decoración invernal, y parte del encanto de celebrar una boda en estas fechas, estará en el sofisticado estilismo invernal de los novios e invitados. Y es que esta época del año es la más adecuada para lucir vestidos con mangas de ensueño, estolas, capas, abrigos y boleros, además de maravillosos tejidos como los brocados, mikados y damascos o las plumas y terciopelos, poco adecuados en otros momentos. Las fotografías con estos outfits invernales en el marco incomparable del Cigarral del Ángel serán pura magia.

Gastronomía de invierno en las mejores manos

La gastronomía adquiere un especial protagonismo en las bodas de invierno, en las que tienen cabida platos más elaborados que en otras épocas del año. Los meses fríos invitan a comer caliente y son los grandes aliados de la cuchara y de los asados. En el Cigarral del Angel los espectaculares platos de temporada elaborados por su chef Estrella Michelín, Iván Cerdeño, son los encargados de poner ésa nota de calor en el paladar de los invitados.

Disfrutar de la gastronomía de Cerdeño es un auténtico lujo. Sus platos combinan de manera magistral innovación y tradición y beben tanto de la cocina contemporánea como de la huella que han ido dejado a lo largo de la historia las distintas culturas que han pasado por la ciudad de Toledo. El resultado es una cocina sólida y de raíz, llena de texturas y matices y única en la región.

Y si a todo lo anterior se le suma la atención personalizada de un equipo magnífico, que se encargará hasta del último detalle para personalizar y llenar de calidez cada una de sus bodas de invierno, el resultado será un día maravilloso que quedará para siempre en el recuerdo de todos los invitados.

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X