ESTÁS EN:

shares

¿Acabáis de prometeros y estáis buscando fecha el año próximo para vuestra boda? Casarse en viernes o en domingo en 2021 puede ser la mejor opción por diferentes razones.

 

Hace unos años el domingo era el día más buscado para casarse, hasta que el sábado fue ganando peso, sobre todo por la ventaja de contar con el día siguiente para recuperarse de los excesos de la boda, que podía prolongarse hasta altas horas de la madrugada sin que eso representase un inconveniente.

De cara a 2021 casarse en viernes o en domingo vuelve a ser habitual e incluso la opción más recomendable, por diferentes razones ventajosas que os explicamos a continuación.

Casarse en viernes o en domingo: ceremonia en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

Ventajas de casarse en viernes o en domingo en 2021

– Más fechas disponibles

En muchas fincas casarse en viernes o en domingo en 2021 será casi una obligación. A lo largo del año próximo se celebrarán las bodas que estaban programadas inicialmente para 2021 y muchas de las que se han aplazado en 2020. Esto implica que los viernes y los domingos serán días con mucha menos demanda que los sábados. De hecho, hay fincas que apenas disponen de sábados libres en 2021.

Casarse en viernes o en domingo: banquete al aire libre en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

La opción de casarse en viernes o en domingo lleva aparejada una mayor disponibilidad de fechas, por tanto, y una mayor facilidad para elegir la fecha que más os interese para casaros. Eligiendo estos dos días de la semana tendréis, además, muchas más probabilidades de que algunos de vuestros proveedores preferidos, como Villa Laureana, estén disponibles para vosotros en 2021.

– Precios más económicos al casarse en viernes o en domingo

La principal ventaja de casarse en viernes o en domingo es que los precios son mucho más competitivos. Al no haber tanta demanda, estos dos días podréis beneficiaros de numerosas ofertas, descuentos o packs. Esto os permitirá desde ahorrar, a dedicar una parte mayor de vuestro presupuesto a otras partidas, como el vestido o la luna de miel.

En Villa Laureana, por ejemplo, os ofrecen precios especiales en 2021 si celebráis vuestro enlace cualquiera de estos dos días de la semana, tanto en temporada alta como en temporada baja. Además, las ofertas incluyen diferentes servicios sin coste adicional, como autobús para el 50% de los comensales, tarjetas de menú personalizadas, decoración floral y cuatro horas de discoteca.

Mesas de banquete interior en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

En concreto, el menú en Villa Laureana para todos los que decidan casarse en viernes o en domingo en 2021 durante la temporada alta (mayo a septiembre incluidos) tiene un precio a partir de 126 € (IVA no incluido). El mismo precio que los sábados en temporada baja, es decir, de enero a abril (ambos incluidos) de 2021 y octubre a diciembre (ambos incluidos) de 2021.

Y el precio es inferior para las bodas celebradas en viernes y domingos durante la temporada baja, donde podéis contratar el menú con los mismos servicios extra incluidos a partir de 119 € (IVA no incluido de enero a abril (ambos incluidos) de 2021 y octubre y diciembre (ambos incluidos) de 2021).

Casarse en viernes o en domingo. Mesas de banquete interior en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

Teniendo en cuenta las características de esta fabulosa finca para bodas, merece la pena plantearse casarse en viernes o en domingo.

– Más opciones de negociar con todos los proveedores

Casarse en viernes o en domingo tiene otra importante ventaja: contaréis con un abanico mayor de posibilidades a la hora de elegir diferentes servicios, y siempre contaréis con más posibilidades de negociar el precio final o de beneficiaros de gratuidades.

Para muchos de los proveedores como el fotógrafo, la wedding planner (Villa Laureana ofrece este servicio a todos sus clientes), o los músicos, contar con una boda en cualquiera de esos dos días de la semana que no son los habituales representa un ingreso extra que no dejarán escapar. Tendréis muchos más profesionales a vuestro alcance.

Corner de limonadas en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

– Posibilidades de disfrutar de un fin de semana con familia y amigos

Casarse en viernes o en domingo puede ser la excusa perfecta para reunir a un grupo de allegados y alargar la fiesta al resto del fin de semana. Si celebráis la boda en viernes, tendréis dos días por delante para seguir pasándolo bien. Si es en domingo, podréis celebrar una preboda el mismo sábado.

Además, si vuestros invitados han tenido que desplazarse para acudir a la boda, tal vez quieran aprovechar la excusa para disfrutar de una escapada de fin de semana y hacer turismo. En compañía, o a su aire.

Casarse en viernes o en domingo. Mesas de banquete interior en Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

– Vuestra boda será más original

Os desmarcaréis del resto de bodas por elegir un día diferente a lo convencional, y muchos de vuestros invitados agradecerán la excusa de vuestra boda para disfrutar de un fin de semana especial. Seguro que no seréis los últimos de vuestros conocidos en casarse en viernes o en domingo.

Y, ¿qué es mejor, casarse en viernes o en domingo?

Si os han convencido las ventajas de casarse en viernes o en domingo y os planteáis cuál de los dos días es mejor, tened en cuenta el tipo de boda que queréis realizar. Esa será la clave. Si habéis pensado en una boda de mañana, con banquete a mediodía, la mejor opción es hacerla en domingo. Si, por el contrario, queréis casaros a media tarde y ofrecer un banquete a vuestros invitados a la hora de la cena, es preferible hacerla en viernes.

La época del año también puede ayudaros a elegir. En primavera y en verano, que los días son más largos, una boda de día celebrada en domingo se disfrutará más que en invierno, que a media tarde ya es de noche. Disfrutar del domingo, aún a sabiendas de que hay que trabajar al día siguiente, suele ser más agradable durante los meses más cálidos del año.

Jardín exterior de Villa Laureana

Fotografía cedida por Villa Laureana

En cualquiera de los dos casos, pero sobre todo si decidís celebrar la boda en viernes, os recomendamos avisar a los invitados con antelación suficiente para que puedan organizarse. Así, si lo consideran necesario, podrán pedir el día de la boda de vacaciones si os casáis en viernes, o el día siguiente si lo hacéis en domingo.

¿Y vosotros? ¿Habíais valorado las ventajas de casarse en viernes o en domingo? ¿Qué os parece esta opción?

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X