fbpx
Vestido de novia
técnicas de belleza
Búsqueda Menú

Un vestido de novia entre los sorprendentes objetos perdidos en un tren

Cómo pedir la mano correctamente: respondemos las principales dudas sobre el compromiso

La rutina de belleza de la mañana de la boda

Oscuro Claro

¿Qué puede ser lo más raro que te encuentres en un vagón de tren? ¡Te sorprenderás cuando leas qué olvidan los pasajeros durante su viaje!

 

Son miles las personas que cogen el tren cada día para desplazarse a otras ciudades. Bien sea por trabajo, para un reencuentro familiar, por amor… Con las ansias de llegar a la ciudad destino, por despiste o por llevar demasiadas cosas encima, algunos objetos acaban olvidados en el asiento de un tren. Renfe tiene un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para la gestión de los objetos perdidos que se encuentran en los trenes de Cercanías, mientras que los objetos que se encuentran en los trenes de estaciones de larga distancia se encarga el Administrados de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Los objetos perdidos de un tren

Según Adif, en 2019 recogieron 37.662 objetos perdidos y encontrados en trenes y estaciones. De ellos, el 41% fueron entregados a sus dueños y un 3’43% se enviaron por mensajería a sus propietarios. Un 4,42% se llevó a comisarías por tratarse de documentación y el resto se derivaron a almacenes municipales correspondientes, una vez pasado el tiempo establecido sin ser reclamados.

objetos perdidos tren
Fotografía: Freepik

La mayoría de los objetos encontrados son pertenencias comunes: carteras, bolsos, anillos, bufandas, móviles, ordenadores…Pero hay objetos que se olvidan que son de lo más raros y no se puede entender cómo alguien ha olvidado eso así, sin más. Adif ha compartido un listado con los objetos más raros o curiosos que han perdido los viajeros. ¡Algunos te dejarán boquiabiertos!

– Carrito de bebé: sí, por raro que parezca algún viajero olvidó su carrito en el tren. Cuando tienes un bebé debes estar pendiente a mil cosas y llevas contigo 1000 bártulos, imaginamos que esa persona tendría prisa por salir y ¡pum!, carrito olvidado.

– Dentaduras postizas y férulas dentales: durante los viajes más largos siempre da hambre, seguro que quitaron sus dientes y los dejaron olvidados en cualquier lugar. No nos queremos imaginar el momento en el que la azafata de tren encuentra “esa cosa”, un momento cuanto menos desagradable.

– Audífonos: aunque parezca mentira los audífonos no son tan raros de perder. En un momento dado, y si los tienes desactivados, se pueden caer. ¡Una lástima para el propietario!

– Pierna ortopédica: no tenemos palabras. Tan solo…¿cómo es posible?

vestido de novia y velo
Fotografía: Freepik

– Vestido de novia: queremos pensar que esta persona se desplazó en tren después de haber dado el “sí, quiero” porque, en caso de haber sido antes de la boda, no sabemos si esta pasajera pudo llegar al altar.

– Un surtido de ibéricos: aquí salió ganando quien encontrara este manjar, sin duda.

– Una tabla de surf: porque fuera un objeto pequeño estamos seguros de que no fue. Quizás las puertas se cerraran antes de tiempo.

– Un zapato suelto: al más puro estilo de Cenicienta, es posible que alguien siga probando suerte hasta encontrar con la dueña (o el dueño) de ese zapato.

– Parque de bebé: como hemos dicho antes, son muchas las cosas que necesitas cuando llevas un bebé y es posible que se acabe perdiendo algún objeto. En este caso el parque es de gran tamaño pero nunca sabremos cómo se olvidaron este bártulo.

¿No te parecen más que curiosos los objetos que pueden encontrar olvidados en un tren? Dejamos claro que las prisas, nunca son buenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas