fbpx
Búsqueda Menú

¿Tienes una relación de pareja tóxica? Te damos las claves para averiguarlo

5 aspectos clave de tu boda que no puedes descuidar

Regalos originales para tu pareja: ¡10 opciones que le encantarán!

Oscuro Claro

Quizás quieras mucho a tu pareja pero sientas que algo no va bien entre vosotros. ¿Sabes cómo identificar una relación tóxica?

Lo sabemos. Cuando estamos enamorados, nuestra pareja es la más buena y guapa del mundo. Quizás sientes que has encontrado a la pareja perfecta, aquella que solo estaba en tus sueños. Y quizás creas que tú eres para ese alguien una persona única y especial. Puede que veas todo color de rosa pero, ¡cuidado! Cuando estás sumergida o sumergido en una relación así, es importante que hagas un análisis de la relación y compruebes si todos los comportamientos y situaciones que tenéis son completamente sanas.

Las relaciones personales sanas son aquellas que te ayudan a crecer y a ser mejor persona. Compartir la vida con alguien no significa que reduzcas tu mundo a esa persona. Debes de tener tiempo para ti y para tus gustos. Pero, ¿cómo identificamos si estamos en una relación tóxica?

Cómo identificar una relación tóxica

Las personas tóxicas tienen patrones muy comunes y hoy te ayudamos a identificarlos. Normalmente, estas personas tienen una personalidad narcisista. Estas personas suelen creerse mejores que los demás, suelen justificar siempre su crueldad, no muestras libremente sus emociones y necesitan tener el control de todo. A continuación te damos unas claves que suelen repetirse en personas tóxicas:

pareja discusión
Image by yanalya on Freepik

Es egoísta y egocéntrico: no tiene empatía por lo demás. Actúa sin plantearse si sus acciones harán daño o no. Seguro que sus problemas son un mundo y los tuyos no importan tanto.

Tiende a victimizarse: los culpables de los problemas son siempre los demás. Las personas tóxicas no piden perdón, al contrario. Siempre acabarás pidiendo perdón tú, incluso por cosas de las que no tienes culpa, solo para que él o ella no se enfade. Por eso las personas tóxicas siempre suelen tener “ex-parejas locas”.

No se alegra del bien ajeno: se compara con los demás y siempre busca defectos.

Le gusta discutir: las personas tóxicas siempre buscan un motivo para discutir y tener la última palabra. Intenta generar un sentimiento de culpa y, después de terminar la discusión, intentará hacer ver que tú tuviste la culpa y que tú la iniciaste. Estas discusiones nunca son leves, siempre se llega a las voces y muchas veces a las faltas de respeto.

Personalidad controladora y posesiva: se molestan si pasas mucho tiempo con amigos y familia. También si tienes una amistad con alguien del sexo opuesto. Controla tu móvil y tus redes sociales e incluso te hace ver que lo que haces está mal. “Seguro que utilizas las redes para hablar con tíos/tías” . “Subes las fotos para que te den likes”. Puede que hayas escuchado estas frases en más de una ocasión. Tu pareja puede verlo como una sobreprotección pero en verdad son celos que llegan a asfixiar y que te pueden aislar del mundo.

Faltas de respeto y menosprecio: intenta quitar importancia a tus logros, toma decisiones sin contar con tu opinión y lo que tú haces no es importante.

Doble cara: las personas tóxicas, muchas veces, tienen una doble cara. Una, la que muestran en público. Suelen ser personas amables, educadas, simpáticas y agradables. Pero la realidad es otra muy distinta. Su verdadera personalidad es calculadora, fría e irrespetuosa.

celos de pareja
Image by Freepik

Reacciones desmesuradas: sientes que debes hablar con mucho cuidado por miedo a decir algo que pueda sentarle mal.

Indiferencia: cuando discutís te “castiga” con su indiferencia, haciéndote ver que no importas para él o para ella. Como si fueras un auténtico fantasma.

¿cómo salir de este tipo de relaciones?

Lo primero que debes hacer es quitar la venda de los ojos y darte cuenta de que no te están valorando. Hay miles de personas que se alegrarían por tenerte. Cuídate y valórate mucho, alimenta tu autoestima y no dejes que nada ni nadie te pisoteé. Trata con objetividad la situación. Puedes hablar con tu pareja para que cambie ciertos aspectos pero ya te avisamos de que muy pocas personas cambian.

Rodéate de gente que te haga sentir bien y te quiera. Y, si ves que tu estado de ánimo no me importa e incluso le quita importancia al asunto, sal de ahí cuanto antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas