ESTÁS EN:

shares

¿Cómo pagar una boda? Es la primera pregunta que se hacen los novios después de prometerse. Y es que, calcular el presupuesto de una boda, no es nada fácil.

 

Casi todas soñamos con un gran día a lo grande. O igual no, pero, créenos, una boda es, probablemente, la fiesta más cara que organizarás en tu vida.

Quieres ceñirte a un presupuesto determinado, pero el lugar de celebración, el catering, el vestido, los detalles para los invitados, etc., es un suma y sigue, y al final, la factura es mucho más extensa de lo que imaginábamos en un primer momento.

Que no cunda el pánico. Te mereces tu boda soñada y nosotras venimos para salvar tu gran día. No es algo imposible de conseguir, y con esfuerzo y ganas, tendrás el día que siempre imaginaste. La clave: gasta inteligentemente y recorta un poco a lo largo de todo el camino.

¿Cómo pagar una boda? Los mejores tips

via GIPHY

Simple ecuación matemática: divide el presupuesto

Con todo en mente, establece el presupuesto inicial. Sí, parecerá demasiado grande. A partir de ahí, divídelo en trozos más pequeños, así será mucho más fácil de digerir y podrás trabajar sobre cada uno de ellos por separado.

Por ejemplo, ¿20.000€ para tu boda? Divídelo entre los 12 meses del año: 1.700€ al mes. Si sigue siendo demasiado, trabaja para reducir los costes y recorta en los gastos mensuales (hay muchos de los que, seguramente, podrás prescindir).

Para que sea más fácil, antes de comenzar, cread una cuenta conjunta para los gastos de la boda. Así, podréis ingresar, mes a mes, el dinero propuesto. Si no sois capaces de ahorrar al mes la cantidad necesaria para vuestra boda, comenzad tiempo antes. La cantidad de tiempo dependerá de las circunstancias de cada pareja.

via GIPHY

Reducir los gastos mensuales

Vale, está claro que para ahorrar una cantidad al mes, que irá destinada al día con el que siempre soñamos, es necesario reducir algunos gastos. ¿Estáis suscritos a alguna revista, apuntados al gimnasio, vais al cine frecuentemente o gastáis muchísimo en teléfono? Los pequeños sacrificios que hagáis mes a mes, ayudarán a ampliar el presupuesto de vuestra boda. Si estas cosas no son indispensables, tened el cuenta la posibilidad de renunciar a ellas durante algunos meses.

Di adiós a los hábitos que solo suman

¿Comes en el trabajo? Sí, sabemos que es más cómodo acudir a algún restaurante, pero durante estos meses, prepara la comida el día anterior y llévatela al trabajo. Renuncia a los cafés entre horas y hazte con tu propio termo (además, estará más bueno). El taxi es cómodo, pero tampoco pasa nada por utilizar el transporte público durante unos meses o caminar más. ¡Y te vendrá perfecto para la operación boda!

Utiliza las tarjetas de crédito con cabeza

Reserva la tarjeta de crédito para los gastos necesarios. Saca una cantidad al mes para pagar en efectivo y no gastar más de lo establecido. No querrás comenzar vuestra nueva vida con una serie de deudas, ¿verdad?

via GIPHY

Busca alternativas para ganar más dinero

¿Un trabajo independiente? No en todos los casos es una alternativa, hay ocasiones en las que nuestro trabajo ya ocupa la mayoría del tiempo, pero, ¿qué tal vender artículos que ya no utilizas? Otra opción: vende parte de tu armario, sabes que no utilizas mucha de las cosas que tienes ahí…

 

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X