fbpx
Teresa Andrés Gonzalvo
Pendientes para novias 2022 // Diseño: Acus Complementos
Búsqueda Menú

Así ha sido la emotiva fiesta de pedida de la influencer Teresa Andrés

Joyas de invitada: inspiración para invitadas sencillas y elegantes

Aimee Lou Wood (‘Sex Education’) luce un original vestido de novia con transparencias en los BAFTA TV

Oscuro Claro

Que mayo es el mes en el que más se celebra el amor es un hecho innegable. El pasado 6 de mayo, Teresa Andrés Gonzalvo e Ignacio Ayllón celebraban su fiesta de pedida.

Bajo el hashtag #Ignytes Pedida, los tortolitos celebraban rodeados de sus familiares y amigos su última fiesta como novios.

Así de especial ha sido la fiesta de pedida de Teresa Andrés Gonzalvo

Para la ocasión, la novia no defraudó a nadie y siguió defendiendo a la perfección su estilo clásico y vanguardista. Para comenzar el día, se enfundó en un mini vestido negro con escote recto.

Pero, por supuesto, ese no fue el look con el que Teresa terminó el día. Para acudir a su fiesta, la influencer lucía un vestido firmado por Encinar Brand. Se trataba de un diseño corto de color rojo con mangas XXL abullonadas.

Para completar el look, una coleta baja y un maquillaje beauty que resaltaba una piel jugosa y unos ojos en tonos bronce.

Después de 10 años de relación, será el próximo 8 de julio cuando la pareja se dé el “sí, quiero”. La pareja protagonizó una preciosa y divertida pedida de mano el verano pasado durante unas vacaciones en Formentera. Ignacio Ayllón organizó un idílico picnic con mientras sucedía una puesta de sol, momento en el que hincó rodilla para pedir a Teresa que pasara junto a él el resto de sus días. “No podía no ser otro día que el 7, no podía no ser otro sitio que en Formentera, no podía no ser en el mar, viendo el atardecer, no podía… o quizá sí. En realidad, nos sobra todo.” Así comunicó Teresa a todos sus seguidores que se estaba preparando para el “sí, quiero”. 

La propia influencer explicó después que casi “arruina” esa pedida con la puesta de sol de fondo, ya que se encontraron a dos chicas italianas que les pidieron unas fotos y Teresa accedió encantada. ¡Menos mal que todo salió bien!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas