fbpx
Oscuro Claro

Planificar una boda nunca ha sido fácil, pero sin duda los novios del 2020 se han topado con un reto mucho mayor que, en ocasiones, puede desembocar en estrés, ansiedad, nervios o falta de sueño. ¿Te encuentras entre los afectados?

 

Planificar una boda es un proceso complejo que en 2020 ha implicado enfrentar retos mucho mayores: pérdidas económicas, retraso de fechas, falsas expectativas… Si a ello se le suma la incertidumbre diaria que sufren las parejas que están organizando su boda, puede llegar en ocasiones a desembocar en estrés, ansiedad, nervios o falta de sueño.

Es importante distinguir estos síntomas para evitar, en caso de sufrir ansiedad, que esta llegue a convertirse en una ansiedad clínica. Y si, por suerte, se trata de un sentimiento o emoción fruto del momento, conviene aprender unas rutinas que te ayuden a afrontar los retos que te quedan por delante con algo más de serenidad.

Pareja en la cama tapada con las sábanas
Foto: Frepik (@wavebreakmedia_micro)

¿Cómo saber si sufro ansiedad?

Según los últimos estudios, más del 40% de la población española sufre síntomas de ansiedad y falta de sueño tras la pandemia. La incertidumbre económica y social que vivimos es una situación sin precedentes que, de una forma u otra, nos ha tocado a todos. Desde el laboratorio Schwabe Farma te ofrecen unos tips imprescindibles a tener en cuenta para saber distinguir si padeces ansiedad y, en caso positivo, para comprenderla, aceptarla y acudir a un profesional de la salud.

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad frecuentes tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias. Con frecuencia, en los trastornos de ansiedad se dan episodios repetidos de sentimientos repentinos de ansiedad intensa y miedo o terror que alcanzan un máximo en una cuestión de minutos (ataques de pánico).

Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar, son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo tiempo. Por eso, conviene estar atentos a los principales síntomas para evitar que esa ansiedad puntual se convierte en persistente y desproporcionada. Cansancio, inquietud, agitación, tensión muscular, insomnio, dolor o presión en el pecho, sudores, miedo y nerviosismo son algunos de sus principales síntomas.

Aprende a distinguir entre estrés y ansiedad

Es muy común que asociemos los síntomas de la ansiedad al estrés que el ritmo de nuestro día a día nos produce: querer tener todos los detalles de la boda controlados, cumplir expectativas laborales, sociales y familiares, tratar de multiplicarnos para llegar hasta donde no podemos… De esta forma terminamos normalizando los síntomas y quitándoles importancia. Sin embargo, hay una gran diferencia entre el estrés de un momento puntual, y sentir una preocupación desproporcionada e irracional en el día a día, eso es ansiedad, no estrés. Y la ansiedad es una enfermedad silenciosa que ha crecido exponencialmente en los últimos años y que no debemos normalizar, ni restarle importancia.

Mujer con reloj en las manos
Foto: Frepik (asier_relampagoestudio)

Tips para combatir la ansiedad

1. Llevar una dieta sana y equilibrada
Es muy importante en caso de notar síntomas de ansiedad, reducir el consumo de estimulantes, como puede ser el café o el té. Uno de los síntomas de la ansiedad es la alteración del sueño, y la cafeína o la teína no ayudan a mejorarla. En general, es importante vigilar que la dieta sea completa y equilibrada.

2. Hacer ejercicio
La práctica de ejercicio aeróbico de media y baja intensidad durante al menos 20 minutos al día, es muy útil para para tu mente. El deporte genera endorfinas en tu cerebro y provoca liberación de tensión y estrés, haciendo más llevaderos los preparativos de la celebración.

3. Planificar bien el tiempo
No hay que dejar que el tiempo te coma, y para ello hay que planificar las actividades de forma realista, teniendo en cuenta las prioridades, necesidades y el tiempo del que realmente dispones. No dejes que la planificación de tu boda consuma todo tu tiempo, distribuye esas horas y no le dediques más de lo necesario.

Mujer con calendario de pared
Foto: Frepik (@rawpixel.com)

4. Practicar técnicas de relajación
Meditación, yoga, taichí, aromaterapia o simplemente tomarte un baño sin prisas son técnicas muy buenas para conseguir relajarte, mejorar tu salud mental y reducir los síntomas provocados por la ansiedad.

5. Regular el sueño
Es muy importante marcarse unas rutinas diarias saludables, otorgándole a nuestro cuerpo el descanso suficiente para afrontar el día. Dormir es tan importante como comer para que nuestro organismo se regule y podamos reducir la ansiedad. Además, nos ayuda a estar bien tanto por dentro como por fuera.

6. Mantener y crear vínculos sociales… respetando la distancia social
Dedicar tiempo a la familia y amigos aunque sea vía Zoom es fundamental para desconectar de las preocupaciones diarias o sentir el apoyo necesario cuando lo necesitemos. Las relaciones sociales son un chute de energía para mantener la salud mental a raya, y no debemos dejarlas de lado precisamente en estas situaciones.

7. Aprender a disfrutar del momento, del preparativo
No te centres en lo que no está en tu mano cambiar, céntrate en lo que puedes manejar y mantén siempre un lenguaje positivo.

8. Consultar a un especialista
En el caso de que los síntomas se agraven y no puedas controlar los ataques de ansiedad, lo más recomendable es acudir a un especialista como tu médico o farmacéutico, ellos sabrán qué solución es la que mejor se adapta al nivel de tu patología.

Fuente: Sonia Ayo, de Schwabe Farma Ibérica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas