fbpx
mangas abullonadas
Bata de novia
Búsqueda Menú

Las novias que no se casaron a causa del Covid podrían recuperar el dinero de su vestido

Se casa el hijo de Rosa Clará, único heredero de la firma de boda nupcial

La lencería para novias: las prendas que te enamorarán

Oscuro Claro

El dinero de los vestidos de novia que no se pudieron lucir a causa de la pandemia provocada por la COVID-19, será devuelto.

 

Que el COVID trastocó el mundo nupcial es algo evidente: los banquetes, profesionales de la fotografía, reservas en capillas… fueron suspendidos o aplazados.

vestidos de novia con plumas
Fotografía: Alberto Casacruz

Comienzan a proliferar las sentencias que dan la razón a los vestidos de las novias

Pero, ¿qué pasa con los vestidos de novia que no se pudieron lucir? Pues bien, empiezan a proliferar las sentencias judiciales de las novias que pedían detener la confección y las pruebas de sus vestidos.

El primer caso resuelto ha sucedido en Palma de Mallorca. Una pareja de novios se hubiera casado el 20 de junio de 2020 y, la novia, acudió a la tienda Pronovias de Mallorca el 10 de diciembre de 2019 para escoger su vestido de novia: “Acordó con la marca que el pago de la pieza, hecha a medida, se dividiría en tres importes, el segundo sería el día de la primera prueba, el 3 de abril de 2020”, según explica el diario Última Hora. Sin embargo, el 14 de marzo se decretó el Estado de Alarma. El diario continúa explicando que “fijaron para el mes de abril otra nueva fecha, pero las medidas excepcionale continuaron y tuvieron que anularlo todo. A causa del escenario epidemiológico, decidieron cancelar la ceremonia y la mujer lo comunicó a la tienda para reclamar la primera cuantía realizada. Sin embargo, Pronovias se negó a entregarle el dinero y se basó en las condiciones del contrato, que no admitían cambios ni devoluciones”. Sin embargo, el artículo 36 del Real decreto ley 11/2020 establece “el derecho de resolución de determinados contratos sin penalización por parte de los consumidores”, hizo que la magistrada terminara por darle la razón a la novia.

mangas abullonadas
Fotografía: Imagina Studio

En el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Valladolid ocurrió una situación similar cuando una mujer que suspendió la boda prevista para agosto demandó a la tienda que le iba a confeccionar su vestido de novia, abonando 1.050 euros como anticipo. Fue en 2019 cuando la novia acudió como clienta de la tienda. Tras comunicar la suspensión del evento, anuló su pedido aunque se ofreció a pagar los gastos que se hubieran incurrido en el pedido. La tienda contestó que era imposible cancelar el vestido. El Juzgado sentenció que la razón la tenía la novia y que el establecimiento tendría que reintegrar la mitad del precio total del vestido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas