fbpx
novia, boda, cama, durmiendo
vestidos para bodas de oro
Búsqueda Menú

Mitos sexuales: destapamos los mitos sexuales más conocidos

Soñar con una boda, ¿cuál es su significado?

Un pueblo de Almería repite 50 años después las fotos de boda de sus mayores

Oscuro Claro

La sexualidad ha sido durante mucho tiempo un tabú y siempre se ha rodeado de mitos. Hoy desmentimos los mitos sexuales más conocidos

Un mito es una idea que no tiene comprobación científica, pero que muchas personas creen. Los mitos pueden llegar a generalizarse en la sociedad, afectando no solamente a personas a nivel individual. También alcanzando colectivos y generando, en muchas ocasiones, situaciones de rechazo y discriminación. Los mitos se convierten así en prejuicios y concepciones que manchan la realidad, considerándolos como correctos. La sexualidad siempre ha estado rodeada de estos mitos. Esto, unido al desconocimiento, ha provocado angustias y dificultades sexuales innecesarias. Hoy desmentimos algunos de los mitos sexuales más comunes. Seguro que has escuchado más de uno.

Mitos sexuales más conocidos

  • Si te masturbas mucho te puedes quedar ciego

Seguro que lo has escuchado: uno de los mitos sexuales en la adolescencia más conocidos es la idea de que si uno se masturba mucho se puede llegar a quedar ciego o calvo. No hace falta decir que ambas afirmaciones son falsas. De hecho, la masturbación es buena para la sexualidad humana y está llena de beneficios. No solo nos ayuda a conocernos mejor, descubriendo qué nos gusta y cómo, también es buena para nuestra salud, nuestro cuerpo y nuestra mente. Un acto natural y muy placentero. ¿Qué beneficios tiene la masturbación?

beneficios de la masturbación
Fotografía: Imagen de freepic.diller en Freepik

Reduce el dolor: ayuda en momentos de dolor, como durante la menstruación, cuando las mujeres sufren dolores y molestias. Las sustancia químicas que se producen tras el orgasmo actúan como analgésico, por lo que reducen las molestias. Así lo demostró un estudio a nivel internacional llevado a cabo por Womanizer.

Refuerza el suelo pélvico: masturbarse de forma habitual ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico. En el caso de las mujeres esto es muy importante porque un mal tono muscular puede provocar incontinencia urinaria o disfunciones sexuales, provocando la falta de sensibilidad.

Protege tu corazón: sí, es bueno para tu sistema cardiovascular. Sobre todo en el caso de los hombres. Los niveles de noradrenalina se disparan, aumentando la frecuencia cardiaca y la presión arterial, mejorando así la circulación.

Cuida tu piel: con la masturbación se oxigena la piel y se libera oxitocina, que reduce la inflamación. Esto hace que desaparezcan granitos y erupciones, estimulando la luminosidad del rostro. Uno de los mitos sexuales más comunes es el de que si te masturbas, te salen granos. Todo lo contrario.

cómo elegir la ropa interior para la boda
Fotografía: Imagen de standret en Freepik

Refuerza tus defensas: fortalece el sistema inmune evitando infecciones. Además, en el caso de las mujeres ayuda a que se abra el cuello uterino.

Combate el imsonio: durante el orgasmo se liberan hormonas y endorfinas que desatan la felicidad y la relajación e incitan al sueño. Masturbarse te ayuda a dormir mejor.

Reduce el estrés: gracias a sus beneficios relajantes, la masturbación disminuye la tensión arterial y hace que los niveles de cortisol se reduzcan.

Mejora la concentración: masturbarse estimula la concentración. Se genera una mayor creatividad intelectual y más capacidad comunicativa. Permite una mayor concentración en tareas intelectuales.

Proporciona bienestar: en general la masturbación hace que nos sintamos bien, no solo por el placer que produce, también por las sensaciones de calma y alivio que se sienten. Además, durante el orgasmo se liberan sustancias químicas como la dopamina, asociada al sentimiento de bienestar y felicidad.

  • Los hombres tienen más deseo sexual que las mujeres

La biología es uno de los factores que influyen en nuestra sexualidad. Es cierto que las testosterona puede incrementar el deseo sexual pero no olvidemos que todos tenemos testosterona y estrógenos en proporciones variables. Este es uno de los mitos sexuales influido por los roles sociales.

  • “Los hombre siempre tienen ganas”. 

Muy relacionada con el mito anterior. La idea de que a los hombres les apetece siempre es errónea y suele generar mucha presión. El deseo y la excitación de cualquier persona varía dependiendo del ánimo, del momento del día, su estado físico… El entorno y cómo nos encontramos son fundamentales a la hora de la relación sexual.

qué significa soñar con una boda
Fotografía: Imagen de lookstudio en Freepik
  • Los afrodisiacos aumentan el deseo

A día de hoy no hay nada contrastado: ningún alimento incrementa directamente el deseo sexual. Hay sustancias que desinhiben, como el alcohol, pero que también pueden perjudicar a la hora del acto. Es cierto que hay elementos que pueden favorecer la circulación y mejorar la respuesta sexual, pero sin aumentar el deseo.

  • El sexo durante la menstruación puede generar infecciones

El contacto con la sangre menstrual en las relaciones no es fuente de infecciones o enfermedades. El cuerpo puede estar algo más sensible durante el periodo pero si se usan las medidas de precaución habituales no habrá ningún problema. ¡Además muchas mujeres sienten más deseo sexual durante estos días!

  • No se pueden tener relaciones durante el embarazo

Otro de los mitos sexuales más extendidos. La mujer puede tener relaciones durante el embarazo. Esto no genera problemas de gestación, ya que la musculatura del útero y el líquido amniótico protegen al bebé. Puede ser un momento donde la relación sexual se libere de la necesidad de usar métodos anticonceptivos, siempre que se mantenga una relación de pareja estable y no se teman por enfermedades de transmisión sexual.

mitos sexuales cómo cuidar tu relación sexual
Fotografía: Imagen de jcomp en Freepik
  • El tamaño del pene importa

¿Uno de los mitos sexuales o toda una realidad? Que un pene mida más o menos centímetros no es relevante para el placer ya que la sensibilidad de la vagina y el ano no se encuentran en puntos muy profundos. En la vagina, por ejemplo, la sensibilidad se encuentra en el tercio exterior. Entonces, ¿por qué hay personas que se fijan en el tamaño? Por la falsa creencia de que un pene más grande te hará sentir más placer. Es más importante saber cómo moverse que el propio tamaño del miembro.

  • Las masturbación en el hombre o en la mujer es señal de que algo no va bien en la pareja

Tanto hombres como mujeres practican la masturbación a lo largo de su vida. Esto no significa que sus vidas sexuales sean precarias. De hecho, la heteromasturbación, la que se realiza en pareja, se puede convertir en un buen juego para comenzar la relación sexual, como preliminar.

Y tú, ¿conoces más mitos sexuales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas