fbpx
Búsqueda Menú

El caso “tiaragete”, una de las grandes polémicas de Meghan Markle con la reina Isabel II

Vestidos de novia originales para mujeres fuera de lo común

Vestidos de invitada para bodas de primavera 2023: ideas para arrasar

Oscuro Claro

Desde el pasado 10 de enero, Reino Unido y buena parte del mundo, se encuentra inmerso en una de las polémicas más acaloradas de la Familia Real británica: el libro publicado por el príncipe Harry, En la sombra.

En sus memorias, el hijo de Diana de Gales narra distintos hechos que no dejan de sorprender al mundo entero e, incluso, a su propia Familia Real. Entre estos temas, se encuentra el “tiaragete”, la supuesta discusión que mantuvieron Meghan Markle e Isabel II con motivo de la tiara nupcial de la actriz.

Las memorias del príncipe Harry vuelven a juicio: ¿qué hay de cierto en ellas?

Para poner en contexto, la primera vez que supimos algo acerca de esta discusión fue gracias al periódico The Sun en el año 2018. En él se publicaba un artículo muy detallado firmado por el periodista Dan Wootton que rezaba que “Meghan quería una tiara que tuviera esmeraldas y ni ella ni Harry estuvieron contentos cuento les dijeron que su primera opción era imposible, ya que nadie sabía exactamente de dónde procedía”. Hubo preocupaciones por si era una tiara originalmente rusa. De ahí a que se mantuviera una reunión en la que, según The Sun basándose en el libro Harry y Meghan en libertad, libro con el que Meghan reconoció haber colaborado ante un tribunal, Meghan, el príncipe Harry, la reina Isabel II y Angela Kelly, asistente personal, consejera y conservadora de la joyería y guardarropa de Isabel II, fueron los integrantes de esa disputa. Algo que difiere del libro del príncipe Harry, donde se asegura que el joyero real también fue partícipe de esa discusión.

“Hubo un intercambio muy acalorado que llevó a la Reina a hablar con Harry. Ella le dijo: `Meghan no puede tener todo lo que quiera. Ella recibe la tiara que yo le he dado`”. Fue así como supimos de la famosa frase que supuestamente pronunció Harry: “Lo que Meghan quiere, Meghan tiene”. Sin embargo, en las memorias de Harry eso nunca tuvo lugar. Al contrario, cuando las personas salieron de esa habitación, se había elegido por unanimidad la tiara que luciría Meghan Markle (y que lució) en su gran día. Entonces, ¿dónde está la verdad en todo este asunto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas