ESTÁS EN:

shares

Una vez escuchas el «sí, quiero», sabes que comienza la barra libre. Coctel, comida y fiesta, ¿te pusiste demasiado borracha en una boda? He aquí lo que debes hacer.

 

La barra libre es una de las cosas más esperadas en una boda pero, a la vez, una de las más peligrosas. Hay que saber estar en todos los sitios, pero, a veces, si hay alcohol de por medio, esto no resulta tan fácil. Cuando te lo estás pasando estupendamente cabe la posibilidad de que se te vaya de las manos y bebas un poco de más.

¿Te pusiste demasiado borracha en una boda?

Si, sin saber cómo, se te ha ido de las manos el tema y te pusiste demasiado borracha en una boda no te preocupes. Todo tiene solución en este mundo. Así deberías manejar la situación según los expertos.

Lo primero es ver hasta donde has llegado. Ya sabes que hay diferentes tipos de borracheras. Y, mientras tu borrachera no haya afectado a nadie más que a ti misma, el problema no es tan grave. Tu solución se limitará a pasar (lo mejor que puedas) la resaca.

Si te despiertas la mañana siguiente un poco avergonzada y sin saber bien qué es lo que pasó, lo primero que tienes que hacer es llamar a algún amigo que haya asistido a la boda para que te ponga al día. Quizás sientas la necesidad de arreglar las cosas si has ido más allá de lo debido.

Primero, recuerda que el hecho de que tú te emborracharas no tiene por qué arruinar los recuerdos de tus amigos recién casados. Hay muchas posibilidades de que los novios estuvieran tan borrachos como tú o que, sencillamente, no se dieran ni cuenta gracias a las muchas personas que pedían su atención ese día.

Si te emborrachaste hasta tal punto que requeriste de atención especial, ya sea que el padrino te pidiera un taxi o que el camarero te atrapara antes de caerte encima del pastel, te tocará disculparte. Sobre todo si causaste algún tipo de escena desagradable delante de la feliz pareja. Envía unas flores o bombones a los recién casados para cuando lleguen de su luna de miel. Reconoce tu mal comportamiento y pide disculpas. Afortunadamente, tu borrachera no va a arruinar vuestra amistad.

Si molestaste a alguien en concreto y no a los novios, haz lo propio con esa persona. Un simple mensaje o llamada es suficiente en estos casos.

Tampoco te preocupes más de la cuenta, lo más posible es que todos se lo tomaran a risa y atribuyeran a tu emoción (y amor por los novios) esos discursos con el micrófono del autobús o esos bailes a lo Beyoncé en las sillas.
demasiado borracha en una boda

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X