fbpx
Oscuro Claro
Aplaudimos este gesto tan solidario

Una joven cancela su boda y, entre lágrimas y disgustos, se le ocurre una brillante idea que ha sido aplaudida por las redes: ¡Hacer felices a otros!

 

Cancela su boda y…

Sarah Cummins era una de esas novias que tenían su gran día planeado a la perfección. Esta joven había estado trabajando horas extras durante casi más de dos años para hacer realidad su sueño: una preciosa boda con 170 invitados en el hotel Ritz Charles de Carmel (Indiana).

La gran celebración le iba a costar ni más ni menos que 26.000$, o lo que es lo mismo, 22.500€. Pero, en la vida, no todo sale cómo esperamos.

A veces las cosas se tuercen y no podemos evitarlo. Sarah vivió uno de esos casos: su boda se canceló cuando tenía completamente todo organizado.

Cancela su boda
Twitter

Aunque fue una situación difícil, esta novia supo sobreponerse ante las adversidades. Cummins decidió convertir su desgracia en un acto ejemplar. Cuando se enteró de que toda la comida de su banquete sería arrojada a la basura, decidió mantener la reserva para invitar a comer a gente sin hogar. “Me disculpé, lloré, llamé a los músicos, volví a llorar, pero cuando me enteré de que toda esa comida sería arrojada a la basura, me sentí mal”, comentaba Cumming.

Su pareja estuvo de acuerdo en todo momento. No sería el día feliz que esperaban, pero podían hacer que fuese el de otros. Así que, la joven comenzó a llamar a diferentes centros de ayuda de la ciudad. Finalmente, fueron 170 personas que pudieron disfrutar del festín gastronómico.

El banquete estuvo compuesto por el siguiente menú: albóndigas glaseadas, brochetas de queso de cabra, pechuga de pollo con alcachofas y crema de Chardonnay. ¿De postre? ¡La tarta de bodas, por supuesto!

El gesto de Sarah ha sido aplaudido por las redes, y desde LSC también lo hacemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas