ESTÁS EN:

shares

Nos encanta saber que hay parejas que duran años y años juntos, viviendo momentos inolvidables. Pero, la pregunta del millón es: ¿cómo comenzaron esas increíbles historias de amor? The Way We Met es el encargado de contarlo. Enamoradas del amor: ¡muy atentas!

Las historias de amor más especiales

La cuenta “The Way We Met” será, sin duda, la encargada de hacerte creer en el amor. Reencuentros de la infancia, amores a distancia o mágicas pedidas de mano, así son algunas de las historias de amor que podemos encontrar en este encantador Instagram.

The Way We Met o, en español, cómo nos conocimos, demuestra que el amor sigue siendo tan fuerte como siempre. ¿Cómo? Simplemente lo hace mostrando fotos e historias de amor de parejas reales. ¡Te enseñamos nuestras tres favoritas!

Una preciosa relación a distancia

Se conocieron en un típico pub americano de música country en Dallas. Él se acercó a ella a pedirle un baile. Después comenzó todo: las llamadas, los mensajes, las fotos… Habían comenzado una relación a distancia. ¿Por qué? Él era jugador de béisbol y al estar en diferentes equipos, tuvo que viajar mucho. Después de cada viaje, él le dejaba una pelota de béisbol en la maleta con un mensaje romántico escrito a mano. 52 pelotas más tarde, llegó la mejor: “¿quieres casarte conmigo?”, ponía. La respuesta fue clara, y la pareja ya cumplido su primer aniversario.

«We met at Cowboys Red River- a honky-tonk establishment with live country music, dance lessons, and a mechanical bull. I had literally just landed in Dallas to visit my sister and for some reason that’s where we ended up. It’s proof that there’s really no telling where you’ll meet your soul mate. Joshua and I exchanged glances from across the room and then he walked over to me and asked me to dance. Everything began in those five minutes. After my trip came the phone calls, texts, pictures, and emails… and soon we found ourselves in a long distance relationship. Joshua is a baseball player and so he moved around a lot while playing for different teams. As a result, we traveled back and forth a lot to visit each other between LA, Dallas, New Jersey, and Puerto Rico. At the end of every trip, Joshua would always sneak a baseball into my suitcase with the most romantic handwritten note. 52 baseballs later, he handed me my favorite one of all which read, «will you marry me?» We just recently celebrated our one year wedding anniversary and are loving life.»

Una publicación compartida de The Way We Met (@thewaywemet) el

Una vida juntos

Esta es otra de esas historias de amor preciosas. Todo comenzó con una flor y un chico esperando en la calle para pedirle, a la que sería la mujer de su vida, que asistiese al baile de la escuela junto a él. Ella se hizo rogar, pero finalmente cedió ante el romanticismo. Después de 60 años, apoyándose en los negocios y en todos los momentos difíciles, aseguran que el verdadero negocio es su amor y que siguen locamente enamorados.

El cielo fue suyo

Los dos se mudaron a Vancouver en algún momento de su vida, y allí se conocieron. Fue la vida en la costa oeste y el espíritu aventurero lo que les unió. Para la víspera de Año Nuevo, él sugirió hacer una caminata nocturna y celebrarlo solos los dos. Cuando llegaron a un mirador, los dos sacaron sus cámaras, ya que ambos son fotógrafos, para tomar algunas fotos de sparkler skywriting, donde se usa un sparkler para escribir cartas al revés en el aire y luego tomar una foto de exposición larga para revelar la palabra. Cuando él comenzó a escribir, ella no estaba prestando mucha atención, hasta que en la pantalla de su cámara apareció: “¿Quieres casarte conmigo?”. El cielo y los corazones se fundieron en ese momento. 

«Our story begins with a west coast island girl and a prairie farm boy who were both looking for somewhere that felt like home. I, Brie, originally hail from Vancouver Island, but had lived in Vancouver since 2007. I went to university in Montréal, but after three rough, eastern Canadian winters, the mountains and ocean were calling. Reuben is an Alberta boy, and moved to Vancouver in 2010 after growing up on a farm in a small town just outside Edmonton. West coast life and a shared adventurous spirit brought us together. During the course of our adventures, we came to discover that we are our best selves when we’re outdoors, whether we’re climbing to the top of a mountain or finding a river or glacial lake to swim in. For New Years Eve, Reuben suggested we do a night hike and celebrate just the two of us. When we made it to the lookout, we set up our tripods to take some photos as we are both photographers. Reuben nonchalantly suggested we take some photos of sparkler skywriting- where you use a sparkler to write letters backwards in the air and then take a long exposure photo to reveal the word. So we took turns writing things in the sky. Then on one of Reubens turns, I settled myself behinid the camera to take the shot. As he started writing, I wasn’t paying attention much attention, but when the camera display finally came up with the words «MARRY ME?» the sky and my heart were on fire.»

Una publicación compartida de The Way We Met (@thewaywemet) el

Después de esto, ¿quién no va a creer que existen las verdaderas historias de amor? 

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X