fbpx
Oscuro Claro
El mensaje que se hizo viral.

Parece mentira pero es cierto. Tess Newall, de Edimburgo, se casó en junio de 2016. En su gran día llevó un vestido de novia muy especial y de gran valor sentimental: fue el vestido que llevó su bisabuela el día de su boda. El día después de la boda, la novia llevó el vestido a la tintorería pero no volvió a saber nada más.  

¿Que pasó con el vestido de novia?

Después de la boda, Tess decidió llevar su vestido de novia a la tintorería para que lo limpiaran y lo dejaran en perfecto estado. Sin embargo, cuando se acercó a recogerlo, el vestido había desparecido. Sí, sí como lo oyes. Resulta que la tintorería estaba de liquidación ya que iban a cerrarla dentro de poco, por lo que el vestido ya no se encontraba en la tienda.

Tess, la novia, pensó dos cosas: que la tintorería había perdido su vestido o bien, que se lo hubieran vendido a alguien. Ella creyó en la segunda opción, así que decidió pedir ayuda a la comunidad de Internet, en concreto de Facebook para que la ayudaran a encontrarlo. ¡Hizo todo lo posible por recuperar su vestido de novia!  

Lo que la novia no sabía es que la idea fuera a funcionar. Su publicación de Facebook fue compartida por muchísimas personas y, al poco tiempo, el nuevo dueño del local (donde se encontraba antes la famosa tintorería), leyó el mensaje de Tess y decidió buscar por la tienda. Finalmente, el vestido de novia apareció tirado por el suelo en una esquina del local. La historia de Tess tuvo un final gracias a Facebook.

vestido de novia
Fuente: Pinterest
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas