fbpx
Oscuro Claro
Mil veces mejor que conocer a mucha gente

Conectar con una persona es una sensación maravillosa. Cuando sientes que, a pesar de acabar de conoceros podéis hablar de cualquier cosa y mostraros tal cual sois. Algo, que no sucede con todos los que conoces.

 

Nuestra forma de relacionarnos ha cambiado radicalmente en los últimos años. Hace unos años, no nos habríamos imaginado que se pudiese ligar a través de aplicaciones como Tinder. Actualmente utilizamos todo tipo de redes sociales para conocer gente. Por no hablar de discotecas, conciertos, etc. Conocemos a muchas personas, personas de diferentes tipos. Pero conocer a estas personas no es lo mismo que conectar con alguien. Entre medias de todas esas personas que conocemos, de repente se cruza una en tu camino con la que te sientes tan a gusto como si llevaseis una vida juntos.

Conectar con una persona es mejor que conocer a muchas

Una persona con la que con solo compartir una horas lográis crear un ambiente cómodo, en el que sois capaces de ser vosotros mismos y hablar de cualquier cosa, no es algo que se encuentre todos los días. Pero si algo que recordarás para siempre. Por eso, si os cruzáis con personas con las que surge esa conexión instantánea y tan especial, aprovechad la ocasión y no dejéis que se quede en un encuentro sin más.

Si tu has sentido esa conexión con alguien, probablemente, la otra persona lo haya sentido igual. Está claro, encajáis. Y sí, igual esa conexión no dura para siempre pero el tiempo que os permitáis conoceros de verdad, será maravilloso y os hará sentir genial.

via GIPHY

Como esa amiga que con solo mirarte sabe que estás pensando o como el chico al que fuiste capaz de contar todo lo que te importante y mostrarte tal cual eras en el primer encuentro. Una conexión que engancha, que te puede llegar a hacer dependiente de esa persona. Y a veces, conexiones que terminan y de las cuales hay que saber salir. ¿Cómo? Concediéndote tiempo a ti mismo, teniendo claro que esa casualidad ya terminó y que te esperan miles de casualidades más, muchas conexiones igual o más intensas y no olvidando jamás, que ese tiempo y esa persona te hicieron feliz.

via GIPHY

Cuando te cruzas con una persona y surge esa relación, tu cuerpo lo sabe. Pongamos de nuestra parte para que esto ocurra más veces, no nos quedemos en un simple encuentro y busquemos la verdadera conexión. Y, no te presiones, relájate, que lo demás, vendrá solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas