ESTÁS EN:

shares

Si te casas, quizás hayas sentido alguno de ellos en algún momento. 

Si estás leyendo esto probablemente estés en plena organización de tu boda, lo que te convierte en una novia inminente. Y como tal, sufrirás el clásico estrés de las nupcias. Pero tranquila, no eres la única.

Según Fran Walfish, psicóloga y autora de varios libros, asegura que «tener un nerviosismo nupcial no significa que el matrimonio esté condenado o que sea el momento de suspender la boda. Sin embargo, esos nervios deben canalizarse como una forma de prestar atención a los sentimientos legítimos«.

El coach de parejas, Matt Morgan, ha sometido a terapias prematrimoniales  a más de 1.000 parejas comprometidas y calcula que alrededor del 80 por ciento de todas han experimentado nerviosismo nupcial de algún tipo.

5 nervios normales de boda que toda novia sufre

5 nervios normales de boda que toda novia sufre

Hemos recopilado los consejos de los expertos para manejar esos nervios:

1. ¿Qué pasa si algo sale mal?

Teniendo en cuenta que este es uno de los días más grandes –por no decir más costosos– de tu vida, no es de extrañar que quieras que sea perfecto. ¿Solución? Recuerda que muchos de los acontecimientos que ocurrirán en tu gran día están fuera de tu control. Dale la vuelta al guión en lo que realmente es un día de bodas perfecto. Tus invitados van a celebrarte y si algo no sale como tu esperabas, no se darán ni cuenta. Y si se dan, no le darán importancia.

2. ¿Qué pasa si hay drama entre los miembros de la familia?

Ya sea porque te preocupe la relación entre tus padres si están divorciados o que tus respectivos lados de la familia se lleven bien, ese pensamiento de «qué pasaría si»  te puede provocar pánico. Para superar dicho miedo, lo mejor es sentarte a hablar con tu pareja y también con cada miembro de la familia implicado en la posible discusión.

3. ¿Qué pasa si la gente no se divierte?

Está claro que lo que deseas es que tus invitados disfruten de tu celebración pero recuerda que, por mucho empeño que pongas, esta parte también está fuera de tu control. Podrás hacer todo lo posible, pero nunca sabrás si todos, absolutamente todos, se divierten. Por lo tanto, la opción más acertada es disfrutar tú y los demás disfrutarán.

4. ¿Qué pasa si me caso con la persona equivocada?

Según diferentes profesionales, este miedo es uno de los más comunes. Según la propia experiencia de someter a terapia a diferentes y numerosas parejas, la conclusión a la que han llegado la mayoría de los profesionales es que «lo mejor es invertir en terapias matrimoniales si es que hay diferencias entre ambos. Y si no tiene solución, entonces habrá que tomar otras medidas«.

5. ¿Seré un buen cónyuge?

Cuando se trata del matrimonio, parece mucho más fuerte pero en realidad es lo mismo que convivir con tu pareja solo que con un pacto legal. Si el amor, respeto y tolerancia son de verdad, no habrá problema.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X