ESTÁS EN:

shares

Así fueron las dos maravillosas bodas de Elizabeth Taylor: pasión, furia y amor en estado puro. Descubre todos los detalles.

 

Su amor comenzó en 1962, durante el rodaje de Cleopatra. Elisabeth Taylor confesó que su pasión se desató la mañana en la que Richard Burton llegó al plató borracho. El actor estaba tan perjudicado por la resaca que Taylor tuvo que ayudarle a sujetar una taza de café, según aseguraría la actriz: »Tuve que ayudarle a acercársela a la boca, y eso me enterneció. Pensé Vaya, pues si resulta que es humano… tan vulnerable, dulce, tembloroso y de risita fácil”, recordaría Elizabeth sobre la escena años después.

Bodas de Elizabeth Taylor

Las dos bodas de Elizabeth Taylor

Sin embargo, no era la primera vez que la pareja coincidía. Ya lo habían hecho años atrás en una fiesta en la casa de Stewart Granger. En el libro El amor y la furia, dedicado a la pareja, Sam Kashner y Nancy Schoenberger cuentan que Burton, recién llegado a Hollywood, solo pudo reír cuando vio por primera vez a Elizabeth Taylor, ya que la joven era escandalosamente bella.

En el rodaje de la película Cleopatra ambos comenzaron un affaire. A nadie le resultó extraño, ya que Burton era famoso por mantener relaciones íntimas con sus compañeras mientras que Taylor ya llevaba cuatro matrimonios. Sin embargo, ambos actores en ese momento estaban casados y, si lo normal hubiera sido mantener esa relación extramatrimonial en secreto, lo pregonaron a los cuatro vientos en las calles de Roma.

Bodas de Elizabeth Taylor

Lo que ninguno de los dos sabía es que esa aventura les llevaría a encontrar el amor. Tanto es así que Richard y Elizabeth se dieron el ‘sí, quiero’ en Montreal. Contra todo pronóstico, su enlace fue una ceremonia privada a la que asistieron escasos miembros de su equipo de reparto. Taylor lució un vestido de la diseñadora Irene Sharaff de gasa amarillo, el pelo recogido mediante jacintos y lirios y, como complemento, un collar muy llamativo que el propio Richard le había regalado.

Bodas de Elizabeth Taylor

Sin embargo, los recién casados eran muy mediáticos, entre otras cosas, por su problema con la bebida y las discusiones. Aunque tenían una aglomeración de fans que les respaldaba de manera incondicional, el Vaticano condenó su relación tachándola de ‘vagabundeo erótico’. Richard Burton y Elizabeth Taylor amasaron una enorme fortuna que destinaron a múltiples bienes: «Adquirieron cuadros de Utrillo, Monet, Picasso, Van Gogh, Renoir, Rouault, Pissarro, Degas, Augustus John y Rembrandt. Compraron una flota de Rolls-Royce e invirtieron en bienes inmuebles: 270 hectáreas en Tenerife (donde cultivaban plátanos) y cuatro en el condado irlandés de Wicklow (donde criaban caballos), además de Casa Kimberly, en México. Naturalmente, conservaban sus tres casas: las de Richard en Céligny y Hampshire y la de Elizabeth en Gstaad, narra el libro El amor y la furia.

En 1973, ambos protagonizaron la película ‘’Se divorcia él, se divorcia ella’’, y resultó ser un presagio de lo que estaba por acontecer. Richard fue infiel a su esposa con su compañera de trabajo, Nathalie Delon, la ex mujer de Alain Delon. Taylor publicó un comunicado en el que afirmaba: ‘’Quizá nos hayamos querido demasiado’’ y, por primera vez, Burton acudió a un médico para intentar dejar la bebida.

Bodas de Elizabeth Taylor

Sin embargo, como dice el refrán, ‘’El amor tiene razones que la razón desconoce’’. Tras haber ‘rehecho’ sus vidas con otras personas, ambos se reencontraron y Burton le pidió a Elizabeth matrimonio por segunda vez. Este enlace se ofició el 10 de octubre de 1975 a orillas del río Chobe, en África Central. Burton lució un pantalón blanco y jersey de cuello alto rojo. Por su parte la novia lució un vestido largo verde con abalorios y plumas. Lo más llamativo de esta ceremonia fue que los testigos fueron dos hipopótamos. Sin embargo, en las navidades de ese mismo año, el actor protagonizó una aventura junto a Suzy Hunt. Taylor intentó rescatar su amor pero, ocho meses después, llegó el divorcio, el definitivo. Ambos se volvieron a casar. Burton se casó y divorció de Suzy Hunt y después le dio el ‘sí, quiero’ a Sally Hay, su ayudante. Mientras tanto, Elizabeth se casó con el senador John Warner, de quien se acabó separando también.

Bodas de Elizabeth Taylor

El 5 de agosto de 1984, con 58 años, Richard Burton moría en su casa de Suiza a causa de un derrame cerebral. Cuando le dieron la noticia a Elizabeth, ella se desmayó. La protagonista de Cleopatra no acudió al entierro de su dos veces exmarido, pero si asistió a una misa funeraria en Gales. Taylor falleció en el año 2011 y, hasta el final de sus días, dormía junto a la última carta que Burton le había escrito. En ella Richard le decía que estar en casa era estar con ella, y que él quería estar en casa.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X