ESTÁS EN:

shares

Como ya os contamos desde LucíaSeCasa, Beatriz de York se casó en secreto con Edoardo Mapelli. ¿Quieres conocer las curiosidades más íntimas de esta boda?

 

El 17 de julio, Beatriz de York y Edoardo Mapelli se dieron el «sí, quiero» en una boda que a todos nos pilló por sorpresa. Lo hicieron en secreto y de la forma más intima. Después de tres cancelaciones, la hija del Príncipe Andrés pudo celebrar su boda en la Capilla Real de Todos los Santos en Royal Lodge, Windsor.

Pero hay más detalles que estamos seguros de que desconoces, y hoy te los queremos contar.

Cosas que no sabías de la boda de Beatriz de York

1. Boda secreta por culpa del coronavirus

La pareja se casó en secreto y de la forma más íntima posible. Tan solo asistió la familia más cercana. Por supuesto, nada de cámaras ni medios de comunicación. Tan solo el fotógrafo de confianza de la pareja.

2. El vestido de la novia

Beatriz de York quiso seguir la tradición familiar y ha sido la única nieta de Isabel II en ponerse su vestido de novia vintage. Ni Lady Di, ni Sarah Ferguson, ni Kate Middleton, ni Meghan Markle, ni tampoco la Princesa Eugenia, han sido capaces de ponerse la pieza. Beatriz de York mandó hacer unos cambios al vestido de Norman Hartnell, que llevó la Reina Isabel II en 1962. Se trata de un modelo de seda en color marfil con manga corta en organza, corsette de brillantes y falda. Un look nupcial vintage ahora pero muy a la moda en aquellos tiempos.

Boda de Beatriz de York

3. La tiara y los anillos de diamantes 

Isabel II le prestó a su nieta la misma tiara que lució ella en su boda de 1947 cuando se casó con Philip Mountbatten, el duque de Edimburgo. La tiara tiene tanta historia que ha sido protagonista de varios retratos reales, era la preferida de su dueña original, la Reina Mary. Fue esta última quien en 1919 la creó con los diamantes del collar original que en su momento lució la misma Reina Victoria en su boda. Una tiara que se encargó a Garrard and Co. También hubo intercambio de anillos. Beatriz de York mandó diseñar el suyo con Shaun Lane. El anillo de su marido se trata de una pieza familiar antigua, rediseñada y convertida en alianza por Josh Collins. 

Tiara de Beatriz de York

4. El ramo de la novia

Del ramo se encargó Patrice Van Helden. La princesa pidió que su ramo llevara jazmín, rosas y mirto. El mirto representa la fertilidad, el amor y la inocencia. Casi todas las mujeres de la realeza británica han llevado mirto desde el siglo XIX. La primera en hacerlo fue la Reina Victoria en su boda con el Príncipe Alberto en 1840.

5. La ceremonia

La ceremonia tan solo duró 30 minutos y la presencia de la Reina Isabel y su marido 45, incluyendo el traslado de ida y vuelta al castillo de Windsor, donde pasan el confinamiento. «Mi nieta se ha casado esta mañana. Tanto Felipe como yo logramos llegar allí. Ha siso muy agradable», confesaba la Reina.

6. El mayor secreto

Solo los invitados sabían el lugar y la hora del enlace. Uno de los primos de Edoardo Mapelli ha explicado al ‘Daily Mail’: «Escuchamos que se pospuso para el próximo año, pero eso era claramente para mantenerlo en secreto». Los asistentes llegaron en la tarde del jueves 16 y se alojaron en el Royal Lodge. La ceremonia fue oficiada por el reverendo Paul Wright junto a su par Martin Poll, capellán de la Reina. Fueron las madres de los novios quienes leyeron dos de sus poemas favoritos: ‘I carry you in my heart’ (Te llevo en mi corazón) de E.E. Commungs y Soneto 116 de Shakespeare.

Capilla Real de Todos los Santos

7. Los invitados

Respetando las medidas de seguridad, los invitados a esta boda real fueron pocos. Estuvieron presentes los respectivos padres de los novios, la Princesa Eugenia de York no mostró ninguna foto de la boda aunque suponemos que estuvo presente. Por supuesto, la Reina Isabel II y el Duque de Edimburgo. No estuvieron invitados ni Harry, ni William y, por tanto, tampoco sus parejas Meghan y Kate. Como padrino de boda contaron con un miembro muy especial. El novio eligió a su hijo Wolfie, de 4 años, para ser el padrino y paje de la ceremonia.

8. La fiesta

Después de la ceremonia los invitados disfrutaron de una recepción que incluía una carpa de estilo indio, un castillo hinchable y algunas tiendas tipo ‘glamping’, donde se podía descansar. Había cerveza de barril y una ‘jukebox’ para amenizar la celebración. El catering corrió a cargo de Spook London que proporcionó canapés, vino y champán a los asistentes. Después, un menú que incluía trucha con alcaparras y ensalada de chorizo y ricotta con quinoa tostada y filete. No suena nada mal.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X