fbpx
Laura Malingraux
trajes para novios
Búsqueda Menú

Boda de Enrique Ponce y Paloma Cuevas: así fue su ceremonia hace 25 años

Laura Malingraux: Alta Costura para el vestido de tus sueños

Todos los detalles de la boda de Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay

Oscuro Claro

Pronto se cumplirán 25 años de la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas y hoy queremos recordar todos los detalles de esta ceremonia.

 

Hace unos años, Enrique Ponce y Paloma Cuevas tenían claro que su amor superaría todas las barreras. Hoy esa relación pertenece al pasado. Enrique Ponce busca eliminar todos los rastros de su relación con la exmodelo y su corazón ahora lo ocupa Ana Soria, su nueva y joven novia. Enrique Ponce y Ana Soria han protagonizado varios titulares a causa de su amor desenfrenado. A pesar de su diferencia de edad, Enrique Ponce (49) y Ana Soria (23) se muestran más felices que nunca tras su desaparición en las redes sociales.

noviazgo de Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Pero, volviendo a la anterior relación del torero, la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas se celebró el 25 de octubre de 1996 y fue una celebración que contó con la bendición papal y con numerosos invitados ilustres.

Cómo se conocieron Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Como no podía ser de otra manera, se conocieron en una plaza de toros, durante una novillada en Algeciras. Paloma Cuevas acompañaba ese día a su padre, Victoriano Valencia, antiguo torero, y Enrique Ponce aspiraba a ser uno de los profesionales del toreo más grandes de su época. Paloma sintió empatía hacia al joven y pidió a su padre que lo ayudara convirtiéndolo en uno de sus dos apoderados. La segunda vez que se vieron fue en el Hotel La Perdiz, en La Carolina, en 1992. Victoriano Valencia iba en compañía de su representado Ortega Cano, que ese mismo año conocería también a su futura esposa Rocío Jurado en la consulta de un dentista. Ese día Enrique Ponce y Paloma Cuevas se hicieron ojitos. En las Navidades de ese mismo año se volvieron a encontrar en Cali, Colombia, y Paloma le dio su número de teléfono. En marzo del 93, Enrique Ponce decidió marcar su número. La boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas se acercaba.

Cuando el padre de Paloma se enteró de la noticia, no le pareció del todo bien. Años después lo contaría: “Yo estaba preocupado y le comenté que para tontear había otras chicas, y me respondió: “Maestro, voy con la mejor de las intenciones porque quiero que llegue a ser la madre de mis hijos”.

La pareja vivió tres años su relación en la distancia. Ella estudiaba empresariales en Boston y él era un torero que cada vez se hacía más famoso, viajando por todo el mundo. La vocación le venía de niño. Ponce llegó a ser número uno en el mundo del toreo, pero no solo en lo profesional. A pesar de su fama, en aquella época no protagonizó titulares escandalosos ni se le adjudicaron amores múltiples como a muchos del gremio.

boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas día de la boda

De Paloma Cuevas no se conocían amores anteriores a Ponce. Esto era algo muy positivo, y más hace unos años, con la mentalidad más tradicional. La exmodelo vivió una vida acomodada y tranquila, como buena estudiante aficionada al mundo del toreo, con algún trabajo esporádico gracias a su atractivo, hasta que llegó Ponce. Fueron tres años de noviazgo hasta que la pareja pasó a formar parte de todas las portadas del corazón con la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas.

Boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Como ya hemos dicho, la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas se celebró el 25 de octubre de 1996 en la catedral de Valencia. Paloma Cuevas no decepcionó en su gran día. Siempre se la había visto como una mujer distinguida y elegante, y el día de su boda lució espectacular. Llevó un vestido romántico firmado por Chus Basaldúa, confeccionado en seda natural. Tenía una cola muy larga, de cuatro metros, era de gazar y estaba ribeteada por un volante en organza bordada. La novia recuperó del traje de novia de su madre el polisón y las mangas del vestido. También llevó unos pendientes de brillantes y perlas de su abuela. Aquí unas fotos de la boda de Enrique Ponce y Paloma Cuevas.

peinado de Paloma Cuevas boda

La boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas se llevó a cabo con formalidad y hubo bendición papal, con lectura en misa realizada por Matias Prats padre y un Ave María cantado por el cantante valenciano Francisco. La celebración de la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas se llevó a cabo en el restaurante Devesa Gardens de El Saler. Allí los recién casados cortaron la mítica tarta nupcial coronada por una miniatura comestible de la plaza de toros de Valencia y la torre de Miguelete.

Invitados a la boda 

En la boda de Enrique Ponce y Paloma Cuevas no pudieron faltar toreros de renombre y los personajes más famosos de la época. Eugenia Martínez de Irujo acudió con quien era su pareja entonces, el torero Miguel Báez Litri. También acudió su futuro marido, Fran Rivera, además de Espartaco y Patricia Rato, Rafi Camino, el doctor Iglesias Puga y su mujer Ronna Keith, Norma Duval, Massiel, Marujita Díaz, María Teresa Campos, Kubrat de Bulgaria, Rappel y Two Yupa y muchos más.

boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas vestido de novia de Paloma Cuevas

Tras la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas, los recién casados disfrutaron de su luna de miel en Bora Bora y comenzaron su vida en el Cortijo La Cetrina, en Navas de San Juan, Jaén, ahora una casa en venta. Allí compraron una finca de olivos con la que producían aceite y una explotación ganadera de toros de lidia. Paloma nunca llegó a trabajar de lo que había estudiado y se limitó a ser la esposa de un torero de renombre y una mujer de la alta sociedad.

Durante varios años, Paloma Cuevas era sinónimo de elegancia, de saber estar, de belleza. Siempre destacaba por sus increíbles looks y se coronó como una de las mujeres más elegantes y bellas de España.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas hijas

Después de doce años de la boda Enrique Ponce y Paloma Cuevas, llegaron Paloma y Bianca. Paloma Cuevas adquirió un carácter más familiar en sus entrevistas y, aunque parecía que la pareja llevaba una vida tranquila y sólida, en julio de 2020 saltó la noticia de su separación: Enrique Ponce y Paloma Cuevas se separaban tras 24 años de matrimonio. La familia de Enrique Ponce se desmoronaba por completo.

Hace unas semanas la comunión de Bianca volvió a unir a sus padres, Enrique Ponce y Paloma Cuevas. La menor de las hijas de la expareja recibió el sacramento en la finca familiar de La Cetrina, un acto al que solo acudieron los familiares y amigos más íntimos. ¿Y Ana Soria? Esta fue la ausencia más sonada. No fue invitada y tampoco se la esperaba. Ponce prefirió mantener al margen a su nueva novia.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Paloma (@palomacuevasofficial)

Para Bianca y su hermana este sería un día muy especial. Hacía meses que sus padres no se reunían y las hijas de la expareja, que aún son pequeñas, lo pasaron mal al conocer la noticia de la ruptura de sus progenitores.

Separación Enrique Ponce y Paloma Cuevas

A partir de la aparición de Ana Soria en la vida del diestro, una muchacha mucho más joven que él, comenzó a especularse sobre la separación del matrimonio. Se dijo que el torero llevaba dos años engañando a su esposa. La propia Ana Soria afirmó que el matrimonio de Enrique Ponce y Paloma Cuevas ya estaba roto cuando ella empezó a formar parte de la vida del torero. Pero, ¿por qué terminaron así? Se dice que la relación entre ellos era demasiado estricta, todo era pura palabrería, una relación demasiado formal. Un matrimonio más propio del siglo pasado. Pero con la noticia de su divorcio esto cambió y la formalidad se fue al garete. Enrique Ponce comenzó a publicar en sus redes sociales fotografías con su joven novia y no le importó la privacidad con la que antes se movía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Una publicación compartida de Ana Soria ❣️ (@cfans_ana)

 

Enrique Ponce ha cambiado totalmente sus formas de comunicación y se ha atrevido hasta con videos en TikTok. Parece que el torero está feliz con su nueva vida. Hace poco también se ha hablado que Paloma Cuevas podría estar ilusionada de nuevo y, aunque no conocemos los detalles, esperamos que la exmodelo vuelva a sonreír con un nuevo amor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas