ESTÁS EN:

Máxima y Guillermo de Holanda cumplen 19 años de casados y hemos querido echar la vista atrás para recordar ese magnífico día: boda de Máxima de Holanda.

 

Máxima Zorreguieta conoció al príncipe Guillermo de Holanda en una fiesta en Sevilla, en abril de 1999. Cynthia Kaufmann, su mejor amiga, hizo de celestina.

La hija mayor de Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti Carricart se educó en el exclusivo colegio Northlands, de Olivos. Ahí se hizo íntima de Cynthia. Máxima se graduó como economista en la Universidad Católica Argentina en 1995 y vivía en Columbus Circle, en Nueva York, sumergida totalmente en las finanzas. Había empezado a trabajar en el HSBC, pero cuando conoció al Príncipe ya era vicepresidenta en el banco Dresdner Kleinwort Benson.

Máxima de Holanda de joven mantuvo una relación con el argentino Maerín Giesso. Su carrera iba en ascenso pero notaba que le faltaba algo. Máxima se separó de su novio y vino a España para pasar unos primaverales días de feria con su querida amiga. En la caseta del Real Club de Andalucía no pasó desapercibida. Era muy atractiva. El Príncipe heredero al trono de Holanda la invitó a bailar después de que Cynthia los presentara. Desde ese momento, Máxima y Guillermo se hicieron muy amigos. Ambos pasaron semanas volando entre Nueva York y Europa. Tres meses después de aquella feria, la argentina conoció a la reina Beatriz en un yate en la Toscana.

Detalles de la boda

La Reina aprobó la relación de su hijo y asumió que aquella rubia inteligente y bella reinaría algún día los Países Bajos. Aquí comenzó el desafío de Máxima: adentrarse en la cultura neerlandesa. Un año después de conocer al príncipe se mudó a Bruselas y empezó un exhaustivo entrenamiento para convertirse en la holandesa que necesitaba la monarquía. Con esfuerzo y en tiempo récord, aprendió el idioma, pero además la historia y cultura de país que algún día la tendría como soberana. Además, renunció a la ciudadanía argentina para ser ciudadana de la nación de su futuro marido. La boda de Máxima de Holanda ya estaba aquí.

La boda de Máxima de Holanda

El 30 de marzo de 2001, la Reina anunció el compromiso de su hijo con Zorreguieta. La boda de Máxima de Holanda se celebró el 2 de febrero de 2002, en Nieuwe Kerk, Amsterdam.

¿Quién llevó a Máxima de Holanda al altar? Tal y como marca la tradición holandesa, Máxima llegó al altar del brazo de su prometido mientras sonaba la marcha nupcial, lo que probablemente le hizo menos amargo el recuerdo de la ausencia de sus padres, los cuales no pudieron asistir a la ceremonia por decisión del parlamento holandés. El reverendo C. A. Ter Linden fue el oficiante de la ceremonia. El padre Braum, amigo de la familia Zorreguieta, también participó en la boda de Máxima de Holanda, quien se dirigió a todos en castellano.

Después de darse el «sí,quiero» y ponerse las alianzas, Máxima no pudo contener más sus lágrimas y dejó que recorrieran su rostro.

Hijas de Guillermo y Máxima

Fruto de este amor, Máxima y Guillermo de Holanda tuvieron tres hijas: la princesa Amalia, la princesa Alexia y la princesa Ariane. En 2013, tras la abdicación de la reina Beatriz, el príncipe de Orange subió al trono y Máxima se convirtió en la reina consorte de los Países Bajos. Los holandeses celebran el día de 1999 en el que la pareja se conoció en Sevilla: Máxima de Holanda es el miembro más popular y querido de la familia real holandesa.

  • El vestido de novia de Máxima de Holanda

Máxima eligió a Valentino Garavani para que diseñara el vestido más importante de su vida. El diseño, de manga larga, ligero escote redondeado y aplicaciones de encaje en ambos lados de falda, contaba con cinco metros de cola y fue realizado con micado blanco anacarado. Gracias a este vestido, y a la impresionante tiara de diamantes y estrellas, se ganó el título de la novia más guapa de la realeza, al menos de la década de los 2000.

look-nupcial-de-Máxima-de-Holanda

La boda de Máxima de Holanda, como todas las bodas royals, estuvo llena de rostros conocidos. Todas las invitadas lucieron sus mejores galas. Algunas de las mejor vestidas a la boda de Máxima de Holanda fueron Carolina de Mónaco, con un traje de dos piezas de Chanel, o Magdalena de Suecia, que tenía por aquel entonces 20 años, y dio un toque de color a una boda en la que predominaron los tonos oscuros.

La casa de Máxima de Holanda

La Familia Real holandesa vive en el Palacio Huis Ten Bosch, en La Haya. No hace mucho tiempo que se trasladaron a este palacio. Costó cuatro años de obras y más de 63 millones de euros. Empezaron a trabajar en su remodelación en 2004, cuando la reina Beatriz abandonó la casa, y terminaron en 2018. Algunas habitaciones fueron restauradas, dado su importante valor histórico y artístico, otras habitaciones fueron redecoradas teniendo en cuenta el gusto más moderno de los nuevos Reyes.

Palacio Huis Ten Bosch

Casa Real Holandesa

La residencia de Máxima de Holanda cuenta con un vestíbulo, un salón, que recibe el nombre de «Salón Verde» por la seda que recubría años atrás las paredes, un «Salón Azul», que fue totalmente reconstruido por encontrarse en mal estado, numerosas habitaciones y baños, dos despachos (uno para Máxima y otro para Guillermo) y una gran biblioteca.

la boda de Máxima de Holanda  palacio real

Casa Real Holandesa

Máxima de Holanda cuenta con su propio despacho en el palacio. La decoración combina elementos de diseño moderno, como la lámpara que cuelga del techo o la obra de arte contemporánea que adorna la chimenea, con otros más tradicionales, como las distintas piezas de cerámica de Delft que aparecen sobre la mesa circular y el viejo armario del fondo.

La biblioteca sigue la misma línea que su despacho. En ella predomina el color azul y la mezcla de diseños modernos y tradicionales. Y es que la casa de la reina de Holanda está llena de contrastes.

El avión privado de Máxima de Holanda

Máxima de Holanda y el rey Guillermo tienen un avión privado, una aeronave del gobierno holandés que también pueden utilizar el primer ministro y el ministro de Asuntos Exteriores del país. Por supuesto es un avión de lujo, con todo tipo de comodidades y detalles: sillones amplios y reclinables, con conexiones USB, altavoces, grandes pantallas de televisión, etcétera. Los Reyes lo aprovechan para sus traslados y en él pueden preparar sus actos y descansar cómodamente.

la boda de Máxima de Holanda y el avión de la familia

El avión, un modelo 737-BBJ similar al que tiene John Travolta y valorado en unos 90 millones de euros, dispone de un baño con ducha en la que poder darse un baño de hasta 20 minutos; un baño que poco tiene que ver con los de los vuelos low cost. El avión de Máxima de Holanda tiene capacidad para hacer viajes transoceánicos sin escalas.

En este avión se han cuidado todos los detalles: desde los recubrimientos claros al suelo que imita a la madera, a la vajilla que incluye los típicos dibujos geométricos azules de la cerámica azul de Delft. Los productos de higiene y belleza son de la marca holandesa Rituals, y las mantas naranjas, y el neceser con la bandera holandesa de Jan Taiminiau, un diseñador, también holandés, favorito de la reina Máxima.

avión privado de Máxima de Holanda

Volar es la gran pasión del rey desde que era joven, tiene licencia y dos veces al mes lleva un modelo comercial de la arolínea holandesa KLM. Se estrenó como piloto cuando era príncipe y ha seguido volando siendo rey. Es probable que este avión privado no lo suela pilotar él, pero estamos seguros de que disfruta mucho del paisaje desde esos sillones.

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X