ESTÁS EN:

Fran Sinatra y Mia Farrow se conocieron cuando esta era apenas una adolescente, pero eso no les sirvió de excusa para darse el «sí, quiero».

 

Se conocieron en octubre de 1964. Frank Sinatra estaba rodando la película de El coronel Von Ryan en los estudios de Twentieth Century Fox y justo en el plató de al lado se encontraba la joven Mia Farrow. Tenía el pelo largo, era guapa y tímida. Por aquel entonces estaba grabando una serie de éxito llamada Peyton Place. Era solo cuestión de tiempo que Mía y Frank acabaran coincidiendo en la cafetería de los estudios. Allí, nada más verla y con toda la naturalidad, Frank le pidió que desayunaran juntos.

Boda de Frank Sinatra y Mia Farrow. Fotografía: vía Pinterest

Además de ser una chica muy tímida, Mia Farrow aún era virgen. Tan solo tenía 19 años, por lo que todavía no se había acostado con ningún hombre. Frank Sinatra sería su primer amante, así misma lo ha contado ella a lo largo de su vida. Con esta primera cita en la cafetería del trabajo, comenzaron su historia de amor.

La boda de Frank Sinatra y Mia Farrow

Frank Sinatra y Mia Farrow se casaron hace medio siglo, concretamente el 19 de julio de 1966. Todos estaban en contra de este matrimonio, ya que decían que no tenía ningún futuro y que no iba a funcionar, pero ellos no hicieron caso a las habladurías. Mia era 29 años más joven que Fran Sinatra. Cuando se conocieron Mia tenía solo 19 años y él 48. Los medios de comunicación se echaron encima de Frank cuando se enteraron de la relación. Lo más bonito que le decían en los artículo era ‘Asaltacunas’. No contaron con el apoyo ni de familiares ni de amigos.

De hecho, un amigo de Frank Sinatra, Dean Martin, le confesó al actor que no veía claro lo de la boda porque en su bar tenía «whiskys más viejos que Mia Farrow». Otra que se antepuso a este matrimonio fue la exmujer de Frank, Ava Gardner, que tiró de ironía diciendo: «Siempre supe que Frank acabaría acostándose con un chico», en alusión al corte de pelo de Farrow.

Ava y Mia ya se conocían de antes. Y es que la exmujer de Frank Sinatra, en su juventud, fue amante del padre de Mia Farrow, el director de cine John Farrow, que tenía casi la misma edad que Frank. Cuando el actor y Mia se casaron, la joven se convirtió en la madrastra de las dos hijas de Frank y Ava Gardner, pero ella era más joven que las propias hijastras.

Boda de Frank Sinatra y Mia Farrow

Mia tuvo que soportar durante dos años, el tiempo que duró el matrimonio, el odio de las fans de Frank Sinatra, hasta tal punto que una fanática le envió por correo una tarta envenenada con arsénico. Con tantos problemas en el matrimonio, la pareja no duró casada más de dos años. Hay muchos que culpan a Roman Polanski de la ruptura.

Un divorcio por un corte de pelo

Fue el peluquero Vidal Sassoon el que hizo el cambio de look a Mia Farrow. La joven se cortó la melena dos años antes del estreno de La semilla del diablo, precisamente para su boda con Frank Sinatra. Pero este cambio tan repentino no hizo mucha gracia al cantante. No quería que su esposa luciera ese corte tan moderno delante de los 37 reporteros y 17 cámaras de televisión que fueron a cubrir el enlace.

Frank quería una mujer que no le diera muchos «problemas». La segunda y la última crisis de la pareja fue cuando Mia aceptó rodar la película de La semilla del diablo, dirigida por Roman Polanski.

Mia viajó hasta Nueva York para rodar esta película, mientras Frank se quedaba en Los Ángeles. Esto le sentó tan mal que, sin ningún aviso, mandó a su abogado al plató donde se estaba rodando la película para presentarte los papeles de divorcio. De esta forma, Frank quería presionar a Mia para que dejara el rodaje y volviera con él. La actriz estuvo a punto de hacerlo, pero Roman Polanski la convenció para que se quedara y siguiera con su trabajo.

Mia Farrow terminó firmando los papeles de divorcio y pusieron punto y final a su fugaz relación. Según cuentan, la pareja se encontró años más tarde y Frank conoció a Ronan Farrow, el hijo que tuvo Mia con Woody Allen. A juzgar por el aspecto del joven, Ronan se parece más a Frank Sinatra que al propio padre.

Boda de Fran Sinatra y Mia Farrow

De hecho, Mia Farrow terminó confesando lo que sospechamos. Su hijo Ronan al parecer era del fallecido cantante y actor Frank Sinatra, y no del director de cine Woody Allen. Así lo dijo a Vanity Fair, donde, además, confesó también que Sinatra fue el gran amor de su vida.

Mia Farrow estuvo casada con Woody Allen, una relación que terminó de manera escandalosa cuando la actriz descubrió que el director tenía un affaire con su hija adoptiva Soon-Yi.

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X