ESTÁS EN:

shares

La boda de Brigitte Bardot y Gunter Sachs fue en pleno verano. Se casaron en una ceremonia exprés que no duró más de 10 minutos. Os contamos los detalles.

 

Pronto se cumplirán 9 años de la muerte de Gunter Sachs. ¿Recuerdas quién fue? Seguro que te suena el nombre de Brigitte Bardot.

Brigitte Bardor y Gunter Sachs fueron la pareja del momento. Un icono de los años 60. Se conocieron en Saint-Tropez, en mayo del 66. Brigitte Bardot acudió a su casa, La Madrague, con su amigo Phi-Phi. Por la noche salieron a cenar y en la mesa de al lado se encontraba el alemán Gunter Sachs. No se conocían de forma oficial, aunque los dos sabían quién era el otro. Era difícil no conocer a la preciosa actriz Brigitte, una de las mujeres más famosas del planeta.

Fue Phi-Phi quien hizo las presentaciones y ambos sintieron la chispa. El amor a primera vista. Esa noche, la fiesta continuó en el famoso club Papagayo de Saint-Tropez y, cuando volvió a salir el sol, la pareja tenía claro que no volvería a separarse. Brigitte y Gunter se alojaron esa noche en el hotel La Ponche.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Gunter le pidió matrimonio a Brigitte cuando tan solo llevaban un mes de relación. Pero, ¿quién iba a decir que no a ese hombre? Gunter Sachs le prometería una vida extraordinaria, llena de lujos, caprichos y deseos. «Me parece maravilloso. Nunca he conocido a un hombre como él», explicó a la revista francesa Paris Match. «No es el tipo de personaje que me interesaría, pero es muy distinto a su reputación. Es infinitamente bueno, leal y fiel en sus amistades. Es un ser con el que puedo contar y relajarme y, sobre todo, tiene sentido de la maravilla. Un asombro extraordinario… Con él todo es posible».

Brigitte Bardot no podía estar más ilusionada con su nuevo amor. Sachs le podía dar todo lo que necesitaba y no porque ella no pudiera. Su fama también era una locura, pero juntos serían imparables. Empresario, millonario, coleccionista de arte, playboy… Gunter era un hombre con clase, tenía lo que todos querían: fama, dinero, y además, iba sobrado de amor. Tenía pretendientas por doquier. Aunque era envidiado por tener el amor de Brigitte.

Provenía de una familia adinerada. Su madre fue Eleanor Von Opel, hija de Wilhelm von Opel, el creador de la marca de coches. Y su padre, Willy Sachs, vinculado al nazismo y detenido al final de la guerra. Tras el divorcio de sus padres, Gunter se trasladó a estudiar a Suiza, aprendió idiomas y estudió matemáticas y economía. Años más tarde se instaló en París, donde ganaba dinero jugando a las cartas.

A Gunter Sachs se le atribuyen varios amores: la emperatriz Soraya de Irán, la exmujer de Aristóteles Onassis, Athina Livanos, la actriz Britt Ekland o la campeona de esquí Marina Doria.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Gunter era un icono de estilo: lucía camisas inglesas, pantalones estrechos, zapatos italianos… y tenía todo el encanto.

La vida de Brigitte Bardot

Brigitte era una de las mujeres más bellas del momento. Se inició como modelo siendo una niña y con tan solo 16 años fue descubierta con Roger Vadim, con quien más tarde forjaría una historia de amor.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Cuando la familia de Brigitte descubrió que se había practicado un aborto, intentaron cortar la relación con Vadim y ella intentó suicidarse metiendo la cabeza en el horno. Al final, cuando cumplió 18 años, se casó con su novio. Brigitte protagonizó varias películas y se convirtió en un éxito internacional. Era guapa, inteligente, sexy, sus dientes separados con diastema se convirtieron en el must de la época. Todas querían tener este «defecto».

Años después se divorció de Roger Vadim y comenzó un romance con su compañero en Y Dios creó a la mujer, Jean-Louis Trintignant, aunque a Brigitte se le relacionó con otros hombres como Gilbert Bécaud, Raf Vallone o Sacha Distel. Después de muchas idas y venidas, Brigitte Bardot cambió su vida personal. Comenzó un nuevo amor con Jacques Charrier, que la convirtió en su esposa y en madre. Se casó entonces por segunda vez en Saint Tropez en el 59, luciendo un icónico vestido de cuadros vichy rosas, corto y de corte princesa con botones en la parte delantera.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Después de nueve meses, llegó el bebé. Brigitte decidió dar a la luz en casa para evitar que la fotografiaran, y más adelante presentó al niño en sociedad con fotos profesionales al lado de su marido, que había sido reclamado como soldado para combatir en la guerra de Argelia. Parecían una familia feliz con su primer hijo, pero la realidad era muy distinta. Brigitte había intentado abortar de nuevo, aunque no lo consiguió y decidió seguir adelante. Además, no tuvo una buena experiencia con su embarazo: «era un tumor que se nutría de mí, que llevaba en mi carne tumefacta esperando solo el bendito momento de deshacerme al fin de él», escribió en sus memorias. Unas palabras muy duras viniendo de una madre.

En su segundo libro de memorias, contó: «no pude enfrentar y asumir ese embarazo porque era demasiado joven, demasiado inexperimentada, demasiado activa, demasiado conocida, demasiado inestable». Esta maternidad tan infeliz, la crisis de su matrimonio, la presión por el trabajo y la traición de su secretario, que contó en un libro las intimidades de Brigitte, llevaron a la famosa actriz a intentar suicidarse de nuevo con una sobredosis de pastillas para dormir. La encontraron en el jardín y lograron salvarla.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

El matrimonio estaba destrozado. Comenzó a salir con el músico Sami Frey y después con Bob Zagury. John Lennon la consideraba la mujer perfecta. Llegó su papel en ¡Viva María!, de Louis Malle, que la lanzó de nuevo al éxito rotundo. En esa película nació su buena amistad con Jeanne Moreau. Y, después de tantos amores rotos, llegó Gunter Sachs.

La boda de Brigitte Bardot y Gunter Sachs

Los gestos románticos de Gunter hacia Brigitte fueron muchos. El más comentado fue cuando Gunter arrojó miles de pétalos de rosa desde un helicóptero sobre La Madrague, la casa de Brigitte. Tan solo se conocían desde hacía un mes cuando se comprometieron. La boda se organizó muy rápido, tan solo hizo falta un avión con destino a Los Ángeles. Llegaron a Las Vegas a bordo de un jet privado decorado con rosas blancas. Esa misma madrugada del 14 de julio de 1966 se prometieron amor eterno con una ceremonia exprés que no duró ni 10 minutos.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Brigitte llevaba un vestido corto, recto y sencillo. Él una americana negra, pantalones blancos y zapatos sin calcetines. De Los Ángeles volaron a Papeete, donde pasaron su luna de miel en la Polinesia y Bora-Bora. Luego fueron a Acapulco. Fue aquí donde Brigitte escuchó que Gunter se había casado con ella para ganar una apuesta.

Pero el amor hizo oídos sordos. Volvieron a París y llegó la primera discusión de pareja. Brigitte no quiso mudarse al apartamento que Gunter tenía en la avenida Foch. Ese piso le recordaba a las muchas mujeres que habían pasado por las manos de su nuevo marido. A pesar de todo, la pareja tenía estilos de vida diferentes. Gunter podía ofrecer todo. Le gustaban los restaurantes caros, la vida frenética, las grandes fiestas… Brigitte quería, necesitaba una vida más tranquila.

Gunter Sachs viajaba sin parar y Brigitte comenzó a sospechar que le era infiel, incluso pensó que la estaba utilizando para conseguir algo más, y no se equivocó. Gunter quería producir una película y presentarla en Cannes. El festival lo chantajeó diciéndole que tan solo le dejarían si su esposa volvía a Cannes. Tras varias discusiones y amenazas de divorcio, Brigitte accedió a ir después de 10 años sin pisar Cannes debido a la presión mediática que sufría.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

Las infidelidades por ambas partes eran habituales, pero hubo una que fue la que destruyó por completo la relación. El músico Serge Gainsbourg llamó a Brigitte para hacer una canción. Después de la noche de ensayo comenzaron una historia secreta de amor. «Desde ese día, desde esa noche, desde ese instante, ningún otro ser, ningún otro hombre contaba para mí. Él era mi amor, mi vida. Me hizo hermosa. Yo fui su musa», contó en sus memorias.

Brigitte fue infiel a Gunter hasta que puso fin a su romance con el cantante, que llevó muy mal esta ruptura. Poco después de terminar este amor, Brigitte se trasladó a Almería para rodar con Sean Connery 007. Llegaron rumores de que los dos actores habían tenido algo, lo que molestó mucho a Gunter, aunque el matrimonio ya estaba roto y poco se podía hacer por salvarlo. Se separaron en octubre de 1969 y Gunter se casó con Mirja Larsson, su tercera y última esposa, con la que tuvo dos hijos.

A Brigitte se la siguió relacionando con varios hombres.

Boda de Brigitte Bardot

Boda de Brigitte Bardot

La última noticia de Gunter Sachs fue su suicidio el 7 de mayo de 2011. Gunter sufría de alzheimer, algo que no fue capaz de soportar.

 

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X