fbpx
tradiciones de boda originales sorpresas de los novios
Búsqueda Menú

¿Se te cae el pelo a puñados? Es cosa del otoño y sabemos cómo solucionarlo

Tradiciones de boda originales que no sabías que existían

Tacones para novias: la mejor inspiración

Oscuro Claro

El cabello es uno de los más perjudicados una vez pasado el periodo estival y es muy frecuente notar una caída excesiva cuando se acerca el otoño y a lo largo de la estación. La sensación es que el pelo se cae a puñados, y solemos entrar en pánico. Sin embargo, contamos con aliados naturales que ayudan a frenar el proceso. 

Un estudio realizado por el laboratorio farmacéutico Arkopharma asegura que para seis de cada diez jóvenes la caída capilar es el  tema más preocupante. Y cinco de cada diez confiesan que es el problema del que más hablan con sus amigas. Y es que la salud capilar afecta al bienestar emocional y un cabello fuerte y sano aporta confianza para enfrentarse a los retos del día a día​​.

Sobre ello reflexiona la tenista Paula Badosa, imagen de la firma líder en salud natural: “El deporte, los entrenamientos de alta competición y las rutinas a las que nos sometemos afectan al cabello. El sudor, la exposición solar, el lavado frecuente, las coletas y recogidos tirantes, hacerlos con el pelo mojado, los viajes largos y los cambios en el agua y clima que conllevan… Es muy normal que los problemas aparezcan, que sientas tu pelo triste, apagado o crispado”.

Estos factores externos, que pueden afectar negativamente al cabello, debilitándolo, se suman a los ciclos naturales de caída del cabello, como explica la Dra. Paloma Borregón, dematóloga y directora médica de la clínica Kalosia: “existen cuatro ciclos del cabello en los que la caída se produce de manera natural, el problema es que el efluvio se acelere. Es ahí cuando que tenemos que empezar a tomar medidas y aportar más nutrientes a nuestro cabello desde el interior”.

Image by lookstudio on Freepik

¿Por qué se produce el debilitamiento capilar?

El debilitamiento capilar puede observarse a través de dos factores: la caída y la rotura del cabello. Existe una caída natural e inevitable por la que todas perdemos entre 100 y 120 cabellos al día. Esto sucede porque cada uno de los cabellos pasa por 4 ciclos:

  • La fase anégena, que puede durar de 2 a 6 años y que consiste en el crecimiento constante de queratina que llena el folículo piloso hasta la base.
  • La fase catágena, que dura de 15 a 20 días y es una fase de regresión en la que el pelo está entre la vida y la muerte. Este se retrae, su raíz sube hacia la epidermis, pierde volumen y su actividad cesa bruscamente, ya que se desprende de su raíz sin caerse. Está a la espera del nuevo brote que le sucederá.
  • La fase telógena, que es el momento de la expulsión y que dura entre 2 y 3 meses. El pelo, a punto de caerse, permanece unido a su folículo durante algún tiempo, hasta que la raíz de su sustituto es lo suficientemente fuerte como para desalojarlo.
  • Y la caída y rebrote, en la que el crecimiento del cabello joven hace que llegue a la superficie del cuero cabelludo y el cabello viejo se cae por sí solo.​ Desde este momento, el cabello vuelve a la fase anágena.

A estos ciclos se le suman los factores externos que aceleran la caída. Uno de estos cambios se da, precisamente, en otoño, cuando llega la famosa caída estacional provocada por el descenso brusco de la temperatura ambiental y la sequedad, que hacen que el cabello se debilite y dañe y, por ende, termine cayéndose.

¿Cuándo tenemos que empezar a preocuparnos?

Gracias a los ciclos, el cabello siempre se va a ver regenerado y sano. El problema surge cuando en la mitad de la fase de crecimiento (anágena), este se somete a una variación por estrés o cambio hormonal que induce una fase anágena acelerada en la que se genera queratina de mala calidad​ y el cabello se vuelve quebradizo y demasiado fino​. Esto aumenta el riesgo de rotura y acelera la caída. Estos factores pueden afectar al cabello independientemente de la edad.

En estas situaciones los cuidados capilares de aplicación tópica no son suficientes y conviene incorporar a la rutina alternativas nutricosméticas como Forcapil® Anticaída, (29,90 € )que ayuden a fortalecer el cabello. Gracias a su composición a base de 3 aminoácidos de origen 100% vegetal, dos plantas medicinales (Adiantum capillus y Cola de Caballo), vitaminas y minerales, ayudará a tu melena a mantener la misma vitalidad y brillo de siempre, al tiempo que frena la caída capilar.

Forcapil

Y junto a él, una forma divertida de ayudar a tu cabello es Forcapil® Gummies (23,20 €), un complemento alimenticio en formato de caramelos de goma a base de vitaminas, minerales, cola de caballo y con una alta concentración en Biotina, que te ayudarán a fortalecer el cabello y a estimular su crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas