ESTÁS EN:

shares

En todas las familias se cuecen habas, lo sabemos. Hay primos que son hermanos, hay tíos que son padres y… hay veces que es todo lo contrario. Se trata de los familiares tóxicos, ¿qué debemos hacer si estamos organizando nuestra boda?

 

Lo ideal sería que congeniáramos con todos nuestros familiares pero sabemos que llevarse bien con absolutamente todos es algo más propio de las películas que de la vida real. Si tienes familiares tóxicos en tu día a día vas a notar más bien poco su ausencia pero, ¿qué hacer si vas a casarte?

Familiares tóxicos

Fotografía: Bodastyle

¿Debemos invitar o no a los familiares tóxicos?

Definitivamente, en todas las familias se cuecen habas. Siempre habrá alguien cercano tuyo al que, inevitablemente, tendrás que ver en alguna fiesta, cumpleaños o nochevieja, y que su presencia te haga irritar. Tal vez porque habla demasiado, o porque es una persona muy mandona o, simplemente, porque un mueble aporta más. Estas situaciones somos capaces de solventarlas con nuestra inteligencia emocional pero, ¿qué pasa si un familiar es realmente tóxico? y lo peor, ¿qué pasa si estamos a punto de casarnos?

En primer lugar, hay que analizar la raíz del problema. Quizás, si nos paramos a pensar en por qué ese familiar nos resulta tan perjudicial, nos demos cuenta de que lo hemos magnificado todo y que, en realidad, no tenemos verdaderos motivos para ponerle esa etiqueta.

Familiares Tóxicos

Fotografía: Manuel Herreros

Si tras este proceso nos damos cuenta de que verdaderamente sí tenemos motivos, debemos empezar a trazar las distintas opciones y a plantearnos una serie de preguntas. Por ejemplo, es posible que nosotras no podamos soportar estar en la misma sala que esa persona y que, para nuestro novio, sea como su hermano. ¿Qué hacer entonces? Lo primero, relajarte. Te vas a casar porque has conseguido superar muchos baches con tu pareja así que… ¡también lo harás ahora!

Familiares Tóxicos

Fotografía: Sí quiero Julieta

Habla con tu pareja y explícale tu postura y el por qué crees que sería una buena idea no incluir a esa persona entre la lista de invitados. Tu pareja también expondrá los motivos por los que sí quiere que su nombre figure en esa lista. Al final, debéis tomar una decisión consensuada pero recordad no interponer el orgullo en todo el proceso.

 

Comentarios

Relacionados

Comentarios

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X