fbpx
Oscuro Claro

Una boda es motivo de mucha alegría pero, también, de mucho estrés. Para poder combatirlo, te proponemos estos tips.

 

La ansiedad es uno de los mayores problemas con los que hay que lidiar a la hora de organizar una boda. Preparar el menú, tener en cuenta a los alérgenos, las pruebas del vestido, las invitaciones de última hora… Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta y puede que, a veces, esto suponga motivo de ansiedad.

¿Qué hacer para que una boda no se convierta en un problema?

Organizar una boda puede ser un momento de diversión.  Debes intentar convertir ese estrés en un momento de disfrute. Crear invitaciones, por ejemplo, puede ser tu tarea artística.

Los consejos, con moderación. Puede que vuestras madres quieran ayudaros, lo cual es maravilloso. Pero debéis recordar en todo momento que es vuestra boda: las decisiones finales han de ser tomadas por vosotros.

looks para la madre de la novia
Fotografía: Toni Vida Wedding Photography

Recuerda qué significa este día. Es lo más importante que os vamos a decir. No es una ocasión más, es LA ocasión. Vais a sellar vuestro amor, a convertiros en una única persona. Es el día más feliz de vuestras vidas y tenéis que tenerlo siempre muy presente.

Delega cuando sea necesario. Tal vez no tenéis tanto presupuesto como para contratar una wedding planner. Sin embargo, estamos seguras que la gente que te rodea está dispuesta a ayudarte con todos los preparativos.

amigas de la novia
Fotografía: Silvia Peña Fotografía

El tiempo en pareja es oro. No olvides que, mientras se organiza una boda, la vida sigue. Muchas parejas “paran” su vida en común para centrarse en enlace. Esto es totalmente inviable. Debéis seguir tomando tiempo para citas, para escucharos… en definitiva, para pasar tiempo juntos. La vida en pareja empezó en el momento que comenzasteis a salir. No dejéis que la relación se enfríe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas