ESTÁS EN:

Fue en el año 2018 cuando se anunció este enlace: la princesa Mako de Japón se iba a casar con Kei Komuro, un plebleyo. Esto es todo lo que ha pasado.

 

Un compromiso lleno de objeciones, ya que Kei Komuro tenía una deuda con su exsuegra, quien le pagó sus estudios, de 4 millones de yenes, al cambio, unos 30.000 euros. La Casa Imperial se pronunció al respecto sentenciando que era inadmisible que esta boda se celebrara con semejante deuda. Sin embargo, donde hay amor verdadero, lo demás es secundario.

Princesa Mako de Japón

Princesa Mako de Japón

La princesa Mako de Japón rompe con la tradición nipona por amor

Las partes comenzaron a negociar en abril y Komuro aseguró que iba a devolver ese dinero. Una vez resuelto el tema, todo parecía indicar que la boda de la pareja por fin se iba a celebrar.

Sin embargo, fuentes cercanas a la realeza japonesa han asegurado que la princesa Mako no contará con ninguna ceremonia ni ritual tradicional en su gran día. Es más, según estas fuentes, todo apunta a que Mako renunciará a la dote de 150 millones de yenes (más de un millón de euros) que corresponde a las mujeres de la familia real nipona al desposarse con una persona que se etiqueta de plebeyo. La culpa la tiene una ley de 1947 y que impone que las mujeres que no se casen directamente con el emperador o con un miembro de su familia pierden la condición de princesas a fin de “mantener la dignidad de una persona que fue miembro de la familia real”, tal y como establece la desgastada ley.

Mako de Japón y Kei Komuro

Mako de Japón y Kei Komuro

Una princesa desterrada puesto que, al casarse con un plebeyo, la princesa Mako quedará totalmente relevada de su cargo y nada la vinculará con la Casa Real de Japón, quienes se han encargado personalmente de dejar constancia de ello. ¿Cómo? La princesa Mako asistía a diversos actos previos a su ceremonia. Uno de los más importantes, cuando Mako visitaba los tres santuarios del Palacio Imperial de Tokio.

La tradición manda que en esos actos, las damas visten las ropas tradicionales mientras que la multitud las arropa. La princesa Mako no ha corrido la misma suerte: a puerta cerrada y con la sola presencia de un sacerdote, dejando claro que de título de princesa, le queda más bien poco. Además, para la ocasión, la princesa Mako tampoco vistió las ropas tradicionales, aunque sí la vimos lucir un exquisito vestido blanco adornado con detalles.

Por supuesto al hablar de este caso nos viene a la cabeza uno que vivimos hace muy poco: la salida de Meghan Markle y el príncipe Harry de la Casa Real Británica. El caso de la princesa Mako ha despertado el interés alrededor de todo el mundo. El amor incondicional enfrentado a la realeza. Y, como en las buenas películas de amor, parece que será Cupido quien triunfe esta vez.

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados


Comentarios

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X