fbpx
Joachim y Yasmine Murat
Buvardia, Colección 'Vita'
looks maria pombo
Búsqueda Menú

Boda real en París: todo sobre el enlace de los príncipes Yasmine y Joaquín Murat

Primera prueba del vestido de novia: todo lo que debes saber

María Pombo y su vestido de inspiración nupcial para la alfombra roja

Oscuro Claro

La ciudad del amor y de la luz ha protagonizado el escenario donde el príncipe Joachim y la princesa Yasmine Murat se han dado el “sí, quiero”

El pasado 22 de octubre, la catedral de Saint-Lois des Invalides recibía a la pareja para volver a darse el “sí, quiero”, recordemos que, desde marzo de 2021, ya eran marido y mujer tras su boda civil.

Así ha sido la boda religiosa de Joachim y Yasmine Murat

Para la ocasión, Yasmine deslumbró por un vestido diseñado por Hervé Moreau, antiguo director creativo de la firma Pronovias. Un espectacular diseño de seda con escote en forma de corazón que incorporaba unas pequeñas mangas. La guinda final, la capa que nacía sobre los hombros de la novia. Además, el diseño incluía una larga cola, bordada en hilo dorado, de 3 metros y 8 centímetros exactos, una medida que, lejos de haberla dejado en manos del azar, es un guiño a la fecha en que nació su primer hijo.

El complemento más aplaudido de la novia ha sido, como no podía ser de otra manera, la tiara. Una delicada pieza que Yasmine diseñó personalmente y que Julian Pelliccia, un joven joyero, se encargó de convertir en realidad.

Ahora, la pareja ha querido volver a casarse, esta vez a través del rito religioso en un templo cargado de simbolismo puesto que fue Luis XIV quien decidió fundar el Hôtel royal des Invalides, el techo que fue hogar de miles de soldados desamparados. El complejo está situado en el corazón de París y en él nace la catedral donde fueron trasladados los restos de Napoleón I. Esto posee un especial simbolismo ya que la familia del novio está ligada a la familia Bonaparte puesto que Joachim es descendiente del rey Joachim I de Nápoles, quien se casó con Carolina Bonaparte.

Emmanuel Duché presidió la ceremonia y el príncipe Jean-Chrisophe Napoleón fue uno de los testigos de los novios. Uno de los momentos más emotivos fue cuando la pareja recibió la bendición del Papa Francisco.

Tras la ceremonia, los recién casados salieron de la iglesia mientras los tambores sonaban y no perdieron la oportunidad de inmortalizar aquel momento posando junto a la estatua del emperador Napoleón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas