ESTÁS EN:

He aquí la mejor forma de explicar por qué alguien no está invitado a tu boda. Por fin sabrás cómo manejas a ese amigo que no hace más que preguntar dónde está su invitación…

 

Uno de los aspectos más difíciles a la hora de planificar una boda es la lista de invitados. No importa lo que te digan, elegir quién está dentro de tu lista y quién no (y que ni tu futuro marido, ni tus padres, ni los suyos se peguen un disgusto) es bastante complicado y laborioso.

Elegir quienes serán los invitados a la boda puede resultar muy difícil e incómodo, especialmente si vas a ver a la gente «no invitada» antes del día de la boda.

Cuando no te invitan a una boda, puedes experimentar diferentes sensaciones. Está la persona que se siente cercano a los novios aunque no les vea hace mucho tiempo y la gente que se siente agradecida por no tener que asistir por compromiso.

(Este es un tema delicado. Y como tal lo vamos a tratar. Pero esperamos darte los mejores consejos para que el paso por esta situación no te resulte traumático.)

explicar por qué alguien no está invitado a tu boda

Cómo explicar por qué alguien no está invitado a tu boda

Bajo ningún concepto quieres que un «no invitado» se sienta desplazado.

Hay algo general que se puede decir para ayudar a suavizar el golpe y funciona de maravilla. Tu quedarás de maravilla y esa persona no volverá a insistir.

¿Cuál es el truco? Dile a quién te pregunte la verdad. Tu sueño es hacer una celebración a lo grande con todo el mundo que conocer pero cuentas con un presupuesto limitado y apretado y un espacio limitado.

No siempre es posible invitar a todo el mundo y la principal razón es que los presupuestos de bodas son muy altos y por algún lugar tienes que recortar.

Te ponemos en situación:

Escenario 1: Un amigo con el que llevas tiempo sin hablar se entera de que te casas. lo más probable es que esta persona se haya dado cuenta de que esta en la lista de los «no invitados» y es posible que se ponga en contacto contigo para que le invites. Esto es bastante típico. Justo después de que subas la foto a tus redes sociales anunciando tu compromiso, te enviará un mensaje felicitándolo y queriendo «ponerse al día»

Guión: Di la verdad. Te emociona que te felicite y se haya puesto en contacto contigo después de tanto tiempo y déjale claro que te gustaría quedar para poneros al día. Si te pregunta acerca de la boda, menciona las limitaciones de espacio y ¡voilá!

Escenario 2: Un jefe o compañero de trabajo te hace preguntas acerca de la planificación y la fecha como insinuando que quiere ir a la boda.

Guión: No tienes por qué invitar a nadie del trabajo y si vas a invitar a una persona, no tienes por qué invitar a todos. Si te ves en esta situación recurre al truco del presupuesto. Si fuera por ti les invitarías, pero lamentablemente no te lo puedes permitir.

Escenario 3: No invitas a un pariente cercano porque no tenéis buena relación o simplemente no te apetece.

Guión: Esto es más difícil porque involucra a tu familia. Aunque no tengas mucha relación con esa persona específica, puede que el hecho de que la invites signifique mucho para tu madre o tu padre. En este caso, lo que tienes que hacer es hablar con tus padres y explicarles tus intenciones (sobre todo si son ellos los que pagan, lo que significaría que tienen el derecho de invitar a quién quieran).

 

 

 

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X