ESTÁS EN:

Muchas veces se organiza todo y no se piensa en los imprevistos que puedan surgir. Para ello existe una opción que en Estados Unidos es muy habitual: contratar un seguro de boda, ¿sí o no? ¡Despejamos tus dudas!

 

En nuestro país resulta desconocido y poco común el hecho de contratar un seguro de boda pero en países como Estados Unidos es una práctica bastante habitual. ¿De qué se encargan estos seguros? De ofrecer una cobertura contra pérdidas financieras en el caso de que en el día de la celebración –ya sea religiosa o civil– surjan imprevistos imposibles de controlar y que por tanto, obstaculicen el desarrollo normal del acontecimiento.

En resumen, se encargan de proteger a los novios y en consecuencia, a su boda, de cualquier problema que ocurra. Se trata de una forma de prevención que pueda cubrir cualquiera de los elementos materiales: joyería, vestido de novia, traje del novio, banquete, luna de miel, coche… Y en ese caso, se reembolsa la cantidad que los novios han invertido o recibir ayuda/atención para solucionarlo. Algunos de estos seguros incluso integran la cancelación de la boda.

Además de cubrir pérdidas en casos materiales, también pueden cubrir contratiempos por motivos de salud. En el caso de enfermedad, muerte, siniestro grave o en el caso de que la novia esté embarazada y con complicaciones médicas. Y algunos incluso por ruptura de la pareja.

Contratar un seguro de boda

Contratar un seguro de boda // Fotografía: Velvet Hush

Contratar un seguro de boda: ¿Qué tipos de seguros existen?

A continuación, vamos a explicaros todo lo relacionado con los seguros de bodas: desde las coberturas hasta la letra pequeña de los contratos. En primer lugar, podemos diferenciar dos tipos de seguros de bodas:

  • Seguro de bodas (cancelación)
  • Seguro de responsabilidad civil.

El seguro de bodas cubre los gastos no recuperables por motivo de cancelación o reorganización del evento debido a circunstancias como:

  • Fallecimiento, lesión o enfermedad grave de alguno de los novios o familiar clave, según la póliza contratada.
  • Inclumplimiento del contrato por parte de los proveedores.
  • Daños o cierre de la ubicación del local de la boda.
  • Daños en los trajes de los novios.
  • Despido laboral improcedente por parte de alguno de los novios
  • Causas generales entendiéndose como tales el resto de causas imprevisibles y fortuitas, fuera del control de cualquiera de las personas aseguradas y que no esté expresamente excluida de este contrato.

¿Basta con contratar este seguro sin incorporar el de responsabilidad civil? Sí pero, sin duda, es más que aconsejable adquirir ambos ya que este segundo permite estar cubiertos ante cualquier imprevisto que pueda surgir por parte de los organizadores, que por norma general, son los novios.

Contratar un seguro de boda

Fotografía: David Naval

Sin embargo, hay que puntualizar que no todos los seguros son iguales. Por ejemplo, el seguro de cancelación de boda de Mapfre establece que: “Por este seguro, la entidad aseguradora se compromete a devolver el dinero si la boda se cancela por motivos ajenos a la pareja. Las eventualidades que   asegura pasan por el fallecimiento accidental, accidente o enfermedad grave de una persona asegurada (especialmente los testigos), fenómenos externos como una tormenta, retención del tráfico, huelga de transportes, e incluso el   incumplimiento de un proveedor, como por ejemplo el catering. En   cambio, quedan exentos de compensación la renuncia del novio o de la novia,   la falta de medios financieros para cubrir los gastos o el estado físico, psicológico o médico de las personas aseguradas.  Se encuadra dentro de los denominados Seguros de Contingencias”, por lo cual, no existiría ese seguro de responsabilidad civil.

Contratar un seguro de boda David Naval

Contratar un seguro de boda // Fotografía: David Naval

El crecimiento de los seguros de bodas en España

Como ya hemos mencionado, adquirir estos seguros era más propio de la población estadounidense que de la española. Sin embargo, debido a las circunstancias que se comenzaron a dar el año pasado con el inicio de la pandemia, muchos novios españoles comenzaron a contratar estos seguros para solventar cualquier imprevisto.

Si bien es cierto que no todas las aseguradoras no contemplaban situaciones de pandemia, cada vez son más las que han agregado cláusulas para proteger a sus novios pero… ¡ojo! Hay que leer muy bien la letra pequeña del contrato puesto que muchas aseguradoras no permiten la cancelación de la boda pero sí el cambio de fecha.

Además, no solo afectó el año pasado la COVID-19 a los novios, también a los proveedores. Muchos de ellos no pudieron realizar sus entregar a tiempo a causa de que no disponían de los recursos suficientes e, incluso, los locales no pudieron abrir a tiempo para celebrar el gran día de los novios. Con la contratación del seguro para bodas, las parejas pudieron estar tranquilas de que su dinero no se había perdido.

ramo de la novia

Fotografía: Click 10 Fotografía

¿Con cuánto tiempo contratar un seguro de bodas? Aunque no existe un periodo estándar, lo que está claro es que este seguro se necesita formalizar antes de realizar cualquier pago del enlace. Por norma general, podréis adquirirlo desde dos años hasta 60 días antes del “sí, quiero”.

¿Y qué pasa con las tarifas? No podemos establecer un precio estándar tampoco ya que cada seguro ofrece unas coberturas y agrega cláusulas muy diferentes. De hecho, muchas veces son los propios novios los que incorporan esas opciones encareciendo el seguro, o bien, interpreta que no necesita una cobertura tan excesiva.

Fotografía cedida por Hospes Palacio de San Esteban

Fotografía cedida por Hospes Palacio de San Esteban

Contratar un seguro de boda, ¿sí o no?

Aunque muchos servicios de wedding planner ofrecen ayuda y coordinación durante el día de la celebración, lose seguros de bodas son una forma de prevenir y evitar problemas. Todo el mundo espera que el día de su boda transcurra con normalidad y absoluta tranquilidad pero, lo cierto es que el porcentaje de imprevistos que suceden durante las bodas es muy elevado. Una de las mejores formas para garantizar que todo saldrá bien, es contratando uno de estos seguros. Y vosotros, ¿vais a dejar vuestra boda en manos de la suerte?

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X