ESTÁS EN:

shares

También, otra de las preguntas que rondan por la cabeza de los futuros novios es escoger entre calidad o cantidad, porque todos sabemos que el menú en una boda es uno de los ingredientes básicos e imprescindibles para que ésta salga de 10. Entre otras cosas, los novios se deben decantar por elegir entre un montón de elaboraciones y escoger no solo lo que les guste a ellos sino también lo que le pueda gustar a los demás. Por eso hoy te traemos las claves para conseguir que hasta los paladares más exquisitos se chupen los dedos con cada plato de tu boda.

1-    Entrantes

En los entrantes no importa las diferencias entre una boda de día o de noche. Aquí encontramos el perfecto lugar para innovar, salir un poco de lo convencional, con creaciones nuevas y platos diferentes. La mejor opción es combinar platos tradicionales (porque no a todo el mundo le gusta probar cosas nuevas) y platos más arriesgados que den un soplo de aire fresco al catering de tu boda. 

A nosotras nos encanta la idea de poner corners desplegados por el salón o por el jardín porque es la mejor manera de que tus invitados puedan escoger sin ningún problema y puedan comunicarse entre ellos cómodamente. 

En cuanto a la cantidad tampoco debéis abusar, al ser un aperitivo y no la única comida, lo mejor es optar por menos proporciones. Y con respecto a la calidad aquí es el mejor momento para aprovechar de los llamados ‘productos de la tierra’ del lugar dónde realicéis la celebración. Sorprender con estos manjares, con texturas únicas y diferentes será pan comido.

2-    Bodas de día

En las bodas de día el menú puede ser más variado y con mayor cantidad ya que se tiene mayor apetito y no se produce la pesadez tan temida en las comidas nocturnas. Además, tus invitados necesitan mucha energía para lo que les queda de celebración por lo que lo mejor es decantarse por un mayor número de platos (entre dos y tres platos y después el postre).

Para la eterna duda de si es mejor carne o pescado, lo mejor es decantarse por un primer plato a base de pescado y para el segundo decantarse por la carne, de esta manera si el primero no ha convencido, vuestros invitados no se quedarán con hambre porque podrán recurrir al siguiente plato.

Estos dos platos que os mostramos a continuación, realizados por las manos expertas de los mejores profesionales de la finca Fuentepizarro son un acierto seguro para este tipo de bodas. 

El primero un suculento foulard del salmón con hortalizas y brotes de su huerta.

platos boda

Foto: Fuentepizarro

Y el segundo un delicioso solomillo de ternera con piquillos confitados, machada de patata y trufa.

comida boda

Foto: Fuentepizarro

3-    Bodas de noche

Para las bodas de noche lo mejor es escoger un solo plato principal. Nosotras nos decantamos por el pescado ya que es más fácil de digerir al ser mucho menos pesado. Como por ejemplo esta lubina con risotto de trigo y chipirones. 

menú boda

Foto: Fuentepizarro

4-    Postres

Para terminar no nos podemos olvidar del esperadísimo postre. Es el último sabor que probarán y por tanto el último recuerdo que quedará en sus mentes, por lo que no debe defraudar. Nosotras hemos escogido como broche final esta tarta de manzana asada con helado de vainilla y regaliz tan apetitosa que dejará a más de uno sin palabras.

postres boda

Foto: Fuentepizarro

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X