ESTÁS EN:

Peggy Umpleby fue la encargada de llevar a cabo el espectacular diseño del velo de Lady Di. Un velo que a día de hoy sigue inspirando a bordadoras de todo el mundo.

 

¿Recuerdas la boda de Lady Di? La princesa confió en Elizabeth Emanuel y David para el diseño de su vestido de novia, un vestido cargado de detalles que no pasó desapercibido. Diana de Gales, como todas las novias de la época, llevó velo en su gran día. Un velo que recaía en la larga cola de su vestido, cubierta de perlas. La cola del vestido de novia de Lady Di ha sido la más larga en la historia de la monarquía, y es que a su vestido no le faltaba detalle. El recargado look nupcial de la princesa requirió de las habilidades de los mejores artesanos de Gran Bretaña, entre ellos Peggy Umpleby.

¿Quién bordó el velo de Lady Di?

Conocida cariñosamente como Miss Peggy en su empresa S. Lock, ahora Hand & Lock, fue quien se encargó de bordar a mano el espectacular tul de seda de la princesa. La firma se encargaba de todas las prendas de la familia real desde el nacimiento de la empresa, allá por 1767. El encargo estuvo envuelto en el más absoluto secreto. Solo Miss Peggy conocía los detalles de la tarea. Después de llevar 35 años cosiendo para S. Lock, fue considerada la candidata más cualificada para llevar a cabo este complejo trabajo.

boda de Lady Di y Carlos de Inglaterra

“Pedí que las pequeñas lentejuelas de madreperla parecieran desperdigadas a lo largo del tul”, explica Elizabeth. “Y las lentejuelas eran casi transparentes, únicamente serían visibles los reflejos de luz, creando un efecto de polvo de hadas. Utilizamos el mismo tipo de lentejuela en el vestido, de manera que también centelleara a medida que Diana se iba acercando al altar”.

El vestido incorporaba 139 metros de tul y 10.000 microperlas. El vestido no seguía ningún patrón en especial, la bordadora trabajó sobre las telas haciendo uso de su propia intuición. “Al principio Miss Peggy trabajó en el velo por las noches en su casa hasta las 5 de la mañana antes de traerlo de nuevo en el metro”, recuerda el historiador de Hand & Lock Robert McCaffre. “Avanzaba lentamente, así que para conseguir llegar a tiempo le dijo a sus compañeras que se iría de vacaciones, pero en realidad se pasó dos semanas enteras bordando en la mesa de la cocina de su casa. Consiguió terminar el velo, enviárselo a los Emanuel y volvió al trabajo, con sus compañeras poniendo de relieve lo pálida que estaba pese a haber estado dos semanas ‘de vacaciones’”.

vestido de novia de Lady di

David y Elizabeth fueron el único apoyo de Miss Peggy: «Confiamos en que interpretaría nuestra visión a la perfección y así lo hizo”, recuerda la diseñadora a la bordadora jubilada. El resultado fue mágico. Diana estaba deslumbrante y su look nupcial pasó a la historia como uno de los trajes más épicos de todos los tiempos.

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X