ESTÁS EN:

shares

Esta pareja es un claro ejemplo de que las redes sociales son mucho más que postureo y compartir fotos bonitas. El amor puede surgir en internet y sus muchas aplicaciones.  Así fue la pedida de mano de Tarlon y Shaya, gracias a Tinder.

 

En tiempos en los que todos estamos enganchados al teléfono, también pueden surgir bonitas historias de amor. Con las redes sociales y las aplicaciones para conocer gente, las fronteras y las distancias se hacen más cortas, haciendo posible que todos estemos conectados.

Pero, la distancia no es parte de esta bonita pareja.  Esta historia de hoy es sobre la pedida de mano de Tarlon y Shaya, tras haberse conocido de una manera muy especial. La culpable, la aplicación para parejas, Tinder.

pedida de mano de Tarlon y Shaya

Cómo se conocieron

Un día, aún sin conocerse, ambos decidieron unirse a la popular red social para encontrar pareja, Tinder. Entre deslizar a la derecha y a la izquierda los diferentes perfiles, el destino quiso que Tarlon y Shaya tuviesen un match-ambos se dieron me gusta- muy especial. Automáticamente, empezaron a hablar.

Pasó una semana hasta que se decidieron a hacer planes para conocerse en persona. El lugar elegido fue un restaurante griego del vecindario, muy próximo a las casas de ambos.

La noche anterior a la cita, Tarlon no estaba muy decidida a presentarse en el restaurante y se lo comentó a una de sus mejores amigas. Cuándo le enseñó la foto de Shaya, ella no se lo podía creer. Su amiga ya conocía a Shaya y entre gritos de emoción le animó a que fuese a la cita.

pedida de mano de Tarlon y Shaya

Cómo fue la pedida de mano

Pasado un tiempo Shaya se decidió a pedir la mano en matrimonio de Tarlon, y para ello, necesitaría la ayuda de ambas familias.

Con la excusa de ir al cumpleaños de la madre de Shaya, él decició lucir sus mejores galas: una de sus camisas favoritas. Y como se trataba de una camisa de manga larga en un día de más de 32 grados centígrados, Tarlon empezó a sospechar. Inmediatamente, ella se cambió y escogió un bonito y elegante vestido negro.

 

La pareja llegó al lugar donde se celebraría el supuesto cumpleaños de la madre de Shaya, pero desafortunadamente, la familia llegaría tarde. ¿Coincidencia? No lo creo… Entonces, para matar el tiempo, él le quiso enseñar un rincón que había descubierto en la zona hacía poco.

En ese preciso momento, Tarlon intuyó de qué iba la cosa, se iba a declarar. Le cubrió los ojos y cuando se los destapó, encontró a ambas familias sujetando unas letras gigantes que decían “Marry me” (Cásate conmigo). Y ella, emocionada, no se lo podía creer.

pedida de mano de Tarlon y Shaya

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X