ESTÁS EN:

Misterio resuelto: destapamos los mitos sexuales más populares y, sobre todo, más extendidos en nuestra sociedad. 

 

¿Cuántos de ellos pensabas que eran ciertos?

amor y sexo

Fotografía: Cruz Campa

Los mitos sexuales más polémicos

 Si es buen bailarín, es bueno en la cama. FALSO. Según un estudio de la sexóloga Flic Everett, los peores bailarines son los más propensos a no hacerlo bien en la cama. ¡Pero tampoco los bailarines expertos! La mayoría de las encuestadas concluyeron que los hombres que mejor bailaban se concentraban más en actuar bien en la cama que en complacer a su pareja, y los que peor bailaban son aburridos o poco imaginativos.

Manos grandes, nariz grande… Hombre bien dotado. FALSO. Algunas creencias populares dicen que fijarse en partes del cuerpo de un hombre (como la nariz o las manos) da pistas sobre el tamaño del pene. Pero, lo cierto es que el crecimiento de unos poco tiene que ver con el de los otros. Tras diferentes investigaciones, se sigue sin hallar ningún tipo de relación al respecto.

Fotografía: Freepik

Fotografía: Freepik

Los hombres sólo piensan en sexo. FALSO. Según una encuesta, sólo la mitad de los hombres reconoce que piensan en sexo de forma diaria (una o dos veces al día). El 40% respondió que lo hacen una vez a la semana, mientras que el 10% restante tiene pensamientos sexuales una o ninguna vez al mes. Así que, ¡no hay que generalizar!

El sexo adelgaza como el deporte. ½ VERDAD. En un acto sexual, una persona puede llegar a quemar calorías, pero nunca más de 85kcal. Una cifra insuficiente para llegar a la cantidad diaria de ejercicio recomendado por la Organización Mundial de la Salud. 

Fotografía cedida por IDAWEN

La dieta mediterránea y el chocolate son afrodisiacos. VERDAD. La dieta mediterránea reúne un gran número de alimentos que de por sí influyen de manera positiva en la salud sexual. Mientras que el chocolate contiene feniletilamina, misma sustancia que el cerebro libera cuando nos enamoramos.

Tomar la píldora engorda. FALSO. Este mito se extendió durante la primera generación de píldoras, las cuales contenían altos niveles de estrógeno y, en algunos casos, aumentaban el peso de las mujeres. Pero, hoy en día, las píldoras contienen una cantidad de hormonas mucho menor y, por tanto, no engordan. Únicamente debes dar con la que más encaje con tu metabolismo.

Fotografía: Freepik

Fotografía: Freepik

Con la regla no puedes quedarte embarazada. FALSO. ¡Con esto hay que tener cuidado! Cuando estás con el periodo, existen menos posibilidades de quedarte embarazada. ¡Pero existen! Además, ya sólo por una cuestión de higiene y saludo, mejor usa preservativo.

Los hombres sienten deseo sexual a una edad más temprana que las mujeres. ½ VERDAD. Los niveles máximos de testosterona en los hombres se producen a los 18 años, mientras que el de las mujeres llega a los 20. Sin embargo, el deseo sexual no sólo depende de la testosterona, sino que también influyen otros factores, principalmente, el estado civil.

cosas que hacen las parejas felices

Fotografía: Freepik

El mejor sexo es el espontáneo. Es uno de esos mitos sexuales que nos ha inculcado el mundo del cine. En esas películas, los actores tienen relaciones totalmente espontáneas en las que, además, el lugar no importa: en unos baños públicos, en el cine, en la piscina, en el parque… Puede que alguna vez nos hayamos sentido “aburridos” porque no nos guste esta práctica o porque sea a nuestra pareja a la que no le guste. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Este tipo de sexo no está ni bien ni mal, simplemente, tiene que ir intrínseco en la personalidad de cada persona y, por supuesto, que la pareja esté de acuerdo.

Programar encuentros con tu pareja puede resultar muy satisfactorio, sobre todo, si no disponéis de una agenda con mucho tiempo. Os asegura que vuestras relaciones íntimas van a seguir acompañándoos.

Tener sexo afecta al rendimiento deportivo. Durante muchos años, los entrenadores y especialistas deportivos han exigido a sus participantes no tener sexo en el mismo día de la competición por miedo a debilitarse.

sentimientos hacia tu pareja

Fotografía: Freepik

Sin embargo, estudios recientes como el publicado en Frontiers in Physiology en 2016 muestran que tener relaciones sexuales el día antes de participar en un campeonato deportivo no afecta al rendimiento. Un mito muy influido por los roles sociales. El argumento para reforzar este mito sexual se basaba en la testosterona producida por los hombres. Sin embargo, hay que recordar que tanto el cuerpo masculino como el femenino proporcionan testosterona y estrógenos en proporciones equilibradas a cada persona.  

Entonces, ¿de dónde procede este mito? Otros estudios señalan que deben realizarse más investigaciones para obtener una respuesta clara. Por ejemplo, el editorial Does Sex Night Before Competition Decrease Performance publicado en la revista Clinical Journal of Sport Medicine en 2006 aborda que esta cuestión si bien no afecta por el rendimiento físico del deportista, sí puede hacerlo en la manera psicológica. Es decir, el sexo podría alterar el estado mental de un atleta antes de un campeonato: “Si los atletas están demasiado ansioso e inquietos la noche anterior a un evento, el sexo puede ser una distracción relajante. Si ya están relajados o, como algunos atletas, tienen poco interés en el sexo la noche anterior a una gran competición, entonces una buena noche de sueño es lo que necesitan”, concluyen los autores.

confianza en la pareja

Fotografía: Freepik

El sexo, a cuanta más edad, más aburrido. Muchas personas se preguntan cómo será la sexualidad masculina a los 50 y los mitos y los tabúes han hecho que el pensamiento generalizado sea que es aburrido. Cada etapa de nuestra vida tiene nuevos retos y nuevos descubrimientos pero, para nada, tienen por qué ser aburridos.

La copulación de Almiro. Es uno de los mitos sexuales más extendidos (y más macabros). ¿Qué cuenta esta leyenda? Según el mito, Amiro fue expulsado de los cielos y la tierra y, no queriendo refugiarse en el ultramundo, se ocultó durante mil años en unas cuevas de lo que ahora llamamos El Caribe… Almiro no conseguía pareja y nunca lograba conseguir criatura para satisfacer su intensa lujuria.

Almiro decidió buscar el animal más lento de la especie más lenta y consiguió una tortuga a la cual forzó durante 100 noches de coito repetido sin descanso ni pausa. La tortuga entonces trajo al mundo a un humano, que nació de un huevo, pero conservaba su espíritu animal.

Y ahora, ¿vas a seguir creyéndote todos los mitos sexuales que te cuentan?

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X