ESTÁS EN:

shares
Sabemos que solo querías recoger su pantalón (o cotillear), pero resulta que has acabado encontrando tu anillo de compromiso. Y ahora, ¿qué debes hacer? ¡Sigue leyendo!

 

Has encontrado el que crees que será tu anillo de compromiso… ¡con recibo incluido! Entendemos que quieres ponértelo y gritar a los cuatro vientos que te vas a casar, pero no te adelantes. Puede que tu pareja tarde días o incluso meses en dar el gran paso.

Si no quieres estropearle (y estropearte) uno de los momentos más románticos, mágicos y especiales, detente. No llames a nadie, ni digas nada. De hecho, esto es lo que debes hacer, paso a paso.

¡Toma nota!

¿Qué hacer si encuentras tu anillo de compromiso?

Resiste la tentación de contárselo a tus amigas.

Lo que acabas de descubrir es realmente emocionante, lo sabemos. Pero, te aseguramos que, si cuentas la noticia antes de vivirla, no será ni la mitad de mágica. Además, si tus amigas están involucradas, ¡les arruinarás la sorpresa! Si no quieres acabar con su ilusión (ni con la de tu futuro marido), mantén la boca cerrada.

anillo-de-compromiso-1

Giphy

Deja el anillo donde lo encontraste.

Ok, si lo has encontrado, no estaría muy bien escondido, ¡y ya le vale! Pero, solo piensa: si tuvieses una compra así escondida y, de repente, vieses que ya no está donde la dejaste, ¿cómo te sentirías? Si no quieres que tu pareja entre en pánico, deja el anillo donde lo encontraste.

No digas absolutamente nada.

Has encontrado el anillo, la pieza principal de puzle. Sin embargo, no sabes cómo, cuándo, ni dónde te lo pedirá. Así que, esa cara de sorpresa, ingenuidad e ilusión seguirá siendo la misma. ¿Un consejo? Trata de olvidar que lo has visto. Si no te volverás loca y con cada movimiento que haga, pensarás que te lo va a pedir.

Pueden pasar semanas (incluso meses) hasta que dé el gran paso. Así que, hasta entonces, no digas absolutamente nada o le partirás el corazón en mil pedazos.   

anillo de compromiso

Giphy

Y (definitivamente) NO digas nada si no te gusta el anillo.

Sé paciente y espera hasta verlo puesto en tu dedo para considerar cómo podrías cambiarlo (con una configuración diferente o agregando piedras de otros colores). Quién sabe, puede que aunque no parezca mucho en la caja, con tu dedo encaje a la perfección.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X