ESTÁS EN:

shares

Todas conocemos las típicas tradiciones nupciales: que la novia lleve algo azul, lanzar el ramo para saber cuál será la próxima boda o, la más conocida de todas, que el novio no vea a la novia antes de la boda. Pero, ¿sabes realmente de donde viene esta famosísima tradición? ¡Atenta!

 

Las bodas son ocasiones muy importantes y queremos que sean días tan perfectos y mágicos, que para ello se han ido creando diferentes creencias y tradiciones con el fin de que nada del mundo pueda estropearlas. Una de estas supersticiones tan aceptadas ya es que el novio no vea a la novia antes de la boda, pues puede dar mala suerte. Pero, la pregunta es, ¿por qué?

Esta tradición viene de una época donde los matrimonios eran arreglados, por lo que lo mejor era que el novio no conociese a la novia antes de “cerrar el trato”, ya que se podía dar la posibilidad de que no se gustasen y se echasen para atrás. ¿Habéis pensado alguna vez por qué nos ponemos velo? Pues bien, los velos se crearon en la antigüedad para disimular las imperfecciones. Cero romántico, ¿verdad?

Fotografía: vía Pinteres

Lo que sí es romántico es cómo hemos aceptado esta tradición en la actualidad. Los enamorados pueden verse antes de la boda y pasar juntos sus últimos momentos antes de convertirse en marido y mujer. Lo que nunca debe hacer la novia es dejar que el novio vea el precioso look que llevará el día de la boda. El novio no puede ver el outfit de la novia ni en fotos, ni ir con ella a las pruebas de vestido.

¿Lo mejor de cumplir esta popular tradición? Sin duda, la impresión y la sorpresa que se lleva el novio al ver a su futura mujer más preciosa que nunca en el que será el mejor día de sus vidas. Un momento mágico que recordarán por siempre.

¡Atención! A pesar de que hay multitud de supersticiones, el éxito y el futuro de vuestra relación no dependerá de si seguís al pie de la letra las tradiciones, sino de la ilusión y el amor que exista entre vosotros.

Entonces, ¿da mala suerte ver a la novia antes de la boda?

Como hemos dicho, no ver a la novia antes de llegar al altar es una tradición que casi todas las parejas siguen. Pero, ¿cómo podemos evitar que los novios se vean antes del «sí, quiero»?

Lo mejor es que os arregléis en lugares distintos, así el novio no verá el look nupcial. Pero no solo es importante que no vea el vestido, sino todo el conjunto: peinado, flores, zapatos, maquillaje… Si tú, como novia, quieres contar con la opinión de alguna persona para elegir algún elemento para la boda, lo mejor es que vayas con una persona de confianza, como tu madre, hermana o mejor amiga, pero jamás con tu pareja. Así el día de la boda, cuando te vea, la emoción será total.

Por qué este momento es tan especial

Las costumbres y las tradiciones cambian según el país. Esta tradición en concreto, como hemos dicho, no empezó siendo algo muy romántico. Se originó cuando los matrimonios se casaban por conveniencia, con fines económicos o sociales. El novio tenía prohibido ver a la novia para que ninguno de los dos se echara atrás y la boda se pudiera llevar a cabo.

Con el tiempo esto se convirtió en leyenda y poco a poco lo de ocultar a la novia se convirtió en un rito alegre y romántico. Al margen de la superstición, ahora son muchas las novias que prefieren mantenerse «ocultas» hasta el momento de la ceremonia. Así, tanto el novio como los invitados se quedan sin aliento al ver a la protagonista del día. Muchos hombres imaginan a su novia con el aspecto que tendrá el día de la boda, «¿qué vestido llevará?», «¿cómo irá peinada?» E igual pasa con las chicas, que imaginan a sus futuros esposos en el altar: «¿llevará americana o frac?» Es inevitable esbozar una sonrisa imaginando a tu pareja vestido o vestida para el gran día, ¿verdad?

Fotografía: Galería Estudio Fotográfico

Pero, si no queréis seguir a rajatabla la tradición, siempre podéis hacer un first look el día de la boda, ¿aún no sabes lo que es?

First look el día de la boda

Si no queréis saber nada de los looks nupciales de vuestra pareja antes del día «B», pero queréis que vuestra boda sea súper original y emotiva, os recomendamos seguir esta tendencia que está rompiendo con lo tradicional dentro de las bodas y que dará a vuestro enlace un toque personal.

Fotografía: Carlos Lucca

  • ¿En qué consiste el First Look en una boda?

El first look o primera mirada es una tendencia de las bodas norteamericanas que consiste en que la pareja se vea antes de la ceremonia. Normalmente, en esta situación solo están presentes la pareja, el fotógrafo y, si lo hay, el videógrafo. El first look es un momento especial entre los novios, un momento en el que los sentimientos más bonitos y sinceros salen a la luz.

En esta primera vista los novios se ven vestidos como tales por primera vez, con el vestido de novia y el traje de novio. Los novios están totalmente preparados, vestidos y justo antes de comenzar la boda se produce este instante mágico, antes de que cualquier invitado los pueda ver. Es todo un privilegio para los novios, unos minutos de máxima emoción, nervios y amor. 

Fotografía: Carlos Lucca

Es un momento súper íntimo en el que podréis hablar sobre vuestras emociones y conseguiréis una fotografías muy emotivas y conmovedoras.

¡Si además queréis entrar juntos a la ceremonia, esta será una muy buena idea! Y si queréis conocer más sobre el first look, haced click y leed nuestro artículo.

¿Seguiréis con la tradición de no ver a la novia el día de la boda? ¿Le daréis un toque original añadiendo a vuestro gran día un First Look? ¿O no seguiréis ninguna costumbre y estaréis juntos durante las horas previas al enlace? ¡Os leemos!

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X