ESTÁS EN:

shares

Llevamos 17 días de confinamiento y las cosas en casa también han cambiado.

 

La realidad es que siempre intentamos ayudar en las tareas del hogar pero, por nuestra vida laboral o social, muchas veces hemos descuidado nuestro ámbito de bienestar. Por eso, hemos acordado en estos días una serie de tareas para repartirnos el trabajo con el objetivo de que estas tareas se mantengan después de la cuarentena.

Fuente: Pinterest

Yo teletrabajo hasta las dos de la tarde por lo que por las mañanas no puedo hacer mucho. Eso sí, antes de arrancar con el teclado, dejo hecha mi cama y recogida la habitación. Mi padre tiene un trabajo esencial por lo que tampoco llega a casa hasta las dos y media del medio día. Entonces, ¿cómo nos hemos repartido las tareas?

El hogar. Las labores como pasar la aspiradora, limpiar el polvo, recoger la cocina, fregar los baños… las dividimos entre mi hermana, mi madre y yo ya que somos las que mayor disponibilidad tenemos para hacerlo. La norma base de esta casa es que, la última persona que se ducha es la que tiene que hacer el baño.

Comidas y cenas. Mi hermana y yo actuamos de pinches mientras que son mi padre y mi madre los chefs que preparan las comidas. Nosotras actuamos de protagonistas a la hora de hacer el postre de la semana.

La compra. Como mi padre tiene que ir todos los días a trabajar, él es el encargado de realizar también la compra ya que también se la tiene que hacer a mi abuela porque trabaja en el barrio en el que ella vive. Una vez entra la compra en casa, todos nos disponemos a desinfectar los envases para evitar posibles contagios.

Tirar la basura. Habitualmente mi hermana y yo nos intercalamos esta tarea fundamentalmente por cuestiones de tiempo: si el cubo está lleno por la mañana, la baja mi hermana. Si lo está por la tarde, cuando mi hermana está siguiendo sus fieles director de Instagram para hacer deporte, la bajo yo.

Además de mantener el equilibrio para que todos podamos tener una responsabilidad con la casa, es una manera muy limpia de despejar nuestra mente.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X